Cierran nueve Unidades Médicas Urbanas de Coahuila tras fin de Prospera


Cierran nueve Unidades Médicas Urbanas de Coahuila tras fin de Prospera



El fin del programa Prospera por parte del gobierno federal en turno trajo consigo muchas inconsistencias y cierres de servicios que se incluían en el programa, llegando incluso a la desaparición del servicio del programa Unidades Médicas Urbanas (UMU), las cuales se unirán ahora al programa IMSS Bienestar.

Actualmente, en el estado de Coahuila se han contabilizado nueve cierres de UMU, las cuales fueron confirmadas por la delegación Coahuila del Instituto Mexicano del Seguro social (IMSS) y se unen al cierre de 306 UMU en 28 estados del país, las cuales estaban enfocadas en dar servicio a las personas que no estaban afiliadas al Seguro Social.

La delegación Coahuila del IMSS también anunció que la única UMU que continuará prestando sus servicios es la que se localiza en el municipio de Torreón, la cual seguirá atendiendo a las personas que no cuenten con seguridad social.

También se anunció que se buscará reinstalar a los médicos que trabajaban en estos departamentos, en la medida de las posibilidades del instituto, además de que se descarta la posibilidad de afectaciones para las personas que se encontraban siendo atendidas en estas unidades médicas.

Actualmente, el IMSS trabaja en un programa denominado “IMSS Para Todos”, en donde se busca garantizar la atención a las personas que también se encuentren faltos de la seguridad social, similar al programa cancelado, sin embargo, las atenciones en este tipo de programas no son constantes.

Se espera que para el próximo 30 de julio, las UMU de todo el país sean dadas de baja oficialmente, reinstalando a algunos de los médicos participantes en el programa en las Unidades Médicas Rurales (UMR) del país.

Algunos de los médicos y enfermeros que trabajan en estos lugares realizaron una manifestación afuera de Palacio Nacional el pasado 10 de junio, donde demandaron la participación del Presidente Andrés Manuel López Obrador para que regule su situación, ya que, incluso durante la realización de este programa, no contaban con prestaciones, seguridad social y eran contratados por honorarios.

También puedes leer: Opinión | La izquierda que no existe

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.