Now Reading:
Mantiene Epccor deuda con empresarios foráneos
Full Article 4 minutes read

Mantiene Epccor deuda con empresarios foráneos

La empresa de la familia Gutiérrez Sainz, Eppcor, mantiene adeudos con empresarios foráneos por la construcción de la nueva sede del Hospital Hidalgo.

Con las constructoras locales que subcontrató para la edificación, Eppcor también tardó meses en liquidar el costo por los servicios administrados, asunto que derivó en la amenaza de iniciar un proceso legal en su contra, sin embargo, la empresa comenzó a liquidar los adeudos locales y no se presentó ninguna denuncia.

Pero sus cuentas por pagar están aún vigentes, a la empresa Especialidades Arquitectónica Viprosa S.A. de C.V., registrada en el Estado de México, Eppcor le debe -desde hace un año- 1 millón 160 mil pesos, lo que ha afectado el capital contable de la empresa.

“Han estado dando largas y largas, la última vez que hablé fue en semana santa y quedaron de que regresando de semana santa nos recibían, pero nos siguen dando largas”, dice Mauro Fernández, integrante de Especialidades Arquitectónica Viprosa.

Esa empresa se encargó de instalar los pasamanos, cortinas antibacterianas, rieles porta venoclisis y protecciones contra impacto de camilla en el nuevo Hospital Hidalgo, una obra cuya edificación costó más de 900 millones de pesos.

“Está todo el papeleo con los abogados, pero no queremos en una cuestión mercantil legal porque nos va a llevar dos años, y este dinero es parte del capital de trabajo de las empresas, nos pega durísimo en nuestro patrimonio, tenemos más de un año con la deuda. Hasta ahora ninguno ha metido una demanda como tal, siempre se ha intentado cobrar con cartas extra judiciales”.

Mauro Fernández mantuvo contacto con la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones (Sicom) del Gobierno estatal, y aunque asegura que se mostraron dispuestos, no pudieron solucionar el tema del adeudo.

“Con ellos la última vez que hablamos fue el año pasado, estuvimos reunidos en conjunto y nos ayudaron a acercarnos al representante legal de Epccor. La dependencia se ha portado amable y dispuesta con nosotros, pero finalmente no pueden ellos concretarnos el pago”.

Además de que Eppcor les debe a ambas empresas, Especialidades Arquitectónica Viprosa tiene en común con Grupo Yanmar haber trabajado con Epccor en las construcciones de sedes del Teletón a lo largo del país.

A Grupo Yanmar, Epccor le debe 1 millón 700 mil pesos desde hace -también- más de un año. Esa empresa se encargó de la nivelación del suelo e instalación de pisos vinílicos en prácticamente todo el hospital, con un contrato cercano a los 15 millones de pesos.

“Nosotros trabajamos con Gutsa y Epccor muchos años, nosotros somos la empresa que instalo prácticamente todos los pisos en los Teletón. No sabemos qué pasó con la empresa, no nos esperábamos esto, no hay ninguna razón para no pagarnos, nosotros entregamos el servicio y no hay un diálogo, se esconden, parece que están siendo asesorados legalmente y saben que hay una fecha de caducidad para levantar una demanda mercantil, siento que están haciendo tiempo para no pagar, no tienen ninguna intención de liquidar. Eppcor tiene contratos en el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y sabemos que están recibiendo dinero”, dice Claude Diego, director de Grupo Yanmar.

El adeudo de los Gutiérrez Sainz con Grupo Yanmar significó el despido de personal y afectaciones a su capital contable.

“A raíz del caso de Eppcor y de otro asunto tuvimos que sacar como a 45 personas que trabajan directamente con nosotros, ya sólo somos 12 personas laborando en la empresa, nos afectó mucho. Lo que hicieron fue prácticamente destruir a una pequeña empresa, que éramos nosotros. Y eso nos les quita el sueño, destruyen fuentes de trabajo, yo los veo como delincuentes”, agrega Claude Diego.

El empresario ve en la falta de pago de Epccor una conducta constante en las grandes empresas de construcción mexicanas.

“No es la única constructora que está haciendo eso en México, nosotros tenemos muchos años trabajando en México y vemos una tendencia más grande de las grandes constructoras, entendieron la lógica, proveedores hay muchos y si no pagan no pasa nada, al final hay otros pidiendo el trabajo, ellos sólo quieren hacer dinero sin importar si van a pisotear pequeñas o medianas empresas”.

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.