Viajar en la nueva normalidad | Newsweek México


Viajar en la nueva normalidad



La reactivación del turismo es fundamental para la salud económica de México. Pero salir de casa implica el riesgo de contraer COVID-19.

 

VIAJAR O NO VIAJAR en tiempos de pandemia, esa es la cuestión. Por un lado, la reactivación del sector turístico es fundamental para la salud de la economía de México; y por el otro, viajar —o simplemente salir de casa— implica un riesgo de contraer COVID-19.

Hasta el momento, los datos no pintan un panorama alentador para nuestro país. La agencia alemana Deutsche Welle informó que, como resultado de la pandemia, el turismo mexicano caerá entre 50 y 80 por ciento este año, lo que provocará una disminución del 3 al 5 por ciento en el PIB nacional. 

La crisis es calificada como “severa” y el impacto en el sector turístico “tendrá repercusiones que se extenderán hasta el mediano plazo”, según el estudio “Caída del turismo por la COVID-19. Desafío para México y experiencias internacionales”, elaborado por el investigador Juan Pablo Aguirre Quezada, de Mirada Legislativa. 

Así, México tiene un reto por delante, según Aguirre Quezada: ofrecer “destinos saludables, seguros y libres de riesgos sanitarios relacionados con el COVID-19” para reactivar el turismo nacional, volver a posicionarse como una potencia turística a escala internacional —hasta 2018 nuestro país era la séptima potencia mundial turística, según el Barómetro Mundial de Turismo 2020— y generar y mantener empleos en este sector. 

VIAJAR EN MÉXICO

Cuando el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, y el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, presentaron el “Lineamiento nacional para la reapertura del sector turístico” también anunciaron que la prioridad sería el turismo doméstico, pues “es el más importante”, al representar el 82.5 por ciento del consumo turístico total en México. 

Además, a finales de agosto, Torruco publicó en su cuenta de Twitter que “el turismo y el empleo se recuperarán tan pronto se abran las fronteras con Estados Unidos y los vuelos incrementen frecuencias”. 

Según el secretario de Turismo, “México tendrá mejora en la temporada de invierno, entre 50 y 60 por ciento de ocupación”. 

Y aunque no tenemos la certeza de que esto ocurra, las voces de distintos expertos concuerdan en que viajar dentro del país es, quizá, la opción menos riesgosa que tenemos en tiempos de pandemia. Vamos por partes.

IMPORTANTE: EVALUAR EL RIESGO

En julio, la Universidad de Texas publicó un estudio sobre el riesgo de contagio que distintas actividades conllevan, desde abrir la correspondencia o pedir comida a domicilio, hasta abordar un avión e ir a un bar. 

Este termómetro contempla una escala del 1 al 10, donde 1 es riesgo bajo y 10 es riesgo máximo. Según el termómetro de la Universidad de Texas, acampar es una actividad de riesgo bajo, hospedarse en un hotel es moderado a bajo, ir a la playa es moderado y viajar en avión es moderado a alto (esta actividad se ubica en el lugar 9 y en color rojo). 

Para decidir si viajar o no (y qué tipo de viaje harás) es necesario considerar algunos elementos fundamentales: preferir espacios abiertos, no permanecer mucho tiempo en lugares cerrados, concurridos y con poca ventilación y siempre mantener la sana distancia. 

Recuerda que el virus Sars-cov-2, que provoca la enfermedad que ya conocemos como COVID-19, se transmite de persona a persona, pero también a través de gotículas de saliva que una persona infectada (con o sin síntomas) expulsa al toser, estornudar o hablar. 

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que sí existe evidencia de que la transmisión del virus es posible por vía aérea, es decir, que las microgotas de saliva y aerosoles pueden quedar suspendidas en el aire e infectar a quien las respire. 

El artículo “Reducing transmission of Sars-cov-2”, publicado el 26 de junio en la revista Science, asegura que los aerosoles (micropartículas de saliva, menores a 5 micras) pueden “acumularse, permanecer infecciosos en el aire interior durante horas e inhalarse fácilmente en los pulmones”. 

Por esta razón es fundamental evitar lugares concurridos y con poca ventilación y, en su lugar, preferir espacios abiertos, donde el aire circule bien. 

El mismo artículo explica que las concentraciones virales en las gotículas de saliva se diluyen más rápido en exteriores, sin embargo, se han realizado pocos estudios sobre la transmisión de Sars-cov-2 en estas condiciones. Por eso hablamos de disminuir el riesgo, no de anularlo.

Al decidir viajar considera que los aeropuertos y las estaciones de autobuses son de riesgo por ser lugares concurridos. Elegir el auto es, quizá, la mejor idea.

SI YA DECIDISTE VIAJAR, UN CONSEJO

El doctor Jorge Baruch Díaz, titular de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero y académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, recomienda viajar “de una zona de mayor a menor riesgo”, nunca al revés. 

Es decir, viajar de una región naranja a una en rojo (donde, según el semáforo epidemiológico nacional hay más casos activos de COVID-19) es exponernos de más. Lo más recomendable es viajar hacia una zona de riesgo equivalente o menor. 

Para ser un viajero responsable, Baruch Díaz recomienda aislarse en casa mínimo 14 días antes del viaje, con el objetivo de no llevar más riesgo al destino por visitar.

¿A DÓNDE IR?

Emiliano Iturriaga, uno de los fundadores de Rutopía —un proyecto mexicano dedicado a impulsar el turismo rural y cultural— explica que “en el corto o mediano plazo la gente empezará a buscar más opciones al aire libre y a viajar en grupos más pequeños”. 

En tiempos de pandemia, la naturaleza, los sitios más cercanos a nuestros hogares, los viajes cortos y los roadtrips se antojan como las opciones más seguras para darse una escapada de la cotidianidad, según el portal especializado Tourism Review.

“Cuando viajamos a veces pensamos en lugares lejanos, pero la esencia de viajar es romper paradigmas, encontrar realidades diferentes a las nuestras, y muchas veces esas realidades están a la vuelta de la esquina o a 30-40 minutos de nuestra ciudad”, dice Iturriaga. 

Desde enero de este año, Rutopía trabajó en la creación de un mapa con los destinos en los que opera de la mano de comunidades indígenas. La opción más cercana a Ciudad de México es Hidalgo, pero también tiene viajes y experiencias en Oaxaca, Chiapas, Quintana Roo, Campeche y Yucatán. 

“Si estamos abiertos a este tipo de experiencias nos daremos cuenta de que hay un abanico gigantesco para viajar en el corto plazo y sin necesidad de ponernos en riesgo”, explica Emiliano. 

EL ABC DE UN VIAJERO RESPONSABLE

En el apartado de viajes en tiempos de COVID-19 de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos se lee muy claro: “Viajar aumenta el riesgo de contraer COVID-19 y contagiar a otras personas. Quedarse en casa es la mejor manera de protegerte y cuidar a otros de la enfermedad”.

Si ya tomaste la decisión de hacer maletas, los CDC recomiendan revisar la situación del lugar que visitarás y responderte algunas preguntas antes: ¿en qué color de semáforo está?, ¿es un sitio con fronteras abiertas?, ¿vives con alguien considerado como población de riesgo?, ¿tú perteneces a la población de riesgo?

Ahora sí. Durante el viaje, si abordarás un avión, autobús o cualquier transporte público que implique contacto con otras personas, usa cubrebocas y careta todo el tiempo. Ya en el destino usa cubrebocas siempre que estés en algún lugar con más personas y cada vez que tengas contacto con alguien (el mesero, la vendedora de boletos de los museos, etcétera).

También lleva contigo una mochila con un kit de higiene y protección con cubrebocas de repuesto, gel antibacterial 70 por ciento de alcohol y toallas desinfectantes. Asimismo, lávate las manos con agua y jabón cada que puedas. Si no tienes estos elementos disponibles utiliza gel antibacterial. 

Del mismo modo, es importante que respetes la sana distancia. Asegúrate de estar a 2 metros de cualquier otra persona. Y evita destinos concurridos. Ya habrá momento para visitarlos.

Finalmente, después del viaje lo mejor es quedarte en casa 14 días por si te contagiaste de COVID-19. Este es el periodo en que puedes infectar a otras personas.  

—∞—

Animal MX es un sitio especializado en periodismo fresco, diverso y útil.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.