Menonitas le sacarán jugo a la carne | Newsweek México


Menonitas le sacarán jugo a la carne



*Ya trabajan en un proyecto para entrar al negocio de la ganadería en el mercado local

*Chihuahua, primer lugar en exportación de ganado en pie a EU, pero noveno en producción de carne en canal de bovino

Con una visión contraria al ganadero chihuahuense de que es más redituable producir ganado para exportar en pie a Estados Unidos, que darle valor agregado; menonitas del municipio de Cuauhtémoc desarrollan un proyecto para establecer corrales de engorda, un rastro tipo y una planta empacadora.
“Nadie está peleado con su dinero”, dice un alto directivo de la Unión Ganadera Regional de Chihuahua (UGRCH), para atajar las críticas de que son el primer lugar nacional en la exportación de ganado en pie a la Unión Americana, pero la entidad ocupa el noveno en producción de carne en canal de bovino.
Siempre se crítica al sector porque no se le da valor agregado al ganado, sin embargo, no se toma en cuenta que resulta más caro engordar miles de reses en una entidad con un clima incierto que no favorece la disposición de praderas y obliga a la compra de alimento caro y asegurar cuidados fitosanitarios, refuta el directivo de la agrupación que aglutina a los principales ganaderos de la entidad.
Resulta más redituable –explica— asegurar que el hato tome un peso entre 140 y 270 kilogramos en Chihuahua, para llevarlo a la frontera y venderlo para su engorda en forma intensiva por rancheros del sur de Estados Unidos, ya que ellos sí tienen todas las facilidades de infraestructura y financieras para eso.
El directivo compara que además, los ganaderos estadounidenses tienen financiamientos con tasas de interés del 2%, mientras que en México andan entre el 12 y 18% en promedio, por lo que para ellos es más factible el manejo del crédito, eso sin contar con los apoyos y subsidios que gozan de sus autoridades.
“Nadie está peleado con su dinero”, insiste, al apuntar que el ganadero chihuahuense opta por una mejor oportunidad y ganancia, lo cual hasta ahora ha sido vender su ganado en pie en el mercado más grande del mundo, que por cierto se tiene a unos cuantos kilómetros, así que en tanto no cambien las condiciones, le seguirán apostando a eso, antes que darle valor agregado.
Factores que son comprensibles, si bien no explican por qué en un estado vecino como Sonora, con similares características de clima y tan golpeado por sequías como esta región; en cambio, esa entidad se ha posicionado entre los líderes de la producción acumulada de carne de bovino en el país, por encima de Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León, Durango y Zacatecas.

Menonitas no le apuestan a créditos

La visión del ganadero chihuahuense no es del todo compartida por el productor menonita, Johan Klassen.
Detalla que la comunidad ya integró una asociación y todos están muy animados con establecer corrales de engorda en la región, un rastro tipo TIF y darle valor agregado al maíz.
Klassen puntualiza que tienen claro que este proyecto no lo desarrollarán con créditos, sino con recursos propios y necesariamente con el apoyo de las autoridades de los tres niveles de gobierno, por lo que la iniciativa va caminado quizá despacio, pero a paso firme y seguro.
Al considerar que en Chihuahua se tiene una buena producción de maíz y demás granos en general, y su precio es óptimo, se pensó cómo darle valor agregado y viendo que es una entidad con una importante ganadería, se valoró la oportunidad de desarrollar un proyecto, darle ese valor agregado a la semilla y también un máximo a la industria ganadera.
Con este plan se puede optimizar y hacer más rentables los ranchos ganaderos y los que producen los forrajes. “La idea es establecer corrales de engorda, un rastro y una empacadora en la región”.
El productor menonita pondera que aun cuando se empezara en pequeño, no importa porque no se quiere pedir prestado para llevarlo a cabo, sino con recursos propios de los productores y asociados.
“Obviamente para echarlo a andar se requerirá del apoyo de los tres órdenes de gobierno, ya que este proyecto va a crear fuentes de empleo e impactará a la gente que se dedica a la ganadería, ya que también tendría una derrama económica importante”.
Se visualiza que también impacte a la industria metal-mecánica de la zona porque alguien tendría que hacer los comedores, bebederos y otra infraestructura.
Johan Klassen anticipa, que en realidad todo lo que se requiere para industrializar el ganado genera mucha derrama económica en todo el estado.
REPORTAJE COMPLETO EN LA REVISTA DE NEWSWEEK CHIHUAHUA 25/03/19

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.