Un terrorífico 2018 | Newsweek México


Un terrorífico 2018



De acuerdo con la información sistematizada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el año 2017 había sido el más sangriento en la historia reciente del país: en efecto, el año pasado se cometieron 46,245 homicidios, de los cuales, 17,528 fueron clasificados como culposos y 28,717 como dolosos.

De esa cifra, destaca que 19,893 fueron cometidos por disparo de arma de fuego, 3,003 fueron cometidos con arma blanca, mientras que 5,253 se cometieron con “otro elemento”.

Frente a lo anterior, 2018 está resultando un año de auténtico terror, pues el número de homicidios totales, y de homicidios dolosos, registra una tendencia aún mayor que la registrada el año pasado. En efecto, según los datos del propio Secretariado Ejecutivo, entre enero y junio de este año se han cometido 24,501 homicidios, cifra que equivale al 53% de los cometidos el año pasado.

De esta cifra, sin embargo, 15,973 son considerados dolosos, dato que equivaldría a 55.6% del total de los registrados el año pasado. Asimismo, 11,263 de los homicidios dolosos fueron causados por disparo de arma de fuego, dato equivalente al 56.6% del total de los perpetrados en el año 2017. Un total de 1,562 de los homicidios dolosos fueron cometidos con arma blanca, dato equivalente al 52% del total del año pasado; mientras que 2,886 fueron cometidos con “otro elemento”, dato equivalente al 55% del total del 2017.

 

Los estados más sangrientos

En entregas pasadas ya se ha dado cuenta del cambio en lo que podría denominarse como “la geografía de la violencia” en nuestro país, y se ha mostrado cómo, de manera acelerada, el número de homicidios cometidos, mayoritariamente por las bandas del crimen organizado, han transitado hacia “nuevas plazas”, señaladamente Guanajuato y Baja California Norte, las cuales, desde noviembre de 2017 comenzaron a aparecer en los primeros lugares en el número de homicidios dolosos y cometidos por arma de fuego en el país.

Los datos del Secretariado Ejecutivo indican, en ese sentido, que de los 24,501 homicidios que se han cometido en el primer semestre en el país, 2,526 han sido perpetrados en el estado de Guanajuato, es decir, en este estado vive 4.5% de la población nacional, pero se concentra el 10.56% de los homicidios totales del país.

En segundo sitio se encuentra Baja California, con 1,625 casos, y, prácticamente con la misma magnitud, en tercer lugar, está Guerrero, con 1,625 homicidios. En cuarto sitio se ubica el estado de México, con 1,596, seguido por Jalisco, con 1,534; Michoacán, con 1233, y Chihuahua, con 1,232.

 

Los homicidios dolosos

De los 15,973 casos que se han contabilizado a lo largo del primer semestre del año, 12,259 se concentran en 13 entidades; es decir, 76.8% del total. Es pertinente destacar que, en esas 13 entidades, en seis casos se ha rebasado la cifra de mil homicidios dolosos, mientras que en las siete restantes las cifras se ubican entre los 500 y los 800 casos.

El otrora pacífico estado de Guanajuato se ha colocado desde el mes de enero como el estado con más homicidios dolosos del país. En efecto, los datos oficiales indican que entre enero y junio se han perpetrado en su territorio 1,566 homicidios, es decir, 9.8% del total nacional.

 

En segundo lugar, se ubica el estado de Baja California, con 1,463 casos, cifra equivalente a 9.13% del total. En tercer sitio está Guerrero, con 1,302 casos (8.15% del total); en cuarto el Estado de México, con 1,217 casos (7.61% del total), y en quinto sitio, prácticamente con el mismo número, los estados de Chihuahua y Jalisco, con 1,060 y 1,043 casos, respectivamente.

Las otras entidades donde se superan los 500 homicidios en los primeros seis meses de este 2018 son: Veracruz, con 800; Michoacán, con 729; Ciudad de México, con 648; Puebla, con 629; Oaxaca, con 621; Tamaulipas, con 609, y Sinaloa, con 572 casos.

 

 

La feria de las balas

Hay dos entidades en las que se ha rebasado el número de mil homicidios dolosos cometidos mediante disparo de arma de fuego. Nuevamente Guanajuato aparece en un indiscutible y nada honroso primer lugar, con 1,332 casos, que equivalen el 11.82% del total registrado en los primeros seis meses del año.

En segundo sitio se encuentra Baja California, con 1,068 casos (9.48% del total); les sigue en tercer sitio Guerrero, con 902 casos (8%) del total. En cuarto lugar, se encuentra el Estado de México, con 836 casos (7.12% del total); en quinto sitio aparece Chihuahua, con 750 casos (6.65% del total), y en sexto Jalisco, con 659 casos (5.85% del total).

Si se suman los casos de estas seis entidades, se tiene al 49.2% del total de los homicidios cometidos con arma de fuego en todo el territorio nacional. Este dato es muestra clara de la focalización del territorio en disputa de las principales bandas del crimen organizado, desplazándose en buena medida del norte del país, hacia amplias regiones del centro-occidente.

 

Lo que es evidente es que en este tema han fallado, sí la federación, pero también los gobiernos estatales y municipales, pues una violencia de esta magnitud, en entidades como Guanajuato, no se explicaría sin una profunda ruptura de las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia.

 

@saularellano

Director editorial de www.mexicosocial.org

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.