Demandan a la Patrulla Fronteriza de EU por la detención de dos mujeres que hablaban español


Demandan a la Patrulla Fronteriza de EU por la detención de dos mujeres que hablaban español en una gasolinería



La American Civil Liberties Union presentó una demanda contra la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) por detener a dos ciudadanas estadounidenses en Montana porque hablaban español.

La organización anunció la demanda contra la agencia federal en un comunicado de prensa emitido el jueves en el que criticó a la administración del presidente Donald Trump por promover opiniones antiinmigrantes.

Las ciudadanas estadounidenses Ana Suda y Martha “Mimi” Hernández hablaban español en una tienda de conveniencia local en Havre, Montana, cuando un agente de la CBP les preguntó dónde habían nacido, según el comunicado de prensa. Las mujeres respondieron que en California y Texas, pero el agente solicitó sus licencias de conducir y los detuvo en su patrulla.

Patrulla Fronteriza detiene a dos ciudadanas estadounidenses por hablar español en una gasolinera

Vox informó sobre la detención en mayo, después del incidente. El medio dijo que las mujeres estuvieron detenidas durante 30 a 40 minutos.

“La razón por la que le pedí su identificación es porque vine aquí y vi que están hablando en español, lo cual es muy raro aquí”, dijo el agente en un video grabado por Suda.

La ACLU dijo que las acciones del agente violaron los derechos constitucionales de Suda y Hernández. “Al igual que no puede ser detenida en su automóvil sin una buena razón, la CBP debe tener ‘sospechas razonables’ para una breve parada de investigación y una ‘causa probable’ para un arresto más prolongado. El agente que detuvo a Ana y Mimi no tenía razón legalmente legítima para hacerlo “, detalla el comunicado de prensa.

La organización señaló el fallo de 2006 en United States v. Manzo Jurado, en el cual el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito dictaminó que “la aparición de individuos como un equipo de trabajo hispano, la incapacidad para hablar inglés, la proximidad a la frontera y el comportamiento no sospechoso” no constituyen sospecha razonable para hacer una parada de investigación.

“La CBP no puede comentar sobre los litigios pendientes”, dijo a Newsweek el subdirector interino de Medios, Carlos Díaz.

El caso anunciado el jueves es la última acción legal iniciada por la ACLU y sus capítulos estatales contra la CBP. En mayo, la ACLU de Maine demandó a la CBP y al Departamento de Seguridad Nacional por no proporcionar registros sobre las consultas de las fuerzas del orden público sobre el estado de ciudadanía de los pasajeros de autobuses.

La organización ha criticado a Greyhound por permitir que los agentes de CBP aborden los autobuses y arresten a los pasajeros.

Aunque la Cuarta Enmienda protege contra detenciones arbitrarias, los agentes de la Patrulla Fronteriza tienen una amplia jurisdicción legal para cuestionar el estatus migratorio de las personas dentro de las 160 kilómetros de una frontera. Sin embargo, a los agentes todavía se les prohíbe detener a los conductores sin una “sospecha razonable” de violaciones de la inmigración o delitos.


Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.