Opinión | Parlamento juvenil | Newsweek México


Opinión | Parlamento juvenil



Columna Diario de Campo

 

Comienzo con una disculpa a los lectores por mi involuntaria ausencia de cuatro semanas de este espacio. Aunque hay legisladores federales que aseguran que los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) no tenemos nada qué hacer en periodos no comiciales, esto es totalmente impreciso: tenemos la obligación constitucional de contribuir permanentemente en la formación de ciudadanía mediante actividades de educación cívica, como ordena el artículo 41, apartado C, base V: “En las entidades federativas las elecciones locales estarán a cargo de organismos públicos locales en los términos de esta Constitución, que ejercerán funciones en las siguientes materias: […] 2. Educación cívica [..]”. Y esto se traduce en una chamba inacabable. Comparto un botón de muestra…

Uno de los proyectos “bandera” de nuestra Estrategia de Cultura Cívica para el Estado de Guanajuato 2018-2023 (ECCEG) es el Parlamento Juvenil, que nuestro instituto desarrolla en colaboración con el Congreso del Estado, la Universidad de Guanajuato, la Secretaría de Educación de Guanajuato, la Secretaría de Innovación, Ciencia y Educación Superior, Educafin y el Instituto de la Juventud del estado. Consistió en una selección de jóvenes estudiantes entre 15 y 21 años que se inscribieron de manera voluntaria en la página del IEEG hasta el 17 de junio pasado. Un total de 245 jóvenes, 125 mujeres y 120 hombres, enviaron ensayos de no más de seis páginas. Durante tres semanas — 24 de junio al 12 de julio— se realizaron 15 convenciones regionales, en las que participaron los chicos exponiendo de manera libre algún tema de interés para su región: medio ambiente, derechos humanos, migración, desarrollo económico, juventud, educación, participación ciudadana, e innovación. El lema general fue “Jóvenes con voz y voto”.

Las 15 convenciones se realizaron en espacios educativos, muchos de ellos de la UG. En la primera etapa de selección nos apoyaron como jurados en mesas de debate profesores, miembros de asociaciones civiles, integrantes de medios de comunicación, y exconsejeras o exconsejeros distritales o municipales del IEEG, que seleccionaron a los chicos finalistas, cuidando la equidad de género, pero todos con espléndidas habilidades oratorias y analíticas. A los diputados y consejeros nos tocó hacer la selección final de los diputados juveniles por distrito: seis para León, tres para Irapuato y tres para Celaya. Los restantes 12 distritos seleccionaron dos diputados. En total sumaron 36 representantes juveniles, 18 mujeres y 18 hombres, conformación idéntica a la del pleno del Congreso del Estado.

El 19 de julio pasado los consejeros del IEEG entregamos las constancias de mayoría a los 36 diputados y diputadas juveniles en una emotiva ceremonia. Fue hermoso ver a los chavos recibir, con toda seriedad pero con tanta alegría, una distinción que los marcará por el resto de sus vidas. La acartonada sesión de fotografías oficiales fue quebrada al final con la lluvia de selfies y fotos familiares que dejaron en claro que la juventud tiene afición por la democracia alborozada, y no por el autoritarismo taciturno. Menos mal.

Fue una espléndida experiencia participar en este esfuerzo interinstitucional. El entusiasmo desbordaba los ánimos de los jóvenes y de los organizadores. Se construyó un auténtico equipo de trabajo entre los integrantes del Congreso y el personal del IEEG, que yo no había observado antes. Creo que esta LXVI legislatura es una de las más “echadas para adelante” con que me ha tocado colaborar, con un ánimo constructivo que no rehúye el debate y las diferencias.

Pero lo más chido está por venir: las sesiones de debate que los parlamentarios juveniles sostendrán en la sede del Congreso del Estado de Guanajuato el 7, 8 y 9 de agosto próximos, cuando tengan que defender sus propuestas frente al ojo crítico de sus compañeras y compañeros. Estoy seguro de que no darán ni pedirán cuartel en la defensa de sus principios, cualquiera que estos sean. Parlamentar es hablar, es debatir y confrontar ideas; no es descalificar o sustentarse en falacias lógicas o políticas. Para hacer vida legislativa es necesario preparar el temple de las ideologías, los compromisos sociales y el respeto por las diferencias. Les mando un abrazo a los chavos parlamentarios.

La lista de los diputados juveniles puede ser consultada en: http://bit.do/e2W7u

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.