A estas "moscas" chupasangre les encanta saborear la marihuana


A estas “moscas” chupasangre les encanta saborear la marihuana

moscas-papalotillas-chupasangre-marihuana


Cuando no les chupan la sangre a los animales, las papalotillas (conocidas también como moscas de arena, aunque su nombre científico es Phlebotomus) tienen debilidad por saborear la planta de la marihuana (Cannabis sativa), según sugiere una nueva investigación.

Un equipo internacional de científicos halló que en proporción a su abundancia, la Cannabis sativa es consumida por las papalotillas con mayor frecuencia de la esperada, sugiriendo que es tremendamente atractiva para los insectos.

Según un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los hallazgos podrían servir para controlar la propagación de enfermedades que transmiten las papalotillas —las cuales se encuentran en todo el planeta.

Las papalotillas hembras chupan la sangre de los vertebrados con el fin de obtener las proteínas necesarias para que maduren sus huevecillos. Durante este proceso, pueden contagiarles patógenos a los humanos, provocando enfermedades como la bartonelosis y la leishmaniasis, las cuales infectan entre 4 millones y 12 millones de personas alrededor del mundo, resultando en 20,000 a 50,000 muertes anualmente.

Además de chupar sangre, tanto las hembras como los machos comen azúcares de las plantas como una fuente de energía. Estas comidas pueden darse en la forma de soluciones azucaradas como el néctar o la savia de las plantas, a las que las papalotillas tienen acceso mediante perforar hojas y tallos con sus piezas bucales parecidas a agujas.

Esta planta parecida al musgo produce el efecto psicoactivo del cannabis

Como resultado, la disponibilidad de sus plantas preferidas puede influir en dónde y cuándo se distribuyen las papalotillas. En consecuencia, esto ayuda a los investigadores a identificar áreas que tienen mayor riesgo de infección de las enfermedades que contagian.

Para el estudio —encabezado por Ibrahim Abbasia del Instituto de Investigación Médica Israel-Canadá y la Universidad Hebrea de Jerusalén— los investigadores usaron vanguardistas técnicas de secuenciación genética para determinar los tipos de plantas que comen las papalotillas.

El equipo atrapó papalotillas en cinco regiones especiales —a lo largo de Brasil, Etiopía, Kazajstán e Israel/Palestina— y les hicieron pruebas, hallando que ingirieron gran cantidad de plantas. Según el análisis, la planta que consumieron más comúnmente en cuatro de los cinco sitios fue la Cannabis sativa, a pesar de su aparente falta de abundancia en las áreas estudiadas.

Aun cuando los autores solo pudieron especular por qué las papalotillas tenían tal preferencia por comer plantas de marihuana, los hallazgos podrían dar una potencial vía nueva para controlar las poblaciones de papalotillas y mitigar la propagación de enfermedades.

“Un enfoque novedoso para controlar los mosquitos chupasangre y las papalotillas sería explotar su hábito de alimentarse de plantas mediante utilizar atractivas carnadas de azúcar (ACDA) que emitan señales olfatorias para atraer papalotillas y mosquitos”, escribieron los autores del estudio. Al añadir extractos de cannabis a estas ACDA, los investigadores podrían aumentar su efectividad para controlar las poblaciones de insectos propagadores de enfermedades, según sugieren los autores.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.