Ebrard a Trump: El flujo migratorio y el consumo de drogas no son responsabilidad de México


Ebrard a Trump: El flujo migratorio y el consumo de drogas no son responsabilidad de México



Ante el anuncio de Trump de aranceles a México por inmigración ilegal, el Secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dijo que los migrantes provenientes de Centroamérica y el consumo de drogas de EU no son responsabilidad de su país.

Ebrard exhortó la semana pasada a Estados Unidos a invertir en Centroamérica al presentar en Washington una multimillonaria iniciativa para la región que busca frenar la ola migratoria, sobre la cual la Casa Blanca aún no se ha pronunciado.

México, que comparte 3.200 km de frontera con Estados Unidos, tiene en el vecino del norte su principal socio comercial, al que envía más del 80% de sus exportaciones.

Desde octubre, por México han pasado oleadas de migrantes, en su mayoría centroamericanos escapando de la violencia en sus países, que buscan llegar a Estados Unidos a pedir asilo, lo que ha desatado la furia de Trump.

El mismo jueves el mandatario informó la detención de 1.036 inmigrantes ilegales que ingresaron a territorio estadounidense la víspera en un sector de Texas, un récord.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) informó que los 934 miembros de familias, 63 menores no acompañados y 39 adultos solteros arrestados eran de Guatemala, Honduras o El Salvador.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, no quiso especificar qué tipo de decrecimiento en el cruce de migrantes podría llevar al levantamiento de los aranceles. “Vamos a considerar el éxito por el número de personas que crucen la frontera y ese número debe comenzar a reducirse inmediatamente de manera significativa”, dijo.

– Medio millón de indocumentados –

Más de 530.000 extranjeros fueron detenidos o encontrados en los puestos de entrada de la frontera suroeste desde octubre de 2018.

Trump insistió el jueves en que sus adversarios demócratas deben “arreglar los vacíos legales” para evitar esto.

El mandatario acusó a la oposición, que controla la Cámara baja del Congreso, de bloquear cualquier iniciativa fronteriza y de no apoyar una legislación para poner fin a lo que calificó de “ridícula” política estadounidense sobre solicitantes de asilo.

Trump hizo de la construcción de un muro fronterizo con México una de las promesas centrales de su campaña presidencial de 2016.

Como el Congreso le negó los fondos, tomó miles de millones de dólares del presupuesto militar para construir secciones a lo largo de la larga frontera, lo que desató varios procesos judiciales.

Este jueves, el senador republicano Chuck Grassley criticó la decisión de Trump sobre los aranceles.

“La política comercial y la seguridad fronteriza son asuntos aparte”, dijo Grassley según el Washington Post.

(Con información de AFP).

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.