Para ahorro de 800 mdp, deuda a dos décadas | Newsweek México


Para ahorro de 800 mdp, deuda a dos décadas



Yuvenil Torres I Pachuca

Mediante el proceso para la reestructuración de la deuda pública de Hidalgo, avalado por el Congreso, se ahorrarían 800 millones de pesos. No obstante, los empréstitos públicos estatales se terminarán de pagar en un periodo de 20 años, en vez de 15; es decir, en 2038.

De acuerdo con el decreto número 475 publicado el pasado 1 de agosto en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH), con corte al 30 de junio de 2018, el saldo de la deuda pública directa contratada por el gobierno de Hidalgo es de 5 mil 169 millones 902 mil 159.36 pesos.

Dicho pasivo se encuentra conformado por cinco créditos simples: tres contratados con la banca comercial y dos con la banca de desarrollo, a un plazo promedio de 15 años, mismo que representa una erogación anual, aproximadamente, de 718 millones 701 mil 671.80 pesos.

Según los antecedentes del decreto, del análisis de la deuda pública “se desprende que mediante un proceso de reestructuración se podrían obtener ahorros significativos en el servicio de la deuda y la liberación de participaciones federales y fondos de reserva en un 30 por ciento aproximadamente, el equivalente a 800 millones de pesos”, menciona.

Asimismo, “los ahorros derivan principalmente de la reducción de pago de amortizaciones del principal al incrementar el plazo a 20 años y de manera menos significativa por el pago de intereses”.

Según los resultados proyectados mediante la reestructuración de las obligaciones financieras, actualmente el servicio de la deuda representa 2 mil 801.8 millones de pesos; la proyección se reduciría a mil 811.7 millones de pesos, lo que generaría un ahorro de 990.2 millones, según el documento.

Sin embargo, el decreto no especifica si el ahorro es de carácter anual o en qué periodo. Tampoco detalla los conceptos que incluye el pago por el servicio de la deuda.

En tanto, las participaciones federales afectadas suman actualmente 15 mil 955.10 millones de pesos; se proyecta reducirlas a 9 mil 847.6 millones de pesos, de modo que el ahorro sería de 6 mil 107.6 millones de pesos, añade.

Los fondos de reserva, por ahora, equivalen a 161.3 millones de pesos; la proyección es disminuirlos a 108.3 millones para generar un ahorro de 53 millones de pesos.

Respecto del plazo de la deuda pública, en la actualidad es a 10, 15 y 20 años, pero la reestructuración ampliaría los cinco a pagar en dos décadas.

En 2012, el gobierno adquirió un financiamiento de mil 471.90 millones de pesos para el pago de los terrenos donde se construiría la fallida refinería Bicentenario; tras la cancelación, en septiembre de 2015 la administración estatal informó que Petróleos Mexicanos (Pemex) absorbería la deuda por los predios.

El decreto refiere que, del contrato con Banorte, a 15 años, están vigentes mil 234.28 millones; es decir, únicamente se han abonado a capital –sin contar intereses– 237.62 millones de pesos, con corte a junio.

En 2015, en otro crédito con Banamex, a 15 años, se contrataron mil 548.90 millones de pesos. Al sexto mes del año, seguía vigente un saldo de mil 477.87 millones de pesos, pues únicamente se han liquidado 71.03 millones. Esta línea de crédito fue contratada para disminuir el porcentaje de participaciones comprometidas de 28 a 10 por ciento, expone.

Con Banamex, en 2013, a 15 años, el Ejecutivo obtuvo 636 millones de pesos para comprar un polígono en el Altiplano hidalguense, donde se construiría un complejo industrial.

Hasta junio pasado la entidad debía 477 millones de pesos, ya que solo se han solventado 159 millones.

También fueron contratados dos créditos con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), uno por 440 millones de pesos, cuyo saldo al primer semestre de 2018 era de 287.15 millones, y otro por mil 799.30 millones de pesos, con un restante de mil 693.69 millones de pesos.

El primero, de 2013, a 10 años, se usó para obras de reconstrucción en 31 municipios que fueron afectados ese año por el paso del huracán Ingrid; el segundo (en 2014, a 20 años) se destinó al pago de obras financiadas que dieron inicio sin el recurso correspondiente, es decir, para subsanar el compromiso de pago.

El monto total contratado por el gobierno de Hidalgo es de 5 mil 896.1 millones de pesos, mientras el saldo a junio de 2018 fue de 5 mil 169.99 millones: apenas se han pagado 726.2 millones de pesos, lo que representa 12.31 por ciento.

  • 5 mil 896 millones se contrataron de deuda
  • 726 millones de pesos se han pagado
  • 719 millones 234 mil 626 pesos se etiquetaron a deuda este año
Ingresa las palabras claves y pulsa enter.