El ayuno intermitente y sus múltiples beneficios | Newsweek México


El ayuno intermitente y sus múltiples beneficios



Se le llama ayuno intermitente a la acción de suspender el consumo de alimentos durante 12, 14, 16 o 18 horas y comer en las horas restantes del día. Este modo de alimentación o estilo de vida fue descubierto hace siglos, pero nuestros antepasados lo llevaban a cabo sin tomarlo en cuenta.

El problema de hoy en día es que tenemos alimentos disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana, y nunca dejamos descansar nuestro organismo ni nuestras hormonas.

Regresemos a nuestras raíces y practiquemos la alimentación sagrada no solo como un acto más del día.

También lee: Por qué saltarnos el desayuno podría ayudarnos a perder peso y seguir sanos

BENEFICIOS

—Ayuda a regenerar el intestino (especialmente a aquellas personas que sufren de reflujo, gastritis, colitis, etcétera).

—Disminuye tu porcentaje de grasa.

—Previene el envejecimiento prematuro, ya que aumenta la hormona del crecimiento.

—Disminuye la resistencia a la insulina.

—Mejora la digestión al dejar descansar tu tracto gastrointestinal.

—Reduce los niveles de triglicéridos y, además, disminuye la inflamación.

—Disminuye los radicales libres.

—Estimula la autofagia (regeneración celular).

—Te sentirás con mayor energía.

—Mejora el sueño.

—Ayuda al control de enfermedades autoinmunes.

 

¿QUÉ CONSUMIR DURANTE EL AYUNO?

—Agua natural.

—Agua mineral.

—Café sin endulzar (¡con nada!).

—Té de hierbas-

Te interesa: “Biohacks” para principiantes: Meditación, ayunos intermitentes, terapia de frío y más

¿CÓMO ROMPER EL AYUNO?

Es muy importante que no rompas el ayuno con una comida llena de azúcar o grasas malas, ya que todos los beneficios que obtuviste durante el periodo de abstención serían en vano.

Estas son unas buenas opciones:

—Caldo de hueso.

—Jugo verde.

—Comida con proteína vegetal o animal más grasa buena.

 

¿POR QUÉ NO USAR EDULCORANTES ARTIFICIALES?

Durante el ayuno no debe de haber ningún estímulo de la digestión (hormonas, enzimas, jugos gástricos, etcétera).

Al endulzar tu café con stevia, splenda, monkfruit o similares estarías estimulando desde la digestión hasta las hormonas, aunque no tengan calorías.

El chiste del ayuno es bajar la insulina para que puedas tomar la energía de tus reservas de glucógeno en hígado y músculo y, posteriormente, de la grasa acumulada.

Ojo, esta norma aplica también para los chicles sin azúcar.

Yo te recomiendo implementar esta práctica en tu estilo de vida de tres a cuatro días por semana. ¡Notarás la diferencia en pocas semanas!

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.