Una derrama de casi 100,000 millones de pesos | Newsweek México


Una derrama de casi 100,000 millones de pesos

empresas-buen-fin-derrama-millones


El universo de los consumidores que aún se dice interesado en acudir a El Buen Fin acapara la atención de las empresas.

 

Durante la edición de El Buen Fin de 2018 se espera que las ventas superen los 97,000 millones de pesos, es decir, que aumenten 5 por ciento respecto al año 2017. Además, de acuerdo con la Secretaría de Economía de México, se pronostica que los consumidores contarán con más de 2,000 proveedores registrados en Conciliaexprés, el programa de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) implementado para resolver reclamaciones en materia de consumo de manera inmediata.

Si se cumple el pronóstico, la facturación total registrada durante estas cuatro jornadas comerciales, del 16 al 19 de noviembre, equivaldrá a más del doble del presupuesto asignado a la Universidad Nacional Autónoma de México en 2017.

Aunque el volumen de recursos es significativo, el crecimiento augurado será modesto, sobre todo si se le compara con la edición de 2014, por ejemplo, cuya facturación creció 13.7 por ciento con respecto al año anterior.

Para este Buen Fin la Profeco desplegará un importante operativo a escala nacional, a través de sus 51 delegaciones y subdelegaciones, así como de sus canales de comunicación. La estrategia incluye unas 300 brigadas itinerantes para atender denuncias, brindar asesorías y realizar conciliaciones inmediatas para los consumidores en tiempo real. Asimismo, instalará 177 módulos a escala nacional, de los cuales 32 se montarán en aeropuertos y, el resto, en los centros comerciales, plazas, tiendas y corredores comerciales más importantes.

Este proyecto de descuentos a gran escala surgió en México en 2011, un año en el que aún era necesario paliar los efectos negativos de la crisis iniciada en 2008.

A partir de entonces, empresas particulares y entidades gubernamentales realizan cada año una detallada investigación de campo en la que siguen con lupa los precios de los productos que los mexicanos consumen durante El Buen Fin y el impacto que este evento tiene sobre la economía nacional.

Aliarse con El Buen Fin, no enemistarse

De acuerdo con la Secretaría de Economía, en 2017 se realizaron un total de 52 millones de operaciones, lo que representa 15 por ciento más que en 2016. En este año, las reclamaciones más frecuentes fueron por no respetar promociones u ofertas anunciadas, no acatar los precios exhibidos, brindar información o publicidad engañosa y condicionar o negar la venta.

Entre los productos más vendidos destacan ropa, pantallas, calzado, teléfonos celulares, electrodomésticos y equipos de cómputo.

El universo de los consumidores que aún se dice interesado en acudir a El Buen Fin acapara la atención de las empresas. Para motivar a los indecisos, tanto el gobierno como los grandes comercios trabajan en la tarea de asegurar que exista liquidez en el bolsillo de los consumidores para mediados de noviembre.

Por tal razón, en México ya es costumbre que una gran cantidad de trabajadores de empresas privadas reciban la mitad de su aguinaldo antes del inicio de este evento comercial. Esta tónica se repite con algunos servidores públicos en activo y jubilados.

La Profeco, a través del programa “Quién es quién en los precios”, ha realizado un levantamiento de 141,000 precios de 591 productos de mayor demanda en 49 ciudades, como pantallas, electrodomésticos y sistemas de audio. La idea es que el consumidor pueda consultar esos precios a la hora de enfrentarse a las promociones y ofertas que se ofrecen durante la jornada.

De acuerdo con la plataforma móvil global Ofertia, 17 por ciento de los usuarios aprovechan las ofertas de El Buen Fin para realizar sus primeras compras navideñas, una información que confirma un cambio de hábito en el consumo entre los mexicanos, con una creciente tendencia a planificar las compras.

La necesidad de compra durante este fin de semana y la voluntad de organizar el presupuesto familiar ha impulsado el uso de plataformas en línea como herramientas de consulta. Asimismo, 57 por ciento de los usuarios buscarán las mejores ofertas a través de aplicaciones e internet; 33 por ciento se informará directamente en la tienda, y solo 10 por ciento revisará las promociones en catálogos de papel. Finalmente, las tiendas departamentales (66 por ciento) serán el lugar de compra preferido por los mexicanos.

Ofertia también informa que 48 por ciento de los consumidores considera de manera positiva las ofertas de El Buen Fin. Un 36 por ciento lo califica como “buenos descuentos, vale la pena si tienes necesidad de adquirir productos”, y 12 por ciento piensa que “son muy buenas, espero todo el año para aprovechar estos descuentos”. En el otro extremo, 39 por ciento considera que los descuentos son mínimos y 13 por ciento no cree que se ahorre durante esta jornada comercial.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.