El universo podría estar lleno de exoplanetas parecidos a la tierra


El universo podría estar lleno de exoplanetas parecidos a la tierra



Un estudio ha sugerido que podría haber muchos planetas similares a la Tierra esparcidos por el universo, aumentando la posibilidad de que haya otros planetas habitables allá fuera, y que haya evolucionado la vida en ellos.

Los primeros exoplanetas —un planeta más allá de nuestro sistema solar— fueron descubiertos en la década de 1990. Desde entonces, miles han sido revelados, con más de 4,000 confirmados y otros 4,495 candidatos a exoplanetas, según la NASA.

Todavía no se sabe si alguno de ellos alberga o no vida alienígena, y los científicos actualmente tratan de reducir los exoplanetas que podrían tener propiedades similares a la Tierra, y por lo tanto tener condiciones idóneas para la vida. Estas incluyen ser un planeta rocoso que no sea demasiado caliente o frío, para que pueda existir agua líquida.

Te puede interesar: Descubren agua en atmósfera de exoplaneta potencialmente habitable

En un estudio publicado en Science, un equipo de investigadores ahora ha hallado evidencia geoquímica que podría haber más planetas parecidos a la Tierra en el universo de los que se pensaba anteriormente.

Encabezado por Alexandra Doyle, de la Universidad de California, campus Los Ángeles, el equipo observó las rocas de sistemas solares que rodean a enanas blancas. Estas son estrellas muertas, y en lo que se convertirá el sol en alrededor de 5,000 millones de años, cuando se le agote el combustible.

“Las enanas blancas son singulares cuando se trata de estudiar exoplanetas”, dijo Doyle a Newsweek. “Las estrellas enanas blancas son la última fase conocida de la evolución estelar de estrellas como el sol. Cuando una estrella como el sol muere, evoluciona en una enana blanca. Esta evolución puede ser muy caótica para el sistema planetario que rodea a la estrella, y conforme la estrella se expande y contrae, los cuerpos más pequeños que orbitan a la estrella cambiarán de trayectoria, lo cual puede lanzarlos hacia la estrella, provocando así la captura final del material rocoso por la enana blanca”.

Lee: Satélite de la NASA encuentra un planeta potencialmente habitable en un nuevo sistema solar

Ella dijo que la mayoría de los estudios de la geoquímica de los exoplanetas se hace mediante observar la relación masa/radio, o mediante observar la química de la estrella que orbitan. Sin embargo, con las enanas blancas, puedes ser más directo, ya que los elementos medidos provienen directamente de rocas que caen en la estrella.

En el estudio, el equipo observó seis enanas blancas y rocas de los planetas que otrora las orbitaron. “La geoquímica y geofísica de los interiores de los exoplanetas son cruciales, porque pueden determinar parámetros importantes para la habitabilidad de un planeta, como el que tenga o no un campo magnético, cómo se vería la atmósfera y la existencia de placas tectónicas”, explicó Doyle.

Ellos evaluaron los restos elementales que habían quedado en las atmósferas de las enanas blancas después de que los planetas se estrellaron en ellas. Sus hallazgos mostraron que los otrora planetas habrían tenido interiores similares a los de la Tierra o Marte. “Cuantas más rocas alrededor de otras estrellas se vean como las rocas que conforman a la Tierra, más posibilidades hay de que haya planetas habitables como la Tierra allá fuera”, dijo Doyle.

Entérate: Descubren un “planeta prohibido” en un lugar donde no debería existir

“Para los exoplanetas rocosos en general, hemos hallado que las rocas que se forman alrededor de otras estrellas son geoquímicamente similares a la mayoría de los cuerpos rocosos en el Sistema Solar. Vemos que las rocas son rocas, incluso cuando se forman alrededor de otras estrellas”.

El equipo ahora espera hacer más mediciones de otras enanas blancas con el fin de ampliar sus hallazgos. Si se halla que todavía más enanas blancas han tenido planetas con interiores similares a la Tierra, la importancia estadística es mayor, explicó Doyle.

En una declaración, Edward Young, coautor del estudio, dijo que sus hallazgos habían “aumentado la probabilidad de que muchos planetas rocosos sean como la Tierra, y hay una cantidad muy grande de planetas rocosos en el universo”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.