Los tiburones se comen unos a otros dentro del vientre materno, según estudios


Los tiburones se comen unos a otros dentro del vientre materno, según estudios

tiburones


Una nueva grabación ha revelado los violentos y perturbadores detalles de cómo los tiburones tigre de arena comienzan su vida.

En el documental de Nat Geo WILD Cannibal Sharks (Tiburones caníbales) se presenta el investigador Demian Chapman de la Universidad Internacional de Florida, que ha estudiado a esta especie por más de seis años.

“En la década de1970, cuando los científicos comenzaron a estudiar la reproducción de los tiburones tigre de arena, observaron que siempre parían dos crías”, señala Chapman en el documental. “Pero al inicio del embarazo, encontraban 12 o 14 embriones. Entonces, la gran pregunta era, ¿qué les ocurre a todos los demás embriones?”

“Una pista importante se obtuvo cuando uno de los investigadores metió los dedos en el vientre de una hembra de tiburón tigre de arena que había muerto, y uno de los embriones lo mordió”, dijo.

Como parte de su investigación sobre los tiburones, Chapman tomó muestras de ADN que revelaron que los embriones frecuentemente tenían distintos padres, pues las hembras se aparean con más de una pareja. Los pequeños tiburones se desarrollan en dos úteros distintos, cada uno de los cuales contiene hasta siete embriones.

“Lo que ocurre es que el mayor de esos embriones está un poco por delante de los demás en cuanto a su desarrollo, pues adquiere dientes y ojos antes que ellos”, afirma Chapman. “Y una vez que los tiene, comienza a cazar y a matar a sus hermanos. Así que son caníbales antes de nacer, lo cual es verdaderamente una locura”.

Una vez que el embrión mayor, que puede medir tan solo 12 cm de largo, ha matado a sus hermanos, se alimenta de ellos, lo que lo hace crecer exponencialmente en tamaño y fuerza, según un estudio realizado por Chapman y publicado en la revista Biology Letters. Este proceso se denomina “canibalización intrauterina”, lo que significa que ocurre dentro del útero. La canibalización deja solo dos embriones restantes de los 12 o 14 originales, uno en cada útero.

En el nuevo documental se presenta también un terrorífico clip de vídeo en el que aparece un enorme tiburón blanco arrancándole un gran pedazo a otro miembro de su especie en una pelea. La escena fue captada por buzos cerca de la Isla Neptuno, en el sur de Australia.

En la filmación también se muestra una fotografía tomada en aguas australianas, cerca de la Isla North Stradbroke en Queensland, de otro tiburón blanco con grandes marcas de mordeduras que casi lo cortaron por la mitad.

“¡Qué foto tan sorprendente!” dijo en la grabación Mark Meekan, biólogo marino del Instituto Australiano de Ciencias Marinas. “Es decir, es un tiburón enorme, mide unos 4 metros de largo, pero miren el tamaño de esa mordedura..Es absolutamente enorme. Se requiere una inmensa cantidad de poder para arrancarle un trozo así a otro tiburón. Es necesario ser muy grande”.

Los expertos piensan que los ataques de un tiburón contra otro son más comunes de lo que se creía.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.