No necesitamos más violencia ni odio, sino amor: Tefy Ortiz


No necesitamos más violencia ni odio, sino amor: Tefy Ortiz

tefy-ortiz-violencia-odio-amor


La activista y youtuber mexicana dice que la lucha por espacios y derechos no debe sufrirse, sino disfrutarse y que no se requiere de más peleas ni violencia.

 

EN 2010, al llegar a la capital, observó que parejas de hombres gays y de mujeres lesbianas iban juntas de la mano, lo mismo en la calle que en el metrobús. Nadie los volteaba a ver, pues “cada quien estaba en su rollo”. A Tefy Ortiz le impactó observar la diversidad presente en Ciudad de México dado que, en Monterrey, donde nació, “sí se te quedan viendo con cara de qué pinche raro, qué freak eres, sí se siente la discriminación y el rechazo con las puras miradas”.

Una cosa es lidiar con el entorno social y, otra, el camino interno que se recorre para definir tu orientación sexual. En su caso, “ha sido difícil, todo un caminito”. 

Al descubrir su orientación, se tardó “un buen rato” en asimilarlo. Tenía 12 años cuando se dio cuenta de que poseía algo más allá de una amistad con su mejor amiga. Le dejó de hablar y también al “grupito” donde había una chica lesbiana; “me entró la homofobia internalizada, y me alejé”.

Pero dialogaba con ella misma mentalmente: “Esto nunca se va a ir, esto es bonito, esto es cariño, esto no es malo”. 

Poco a poco fue conociendo a más gente que estaba afuera del clóset y supo que no era la única. “No hay nada roto o malo en mí”, se dijo al fin, aceptando su orientación. “Y salí del clóset”.

Lee: Los 41 en pie de lucha

Actualmente, la joven youtuber que desde su videoblog, Sedúceme, mujer, visibiliza a la comunidad lésbica, anda “en un rollo de identidad”. 

Dice que le gusta mucho el tema “de lo no binario: donde no tienes que ser hombre ni mujer y simplemente tienes que ser tú; al final no importa qué ni cómo ni dónde ni cuándo, solo tienes que ser tú”.

Nos comparte que está en un proceso para ver si se hace una mastectomía, “pues no quiero ser hombre ni quiero ser mujer, pero sé que no quiero tener bubis; batallé para llegar a esto porque es tanta la presión que traes de cultura, de familia, de cómo deben ser las cosas… me detenía mucho por el qué dirán, porque tenía que explicarlo, pero si estoy a gusto, qué más da”.

Por fortuna, dice que en la actualidad las cosas en México están mucho mejor a como estaban hace tiempo, pero considera que aún hay muchos tabúes. “Pese a que la gente adulta tiene muchos prejuicios y rollos acerca del tema, hay muchas organizaciones, activistas en todos los nichos, en donde puede haber acompañamiento”.

Piensa que internet es un arma de doble filo, pero reconoce que si sabes cómo ocuparlo es ahí donde “se puede encontrar gran información, gran acompañamiento, grupos en Facebook, organizaciones como Yaak, como It Gets Better, que pueden apoyarte, orientarte y apapacharte cuando no tienes esa aceptación de tu red de apoyo más cercana”.

Te puede interesar: Glosario: ¿Qué significan las siglas LGBTTTIQA?

—¿Qué tendría que reivindicar el movimiento del orgullo LGBT en México?

—Sensibilizar a la gente, creo que la humanidad se ha perdido en general, como la empatía, se ha perdido en general, no nada más hablo del tema LGBT. Hay que informar a la gente, seguir presionando; lo puedes hacer con orgullo, con un festejo, pero esto es una lucha constante, de seguir luchando, presionando, ocupando espacios.

Y agrega: “La lucha por espacios, por derechos, no tienes que sufrirla, puedes disfrutarla; no necesitas pelear ni ser violento, puedes hacerlo desde el amor. Este movimiento es fuerte, agresivo, pero desde el amor abre espacios. Ya no necesitamos más violencia, más odio, sino amor, amor, amor. Todo lo que veas desde el amor siempre va a salir bien”.  

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.