¿Salud para todos? | Newsweek México


¿Salud para todos?



*Pone a temblar a médicos y al propio instituto le hereden el Seguro Popular, que ya le habían endosado a gobiernos estatales

*Usuarios del IMSS e ISSSTE también se inscriben en el Seguro Popular, afectando el presupuesto destinado para quienes no tienen servicio alguno y quebrantando el factor de equidad social. Así no hay recursos que alcancen: José Alfredo Ceniceros, presidente del Colegio de Médicos de Chihuahua

Si una persona acude a consulta de primer nivel, esto es, con un médico familiar en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tendría que desembolsar 783 pesos, de acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), relativo a los “Costos Unitarios por Nivel de Atención Médica”, actualizados al presente año para quienes no son derechohabientes del instituto.

Si en cambio, el paciente acudiera a cualquiera de los consultorios de Farmacias Similares le cobrarían 45 pesos en horario y días normales; si la consulta es nocturna o en días inhábiles, el precio es de 55 pesos.

Mientras que el corporativo Christus Muguerza cuenta con un sistema de descuento en consultorios fuera del área hospitalaria y que se localizan en centros comerciales, donde la persona paga 150 pesos por la atención.

A través de un sondeo, se estableció también que los médicos particulares cobran entre 300 y 600 pesos si es consulta a domicilio.

En tanto que en Star Médica Chihuahua, un médico general cobra 700 pesos la consulta, mientras que la consulta en medicina familiar del Hospital Ángeles tiene un precio de 800 pesos.

Lo anterior, basándose solamente en la cita de primer nivel, es decir, el acercamiento inicial que un paciente tiene con la unidad médica para recibir atención, por lo que estas cifras no consideran los costos de medicamentos, estudios de gabinete y/o especializados así como todo lo que implica el seguimiento clínico.

De hecho, en el listado del IMSS se advierten incrementos promedio que van desde 50 hasta 100 pesos respecto de los costos fijados el año pasado, asimismo destacan algunos rubros en atención de segundo y tercer nivel cuyas variaciones llegan a los 2 mil pesos como en “Día Paciente Terapia Intensiva” que pasó de 35 mil 400 pesos a 37 mil 410 pesos. Aunque algunos segmentos, prácticamente no mostraron variaciones.

No obstante de la publicación dada a conocer el viernes 22 de marzo pasado, tres días después el presidente Andrés Manuel López Obrador dio marcha atrás.

Subrayó que el IMSS no cobraría a aquellos que no estén afiliados para garantizar la cobertura y gratuidad de un servicio básico para la población, y por lo tanto, resurgió el planteamiento que expuso antes de tomar el poder, sobre desaparecer el Seguro Popular y que esa labor la absorbería el Instituto.

La delegación en Chihuahua del IMSS, a cargo de Norberto Miguel Ramírez, dio a conocer a través de su unidad de Comunicación Social, que aún no han sido notificados del funcionamiento de esa determinación.

Para el Colegio de Médicos de Chihuahua, brindar servicio médico gratuito a todos los mexicanos que no cuenten con seguridad social y dar marcha atrás a la publicación del IMSS sobre los costos actualizados de los servicios para quienes no son derechohabientes, podría llevar al colapso del sistema de salud en el país.

Más incertidumbre que rechazo priva sobre las nuevas disposiciones federales, advirtió el presidente del Colegio, Dr. José Alfredo Ceniceros Valenzuela, al señalar que la aplicación de un mecanismo incorrecto terminaría por paralizar la atención a nivel nacional.

Seguro Popular empezó bien…

“Estamos a la expectativa de la metodología con que la Secretaría de Salud haría posible la atención a la población abierta, hay alternativas efectivas que pudieran implementarse desde el gobierno federal y beneficiarían tanto en efectividad de la atención como en apoyo y profesionalización de médicos”, destacó el presidente del Colegio de Médicos de Chihuahua.

Ceniceros Valenzuela explicó que en 2004, cuando se presentaron las primeras propuestas de lo que fue el Seguro Popular, la base de la atención era pagar a los médicos la atención como un servicio externo.

“Por ejemplo, un odontólogo que tuviera un consultorio establecido atendería a los pacientes de población abierta y recibiría el pago por sus servicios, así se utilizaría la infraestructura del consultorio, el paciente tendría un servicio de calidad y el médico, el pago por sus servicios”.

Sin embargo, la propuesta que en su momento hizo Julio Frenk, se fue modificando hasta establecer que los gobiernos estatales se hicieran cargo del Seguro Popular y por tanto, del presupuesto destinado para esta causa.

El resultado –puntualiza el presidente del Colegio de Médicos—, fue la saturación de hospitales y clínicas públicas.

INFORMACIÓN COMPLETA EN REVISTA #5

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.