Dos policías, videos y GPS: las pruebas en la búsqueda de Marco Antonio


Dos policías, videos y datos GPS: las pruebas para la búsqueda de Marco Antonio

marco antonio


Cinco días después de que se reportara la desaparición del estudiante Marco Antonio Sánchez, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX) informó que dos policías fueron arrestados y que se entregaron a la Procuraduría local los sistemas de geolocalización (GPS) de la patrulla, videos de la detención y la bitácora de los uniformados.

En conferencia de prensa, Agustín González Guerrero, director general de Asuntos Internos, dijo que se identificó y ubicó a los cuatro policías del Sector Hormiga Azcapotzalco que participaron en la detención del joven el pasado 23 de enero “para presentarlos a declarar en principio ante la Dirección General de Derechos Humanos de la SSPCDMX”.

Los policías declararon ante la Dirección de Asuntos Internos de dependencia y “fueron presentados también a declarar voluntariamente ante la la Fiscalía Antisecuestros (FAS) de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) a fin de coadyuvar en la investigación”.

José Gil García, subsecretario de Información e Inteligencia Policial, añadió que se entregó a esta dependencia el registro de geolocalización de la patrulla involucrada en el caso, bitácoras, videos de la detención en los que se corrobora la participación de los uniformados, así como grabaciones de radio.

Gil García señaló que de acuerdo con los policías, la detención del joven se realizó por la petición de “un ciudadano en calles adyacentes”.

“Al momento, dos de los elementos policiacos participantes en lo hechos permanecen con medida de arresto, a disposición superior de la orden de observancia de algunos protocolos y también favorecer las investigaciones”, señaló.

Desde hace cinco días no se sabe dónde está Marco Antonio Sánchez, un menor que estudia en la preparatoria 8 de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Según el testimonio de un amigo suyo, la tarde del 23 de enero, el joven tomaba fotografías a un grafiti cerca del Metrobús Rosario cuando fue abordado por los policías capitalinos que de lo golpearon y se lo llevaron en una patrulla.

Previo a la conferencia de prensa, ciudadanos se manifestaron en el Ángel de la Independencia de la Ciudad de México para exigir la aparición con vida del joven.

Raúl Martínez Sánchez, primo de Marco Antonio, acusó que han solicitado los videos, datos de la patrulla, así como los nombres de los uniformados pero no se los han querido dar. “No nos han dicho nada y faltan dos personas que tienen que declarar”, dijo.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México han calificado el caso del joven como desaparición forzada.

Los policías no liberaron a Marco como declararon

De acuerdo con el subsecretario Gil García, los policías declararon haber dejado en libertad a Marco Antonio después de detenerlo, a petición de un ciudadano.

Sin embargo, en los videos de las cámaras del lugar no se ve en ningún momento que el joven descendiera de la unidad.

En las cámaras se registró el avance de la patrulla, pero no se observa la supuesta liberación de Marco Antonio. “Revisamos la ruta de la patrulla, incluyendo el lugar donde se presume que lo soltaron y no se ve que bajen a nadie”, relata Edith Flores a Animal Político.

Las autoridades también investigan el teléfono celular de Marco, traía consigo en el momento de la detención, según dice el amigo que lo acompañaba. De acuerdo a lo que informaron a la familia, la Procuraduría está rastreando el GPS del aparato telefónico.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.