Estudiantes que desayunan se desempeñan mejor en exámenes


Estudiantes que desayunan se desempeñan mejor en pruebas estandarizada

estudiantes-desayunan-desempenan-examenes


Un estudio británico halló que el desempeño en una serie de pruebas estandarizadas fue menor en los estudiantes que omiten el desayuno que en los adolescentes habituados a consumir el primer alimento del día.

El estudio, publicado el miércoles 20 de noviembre en la revista Frontiers in Public Health, corrió a cargo de un equipo de investigadores de la Universidad de Leeds, quienes decidieron determinar si había una correlación mensurable entre “la regularidad del desayuno y el rendimiento académico”.

El estudio definió “rendimiento académico” como la calificación obtenida en el Certificado General de Educación Secundaria (GCSE, por sus siglas en inglés), una batería de pruebas estandarizadas que los estudiantes británicos deben aprobar para proseguir sus estudios en una universidad. Dichos exámenes suelen iniciar hacia los 16 años, la misma edad en que los estudiantes estadounidenses estarían cursando el décimo y undécimo grados.

Lee más: Un desayuno fuerte puede ser la clave para bajar de peso

Los investigadores definieron el término “desayuno” como cualquier tipo de alimento o bebida que el estudiante hubiera consumido antes de las 10 a.m. en un día de escuela, a condición de que proporcionara 5 por ciento o más del gasto energético total de ese día (GET).

Para la investigación, los científicos reclutaron 294 estudiantes de entre 16 y 18 años de edad (de ellos, alrededor de tres cuartas partes eran mujeres). Los voluntarios escribieron un diario de alimentos a lo largo de una semana, y también respondieron a un cuestionario en el que asentaron sus calificaciones GCSE para las asignaturas de inglés y matemáticas.

El análisis de la información proporcionada demostró que los estudiantes no habituados a desayunar en días de escuela alcanzaron calificaciones GCSE más bajas que los jóvenes que desayunaban con regularidad. Esta correlación fue constante en toda la población de estudio, no obstantes el género, el grupo étnico, la edad, el índice de masa corporal estandarizado, y la condición socioeconómica.

Te puede interesar: Una dieta de papas fritas y pan blanco causa ceguera en adolescente

Los investigadores concluyeron: “Nuestro estudio transversal demuestra que el hábito de desayunar en días de escuela se correlaciona de manera significativa con el desempeño GCSE de los adolescentes”.

La Dra. Katie Adolphus, investigadora nutricional en la Facultad de Psicología de la Universidad de Leeds y autora principal del estudio, comentó para el periódico británico The Telegraph que los hallazgos de su equipo refuerzan la correlación entre la mala nutrición y el rendimiento académico.

“La investigación sugiere que los estudiantes de secundaria quedan en desventaja si no reciben una comida matutina para nutrir sus cerebros al iniciar el día escolar”, dijo Adolphus. “El Reino Unido enfrenta un problema creciente de escasez alimentaria, y se calcula que hasta medio millón de niños llegan tan hambrientos a la escuela que no pueden aprender. Ya antes habíamos demostrado que el desayuno impacta positivamente en la cognición infantil”.

Entérate: ¿Mejoras en el ánimo o problemas psicológicos? El debate sobre las microdosis del LSD que aún está vigente

Los estudiantes estadounidenses obtienen alimentos gratuitos como parte del Programa Nacional de Almuerzos Escolares, el cual, según su sitio Web, es el segundo programa de asistencia alimentaria más importante del Estados Unidos (solo superado por el Programa Asistencial de Nutrición Suplementaria o SNAP, por sus siglas en inglés). A decir de la organización Food Research and Action Center, durante el ciclo escolar 2017-2018, dicho programa atendió a 22 millones de estudiantes de bajos ingresos en 96,000 escuelas.

Pese a ello, algunos estudiantes estadounidenses tienen problemas para recibir alimento en días de escuela. Este año, numerosos distritos escolares de todo el país fueron criticados por implementar “deudas de almuerzo” y ofrecer “comidas alternativas” insalubres a los niños cuyas familias no podían saldar esa cuenta. En octubre de 2019, el gobernador de California se vio obligado a intervenir para poner fin a esta práctica en el estado más populoso de la nación.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.