¿Cómo empezamos a cavar con herramientas en busca de alimentos?


¿Cómo empezamos a cavar con herramientas en busca de alimentos? Los chimpancés arrojan pistas

cavar-herramientas-alimentos-chimpances


Un grupo de científicos observó cómo un grupo de chimpancés en cautiverio averiguó cómo utilizar herramientas para desenterrar alimentos enterrados, de acuerdo con una investigación publicada en la revista de acceso libre PLOS ONE.

Alguna vez se pensó que este tipo de uso de herramientas era exclusivo de los seres humanos y de nuestros ancestros homínidos. Sin embargo, estudios recientes sobre chimpancés y monos capuchinos barbados salvajes, indican que estos animales pueden utilizar herramientas para desenterrar alimentos que están bajo tierra, como raíces de plantas, bulbos y tubérculos, conocidos técnicamente como órganos reservantes u órganos de almacenamiento subterráneo (OAS).

A pesar de esta reciente investigación, existen pocas observaciones directas de chimpancés que utilicen herramientas para desenterrar alimentos en un entorno silvestre.

“Hace varios años, durante mi investigación de licenciatura en Tanzania, descubrí que los chimpancés utilizaban herramientas para extraer órganos de almacenamiento subterráneo”, declaró a Newsweek Adriana Hernández-Aguilar, de la Universidad de Oslo y autora principal del estudio. “Esta fue la primera vez que se informaba sobre el uso de este tipo de herramientas por parte de los chimpancés, y hasta entonces, se consideraba que esa conducta era exclusiva de los seres humanos”.

“Sin embargo, los chimpancés no estaban habituados a ser observados por los seres humanos, por lo que nunca los vimos excavando”, dijo. “Basamos nuestro descubrimiento en pruebas indirectas como agujeros, OAS parcialmente mordidos, fragmentos, huellas de nudillos, etcétera. Más tarde, se informó sobre una actividad semejante en otro sitio en Senegal, pero también en este caso, los chimpancés no pudieron ser observados porque no están acostumbrados a las personas”.

Lee: Las abejas pueden realizar operaciones básicas de matemáticas, según estudio

La extracción de este tipo de alimentos de la tierra se considera un elemento muy importante en la evolución humana, de acuerdo con Hernández-Aguilar.

“Esta conducta forma parte de un debate sobre los alimentos que nuestros ancestros consumieron para desarrollar la característica del cerebro de gran tamaño de los seres humanos”, dijo. “¿Fue la carne de los animales cazados y/o de los restos de animales encontrados, o se trató de raíces y tubérculos? Muchas sociedades de cazadores-recolectores de la actualidad basan su alimentación en las raíces y tubérculos que las mujeres recogen, debido a que la caza es impredecible”.

“Así, la excavación de raíces y tubérculos se considera importante para nuestra evolución, y dado que los chimpancés, junto con los bonobos, son nuestros parientes más cercanos, el estudio de su forma de desenterrar esos recursos puede proporcionarnos datos que nos ayuden a comprender cómo nuestros ancestros homínidos pudieron haberlo hecho”.

Te puede interesar: Los osos malayos imitan las expresiones de su manada, conducta que solo se había descubierto en humanos y gorilas

Debido a que los investigadores no pudieron observar a los chimpancés excavando en su hábitat, Hernández-Aguilar y su equipo decidieron estudiar una colonia de chimpancés de 10 miembros en el Zoológico de Kristiansand, ubicado a poco menos de 321 km al sureste de Oslo, la capital de Noruega, para entender mejor cómo se desarrolló esta conducta.

“En primer lugar, queríamos saber si excavarían y, en segundo, cómo lo harían, es decir, que técnicas utilizarían”, dijo.

De acuerdo con el artículo, ninguno de los chimpancés de la colonia había sido observado previamente ejerciendo una conducta de excavación. El equipo dio a los simios la oportunidad de desenterrar alimentos que habían sido colocados artificialmente bajo tierra en su recinto naturalmente arbolado.

Específicamente, los investigadores cavaron cinco pequeños agujeros y colocaron una fruta completa en cada uno, asegurándose de que los chimpancés pudieran ver el alimento antes de cubrirlo. En el primer experimento, dieron a los simios herramientas preparadas, construidas con palos y corteza de árbol, mientras que en el segundo, no les proporcionaron ninguna herramienta. En ningún momento se dio a los chimpancés ninguna guía o demostración.

El equipo descubrió que los chimpancés utilizaron espontáneamente las herramientas para excavar y desenterrar los alimentos enterrados. En el primer experimento, nueve de los 10 chimpancés lograron desenterrar la fruta enterrada al menos una vez, y ocho de ellos decidieron utilizar las herramientas preparadas en lugar de sus propias manos. En el segundo experimento, los chimpancés recolectaron sus propias herramientas del entorno.

El equipo observó a los chimpancés utilizar seis diferentes conductas de uso de herramientas para desenterrar la fruta, lo cual es intrigante. Dichas conductas se describieron como sondear, perforar, cavar, golpear, ampliar y palear.

“Los chimpancés se mostraron selectivos en su elección de las herramientas que les proporcionamos, y prefirieron usar herramientas más largas para excavar”, escribieron los autores en su estudio. “También obtuvieron sus propias herramientas principalmente de la vegetación natural, y las transportaron hacia el sitio de excavación. Los simios reutilizaron algunas herramientas durante todo el estudio”.

Además, los autores observaron que los chimpancés tomaban turnos para excavar un agujero, e incluso compartieron la fruta una vez que había sido desenterrada. Debe observarse que estos resultados podrían no ser necesariamente aplicables a las poblaciones silvestres, y que los chimpancés excavaron más frecuentemente con sus manos que usando herramientas.

No obstante, los hallazgos podrían tener varias implicaciones para nuestra comprensión de la evolución de tales conductas en los seres humanos. Si bien los chimpancés modernos no son modelos perfectos para estudiar la conducta de los antiguos homínidos, los investigadores señalan que nuestros ancestros pudieron haber averiguado cómo utilizar herramientas simples para desenterrar alimentos enterrados en una forma similar a la de estos chimpancés.

También lee: Dos gorilas rescatadas “posan” para una foto con sus protectores en Congo

“Desde el descubrimiento de Jane Goodall, realizado hace casi 60 años, sabemos que los chimpancés utilizan herramientas”, dijo Hernández-Aguilar. “Los chimpancés muestran una impresionante diversidad de usos de herramientas en distintos contextos. Rompen nueces con herramientas de piedra, extraen miel, pescan termitas y algas, utilizan esponjas de hojas para limpiarse, o como ‘símbolos’ para comunicarse con otros chimpancés, por mencionar solo algunos ejemplos. Sin embargo, el uso de herramientas para extraer raíces y tubérculos solo se ha encontrado en dos sitios de estudio, como mencioné anteriormente”.

“El hecho de que los chimpancés de nuestro experimento mostraran seis diferentes conductas en el contexto de la extracción de alimentos bajo tierra, sugiere que la extracción de raíces y tubérculos en su entorno es una conducta compleja”, afirmó. “Esto se suma al creciente número de pruebas que demuestran que los seres humanos no somos los únicos animales que ejercen un uso complejo de las herramientas. De esta manera, podemos considerar al uso de herramientas por parte de los seres humanos como un proceso continuo de algo que ya existe en otros animales, y no como algo totalmente exclusivo de los seres humanos y separado del resto del reino animal”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.