La Marina de EE.UU. le propone al gobierno de Trump hacer una demostración de fuerza ante China


La Marina de EE. UU. le propone al gobierno de Trump hacer una demostración de fuerza ante China

marina-fuerza-china


La creciente tensión entre Estados Unidos y China no es únicamente comercial. Luego de que se difundieron imágenes de un incidente de riesgo entre buques de ambos países en el Mar de China Meridional, funcionarios de defensa estadounidense contaron a CNN que la Marina propuso una demostración de fuerza ante la potencia asiática.

De acuerdo con la información del medio, la propuesta de la Flota del Pacífico de la Marina de los Estados Unidos pretende, además,demostrar que el país está preparado para disuadir y contrarrestar sus acciones militares.

El plan es que barcos de vela y aeronaves operen cerca de las aguas territoriales de China en el Mar de China Meridional y el Estrecho de Taiwán, para demostrar el derecho de libre paso en aguas internacionales.

Sin embargo, los oficiales de defensa dijeron a CNN que no tienen intención de entrar en combate con el país asiático.

Este miércoles, la Marina estadounidense reportó un encuentro “inseguro y poco profesional” en el que un buque de guerra chino navegó a 41 metros de un destructor de Estados Unidos mientras pasaba por las áreas reclamadas por los chinos en el Mar de China Meridional, lo que obligó a la embarcación norteamericana a realizar una acción evasiva.

“Puede reflejar en parte las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China. Pero también parece reflejar una creciente disposición por parte de Beijing de probar a los estadounidenses en el Mar de China Meridional”,  dijo a la AFP Timothy Heath, analista de investigación de defensa internacional de la RAND Corporation.

El gobierno chino acusó que esa operación de “libertad de navegación” de Estados Unidos amenazaba la soberanía y seguridad de China y dañaba las relaciones militares entre las dos potencias.

Los militares estadounidenses y chinos acordaron en 2014 un código de conducta para encuentros no planificados en el mar, con el objetivo de ayudar a las dos marinas a evitar contratiempos. No obstante, no está claro si la maniobra del domingo se produjo a petición de Pekín o si fue iniciada por decisión del capitán del barco chino.

Los intercambios militares entre los dos países, incluidas las llamadas a puertos, se suspendieron temporalmente luego de una colisión en el aire entre un avión espía EP-3 de Estados Unidos y un caza chino en 2001 frente a la costa sur de China, lo que provocó una gran tensión diplomática, señaló la AFP.

La guerra comercial de Trump ha enfurecido a Pekín, al igual que su autorización de una venta de armas por 1,300 millones de dólares a Taiwán, territorio al que China considera una provincia rebelde.

La semana pasada, Washington promulgó nuevos aranceles contra importaciones provenientes de China que abarcan a otros 200,000 millones de dólares.

Y además la administración Trump ha impuesto sanciones a China por su reciente compra a Rusia de aviones de combate Sukhoi Su-35 y sistemas de misiles tierra-aire S-400.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.