Una broma entre gamers causa la muerte de una persona | Newsweek México


Una broma entre gamers causa la muerte de una persona



Por Beatrice Dupuy

La comunidad de jugadores de Call of Duty está condenando una supuesta broma de swatting que llevó a la policía de Kansas a disparar contra un hombre, quien murió la noche del jueves.

Los jugadores alegan que dos “gamers” de Call of Duty estaban peleando en línea cuando uno decidió denunciar una situación falsa de rehenes y homicidio a la policía con una dirección falsa. La policía de Wichita llegó a la dirección y disparó a un hombre, Andrew Finch, cuando salía de la casa.

La policía ahora está investigando si el engaño fue una broma de swatting, como se le conoce cuando un jugador llama a la policía con una historia falsa que implica una muerte o situación de rehenes para provocar que las autoridades irrumpan en una dirección. Los swatters también enmascarará el número desde el que llaman a la policía.

Celebridades como Justin Bieber y Chris Brown han sido víctimas de estas broma. Pero se han ido resultado ilesos sus, a diferencia de Finch, cuya familia le dijo a The Wichita Eagle que el joven de 28 años ni siquiera jugaba videojuegos.

A la policía se le dijo en la llamada que alguien dentro de la casa en la que las autoridades irrumpirían había tenido un altercado con su madre, lo que los llevó a dispararle a su padre y mantener al resto de la familia como rehén.

“Esa era la información con la que estábamos trabajando”, le dijo el subjefe de policía de Wichita, Troy Livingston, al Eagle.

La policía llegó a la escena preparada para una situación de rehenes el jueves por la noche.

“Un hombre llegó a la puerta”, dijo Livingston. “Cuando llegó a la puerta de entrada, uno de nuestros oficiales disparó su arma”.

Los jugadores contactaron al Eagle para informar al periódico que el tiroteo fue el resultado de una pelea entre los jugadores de Call of Duty en la que un jugador quería vengarse de otro al hacer la llamada.

El blanco de la broma de swatting le dio al otro jugador una dirección diferente, lo que llevó a la policía a la residencia de Finch. La pelea entre los dos jugadores comenzó por una apuesta de 2 dólares por un partida, según Dexerto, un sitio de noticias de juegos en línea.

Una cuenta que presuntamente pertenecía a uno de los jugadores tuiteó: “No maté a nadie porque no descargué un arma”.

El Eagle informó que el jugador que supuestamente estaba en el extremo receptor de la broma twitteó: “Alguien intentó golpearme y mataron a un inocente”.

El oficial que disparó a Finch fue puesto en licencia administrativa pagada.

En 2012, un equipo de SWAT llegó a la casa de Bieber en Calabasas, California, en respuesta a una llamada de emergencia que decía que alguien tenía una pistola dentro de la casa. Un niño de 12 años más tarde asumió la responsabilidad de la llamada, junto con otra llamada hecha a la residencia de Ashton Kutcher.

Publicado en cooperación conNewsweek / Published in cooperation withNewsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.