Marco Antonio, ¿qué sabemos de la desaparición del estudiante en la CDMX?


Marco Antonio, ¿qué sabemos de la desaparición del estudiante en la CDMX?

marco antonio desaparecido


Marco Antonio Sánchez, un menor que estudia en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), está desaparecido desde hace cinco días y las autoridades de la Ciudad de México no han proporcionado datos sobre su ubicación.

La tarde del 23 de enero, Marco Antonio fue detenido por tres policías capitalinos quienes lo golpearon y lo llevaron en una patrulla luego de que el joven tomara fotografías a un grafiti cerca del Metrobús Rosario, de acuerdo con el testimonio de su amigo Roberto, único testigo de los hechos.

El padre de Marco, Antonio Sánchez Chávez, dijo al portal Animal Político que su hijo fue detenido tras ser acusado de asaltar a otro joven a quien en realidad sólo le había tomado una foto.

“Mi hijo iba caminando con Roberto, cuando se detuvo frente a un grafiti que le gustó y pidió a un joven que pasaba por ahí que se detuviera para tomarle una foto a lado del grafiti. El joven accedió y al momento de tomar la fotografía tres policías se acercaron y acusaron a Marco de estar asaltando al muchacho de la fotografía”, explica.

Según la versión de su amigo, el estudiante de la preparatoria número 8 negó las acusaciones de los policías y aclaró que sólo quería tomar una foto, corrió hasta la estación del Metrobús e ingresó.

¿Qué se sabe de los policías?

Luego de que Marco Antonio ingresó a las instalaciones del metro, los efectivos lo siguieron y pidieron apoyo a dos compañeros más para detener al muchacho. Una vez que lo sometieron, comenzaron a golpearlo, informó Roberto.

Minutos después se lo llevaron a bordo de una patrulla del Sector Hormigón. Desde entonces, no el joven está desaparecido.

La Procuraduría de la Ciudad de México (PGJ) calificó la desaparición de Marco Antonio como un joven “reportado como ausente”, mientras que la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX) lo mencionó como un “joven extraviado en Azcapotzalco”.

 

Esta última informó en un comunicado que había presentado a los policías involucrados en la detención y desaparición del joven ante la Fiscalía Antisecuestros, a través de la Dirección General de Asuntos Internos.

A su vez, la Procuraduría capitalina solicitó a que la SSPCDMX “mantenga disponibles y ubicados a los cuatro elementos que ese día tuvieron contacto con el menor de edad. Asimismo, se recabaron las entrevistas de dichos policías y de testigos de los hechos”.

Ni en el reporte de la Procuraduría ni de la Secretaría de Seguridad se asegura que los policías involucrados en la desaparición de Marco Antonio estén detenidos formalmente.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se refirió al caso este sábado y dijo, sin mencionar el nombre de Marco Antonio, que se trata de un joven “que tuvo contacto” con policías capitalinos.

“En información, digamos, de la información de policía hemos dado instrucciones precisas para que la FAS atienda este asunto que ha estado en los medios de información y que ya lo tiene la Procuraduría, en las áreas de Policía de Investigación y todo el equipo de seguridad, para la búsqueda de este joven que se reporta que tuvo contacto con  elementos de la Seguridad Pública a fin de que  se recaben las declaraciones de los elementos que son señalados”, dijo Mancera.

¿Qué dice la familia?

Familiares del estudiante de la preparatoria 8 de la UNAM acudieron a la Fiscalía Antisecuestro de la Procuraduría de la Ciudad de México, y tras su encuentro con las autoridades acusaron que no les dan información sobre los policías que detuvieron a Marco Antonio.

La última foto que se tiene del joven. Especial.

“Lo peor de todo es que no nos quieren dar nombres de policías, ni el número de sus placas, ni el número de la patrulla, y aparte la patrulla iba escoltada con dos motos, como si fuera un criminal”, dijo Magnolia, hermana de Marco Antonio, de acuerdo con un reporte de Reforma.

“No hay contacto, no hay señales de él, parece como si se lo hubiera tragado la tierra porque ellos (los policías) dicen ‘lo bajamos’, pero ¿a dónde?”, agregó respecto al dicho de los policías involucrados. Los agentes mencionaron que bajaron de la patrulla a Marco Antonio, aunque no especificaron dónde, según dijeron familiares tras su encuentro con autoridades capitalinas.

“Es una zozobra muy grande la que estamos pasando, decimos que nos lo entreguen, vivo se lo llevaron estos cuates y vivo nos lo tienen que entregar”, dijo el padre del menor, también llamado Marco Antonio.

¿Qué piden las organizaciones?

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) hizo un llamado para que las autoridades capitalinas investiguen el caso “no como un secuestro sino como una desaparición  forzada”.

A través de su cuenta de Twitter,  dijo que es urgente que las autoridades de la Ciudad de México “actúen con la debida diligencia para dar con el paradero de Marco Antonio, que se castigue a los responsables y que tanto él como su familia tengan acceso a la justicia y a la reparación del daño”.

 

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) informó que recibió la queja de la situación y solicitó “tanto a la SSP capitalina como a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México medidas precautorias para salvaguardar integralmente los derechos humanos del adolescente agraviado y se abrió la queja, calificada como caso de desaparición forzada”.

“Los familiares de Marco Antonio no han parado de buscarlo y pedir apoyo de las autoridades, sin embargo, les exigieron esperar 48 hrs para emitir la Alerta Amber y se negaron a iniciar la carpeta de investigación en contra de los policías. Ya la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió medidas cautelares y ofreció acompañamiento a la familia”, apuntó sobre el caso la Red por los Derechos de la Infancia en México.

Se trata de un “probable caso de desaparición forzada, que exhibe una vez más la cadena de abusos de poder, arbitrariedades, complicidades y burocratismo de las instituciones policiales y ministeriales en México”, señaló el Instituto de Justicia Procesal Penal, Asociación Civil (IJPP), que promueve el respeto a los derechos humanos en el sistema de justicia penal.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) acusó que la detención de Marco Antonio fue arbitraria, y exigió su presentación pública e inmediata.

La UNAM “demanda la investigación exhaustiva de los hechos; el deslinde de responsabilidades y castigo a quien resulte responsable”, dijo la universidad en un comunicado difundido en Twitter.

 

En el Ángel de la Independencia, ciudadanos exigieron la aparición con vida de Marco Antonio.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.