Aumentan consultas por intoxicación con productos de limpieza en EU, ¿sabes cuáles NO se deben mezclar? | Newsweek México


Aumentan consultas por intoxicación con productos de limpieza en EU, ¿sabes cuáles NO se deben mezclar?



El número de consultas por intoxicaciones con productos de limpieza y desinfectantes, en particular lejía y alcoholes en gel, aumentó un 20 % en Estados Unidos, informaron este lunes los Centros de Control de Enfermedades (CDC).

Los centros de control de intoxicaciones recibieron 45,550 llamados en el primer trimestre del año, contra los 37,822  recibidos en el mismo período de 2019.

Te interesa: ¿Por qué el jabón es tan efectivo para detener la propagación del coronavirus?

El aumento está sin duda relacionado con la pandemia de COVID-19, indican los autores del informe, que no hacen referencia a fallecidos.

En detalle, hubo el doble de consultas por inhalación de productos desinfectantes, y cerca del 40 % de ellas por casos de niños menores de cinco años.

 ¿QUÉ PRODUCTOS NO DEBEMOS COMBINAR?

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) combinar cloro, vinagre, agua oxigenada y alcohol puede provocar sustancias que afectan  nuestra salud, ya que muchos de estos productos no son compatibles.

El cloro en su estado natural es un gas, y comprimido se vuelve líquido; para que pueda disolverse en agua se utiliza una solución alcalina con hidróxido de sodio o sosa y se forma el hipoclorito de sodio.

Carlos Antonio Rius Alonso, académico de la Facultad de Química, explica que para uso casero, “el hipoclorito de sodio está al 5 %, y si se mezcla con algún ácido como limón, vinagre o productos de limpieza que contengan ácido clorhídrico, se neutraliza la sosa que contiene y genera cloro gaseoso, que es altamente tóxico”.

También lee: El largo camino de la rehabilitación de los sobrevivientes de COVID-19

Como el cloro es altamente oxidante puede provocar quemaduras graves, paros respiratorios, además afecta las mucosas de la nariz, boca y pulmón.

Cloro + alcohol = cloroformo, que es un compuesto químico que detiene el diafragma, principal músculo encargado de la respiración.

Limpiadores con amoniaco + cloro = grandes cantidades de cloraminas, que además de ser muy tóxicas pueden producir problemas pulmonares y daño al hígado. 

Agua oxigenada + cloro = cloratos o percloratos, que se utilizan en los explosivos: 

“Si se combinan se formarán cloratos y por la reacción exotérmica, que genera calor, podría haber una explosión”, explicó Rius Alonso.

Agua oxigenada + vinagre = sustancia explosiva, pues se oxida el ácido acético y se obtiene ácido peracético, utilizado en reacciones de polimerización, y debe ser manejado con mucho cuidado.

Con información de AFP

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.