Revisión al “Fideicomiso Carretero” será una prioridad: Jiménez Espriú | Newsweek en español

Revisión al “Fideicomiso Carretero” será una prioridad: Jiménez Espriú



El próximo titular de la SCT se reunirá con Gerardo Ruiz Esparza para analizar la información relativa al Fideicomiso Maestro que el secretario peñanietista autorizó crear para que el peaje carretero pase de las arcas públicas a manos de privados. En entrevista precisa que la figura de un fideicomiso no debe crearse “para ocultar cosas ni para esquivar el control de la revisión y la observación pública”.

“Vamos a revisar este Fideicomiso Maestro con la misma escrupulosidad que revisaremos todos los fideicomisos que correspondan al gobierno”. Esta es la postura del ingeniero Javier Jiménez Espriú con respecto a la revelación que Newsweek en Español hizo en su pasada edición.

En el reportaje “El último hoyo negro de Gerardo Ruiz Esparza” se reveló la existencia de un “Fideicomiso Maestro” que, en diciembre, el aún secretario de Comunicaciones y Transportes autorizó crear para transferir el peaje carretero de las arcas públicas a un fideicomiso privado.

En el documento que formalizó tal operación figuran los nombres del secretario Gerardo Ruiz Esparza y del subsecretario de Infraestructura, Óscar Callejo Silva, quien firmó “por ausencia del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes”.

Ahí mismo se precisa que el denominado “Fideicomiso Maestro de naturaleza privada tendrá, entre otros fines, la contratación de financiamientos pagaderos con activos aportados a su patrimonio, incluyendo los flujos derivados del ejercicio de los derechos de cobro que se cedan a dicho patrimonio”.

El último hoyo negro de Gerardo Ruiz Esparza

La dependencia federal a cargo de Ruiz Esparza instruyó que Caminos y Puentes Federales (Capufe) continúe operando las autopistas, pero solo para recibir el dinero de manos de los usuarios y transferirlo al fideicomiso privado. El nuevo esquema plantea que Capufe será “supervisado” por un “ingeniero asesor” contratado por el fideicomiso privado, que tendrá atribuciones para decidir qué gastos pueden o no autorizarse para la operación y mantenimiento de las carreteras, atribuciones que previo a esta nueva disposición competían al Estado mexicano. Y como “ingeniero asesor” se designó a Grupo Triada, una compañía privada que en el gobierno de Enrique Peña Nieto fue contratada para proyectos como la supervisión del Tren Interurbano México-Toluca, uno de los más polémicos de la gestión de Ruiz Esparza.

A este respecto, Javier Jiménez Espriú, designado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador como el próximo titular de la SCT, señala en entrevista con Newsweek en Español que este tema merecerá “una revisión prioritaria” en la actual etapa de transición entre la administración federal saliente y la entrante.

Al ingeniero con amplia trayectoria en el sector público como el privado le tocará encabezar una de las secretarías estratégicas para el país, que maneja un presupuesto que ronda los 100,000 millones de pesos anuales, y a la que el saliente gobierno de Enrique Peña Nieto deja con múltiples problemas: entre otros, el inconcluso y hoy indefinido Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el Tren Interurbano México-Toluca (TIMT) y, ahora, este “Fideicomiso Maestro”, que los expertos señalan como irregular y que puede convertirse en un “hoyo negro” en la contabilidad de la SCT que hace imposible una fiscalización eficiente y que puede derivar en un mal manejo de los recursos públicos.

En entrevista con este semanario, el futuro titular señala que la SCT no le había informado de la existencia de dicho mecanismo. Y que al conocer el tema por esta publicación periodística, este se volvió una de las prioridades para revisar en el proceso de transición vigente.

—¿Qué opinión le merece este Fideicomiso Maestro mediante el cual la SCT aprueba que el peaje carretero termine en un fideicomiso privado?

—La información que yo obtuve fue la que difundió usted. No tenía yo conocimiento de la existencia del fideicomiso. Es un mecanismo de creación de un fideicomiso que se convierte en un fideicomiso privado siendo obviamente un fideicomiso de orden público, porque lo crea una entidad pública con recursos públicos, pero lo transformaron en un fideicomiso privado. No tenía información al respecto, pero ante esta revelación he solicitado al secretario de Comunicaciones y Transportes una reunión, donde veremos esta información del Fideicomiso Maestro, además de otras informaciones, porque estamos en pleno proceso de transición. La próxima semana veremos este tema del Fideicomiso Maestro al cual usted se ha referido en la información publicada. Haremos un análisis y daremos una opinión fundamentada sobre la información que recibiremos.

IMAGEN: QUETZALLI BLANCO

—Uno de los planteamientos que hizo el presidente electo es desaparecer los fideicomisos que se usan como mecanismos para no transparentar el uso de recursos. ¿Cuál sería el criterio de revisión en este caso?

—Desde la óptica de que revisaremos todos los fideicomisos como lo ha mencionado el licenciado López Obrador. Los fideicomisos pueden ser una figura importante de financiamiento, pero de ninguna manera utilizaremos la figura ni para ocultar cosas ni para esquivar el control de la revisión y observación pública.

Hace una breve pausa y enfatiza:

“Vamos a revisar este Fideicomiso Maestro con la misma escrupulosidad que revisaremos todos los fideicomisos que correspondan al gobierno, y en el caso nuestro, los que tengan que ver con el sector comunicaciones y transportes”.

LOS FOCOS ROJOS

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el Tren Interurbano México-Toluca, y ahora la revisión al Fideicomiso Maestro carretero, explica Jiménez Espriú, son sus temas prioritarios en la actual etapa de entrega-recepción de la SCT.

Sobre el NAIM subraya que la decisión que se tome en torno a esta obra será resultado de la consulta ciudadana programada para octubre próximo.

Newsweek en Español habla con el futuro secretario justo el mismo día en que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) le hizo entrega del informe que ese organismo hizo sobre la obra que debía haber sido una de las emblemáticas de la administración peñanietista y que se tornó en una de las más polémicas.

—¿Cuántas fojas le ha tocado leer del tema del aeropuerto?

—¡Ya parezco abogado, cientos de miles! —comenta con un dejo de broma.

Luego, muy serio explica que es un tema complicado que le ha mantenido ocupado prácticamente desde que los resultados electorales le dieron el triunfo presidencial a López Obrador, dado que este ha sido un tema prioritario desde su campaña.

—¿Habrá o no aeropuerto?

—Nosotros hemos dado un análisis de la información que tenemos y hemos planteado los pros y contras de las dos opciones que técnicamente son viables. Ahora queremos que la ciudadanía analice con toda objetividad, y de nuestra parte con toda imparcialidad, y que la ciudadanía decida.

“Lamentablemente estamos ante una situación de hecho y tenemos que tomar la decisión en función de cómo está. Como dice el licenciado López Obrador, la decisión es mala, vamos a intentar tomar la menos mala, y ya una vez que se tome vamos a tratar de hacer lo mejor posible para que las consecuencias sean lo menos delicadas o llevarlas a lo positivo, pero a la ciudadanía le vamos a dar las dos opciones técnicamente viables, para que decida, con los pros y contras.

Con independencia de la decisión que se tome, añade, “esta situación nos ha llevado a otra disyuntiva, qué vamos a hacer de aquí al 2023 en que no vamos a disponer de la opción que se decida, y mientras el aeropuerto se va a seguir saturando. Vamos a tener que instrumentar alguna solución que nos permita solventar el problema”.

—¿Qué están considerando?

—Vamos a tener que incorporar la operación del aeropuerto de Toluca, de Querétaro, de Cuernavaca, en función de cuáles son los flujos actuales, porque los pasajeros aumentan.

—¿Qué harán con el Tren Interurbano?

—Es otro de los problemas que también tenemos que resolver y la próxima semana se tendrá reunión con el secretario (Ruiz Esparza) para este tema del Tren Interurbano porque debió haberse terminado, se atrasó la obra y se encareció el costo. Tenemos que conocer el estado real. Tenemos problemas de índole muy diversa: de diseño, de construcción, de derecho de vía, y sociales porque hay gente a la que no se le ha pagado. Tenemos que puntualizar cuáles son esos problemas para solventarlos, y está pendiente no solo el tema del tren, sino a dónde llegará ese tren, porque se ha planteado que llegue a la estación Observatorio, pero también que desde allí lleguen otras conexiones; y hay que hacer allí una obra importante en donde el gobierno de la Ciudad de México tiene que platicar. Ese es un tema muy delicado, muy importante por la magnitud y la importancia de la obra, y porque no tenemos todavía todos los pelos de la burra en la mano.

–¿Qué objetivos estratégicos planteará su gestión?

–Uno de los proyectos prioritarios es el de Caminos de mano de obra, consiste en carreteras pavimentadas para las más de 300 cabeceras municipales que no tienen carreteras pavimentadas y que están incomunicadas. Mediante la construcción de estas se va a intercomunicar a todas esas comunidades, porque hasta ahora estas personas están en la exclusión y fuera del progreso.

“En este proyecto integral —explica— vamos a abrir desde un principio varios frentes de trabajo con mano de obra local, a la que se dará asesoría técnica especializada, para que se encarguen de construir sus caminos y darles mantenimiento. Es decir, habrá trabajo en cada zona y que la gente de la región no tenga que desplazarse a buscar cómo sobrevivir a otras partes y dejar a su familia. Este tipo de obras, además de generar trabajo, harán que la gente haga suyo su camino”.

El proyecto, abunda, arrancará a más tardar los primeros días de enero y será inaugurado en Oaxaca por el jefe del Ejecutivo con la primera vía.

El segundo proyecto integral que se plantea el nuevo gobierno es el de “llevar internet de banda ancha a todo el país. Mediante cualquier tipo de tecnología, para que todo el mundo tenga conectividad, así sea el punto más distante. Y vamos a conectar de forma gratuita todos los espacios públicos posibles: hospitales, escuelas, centros comunitarios, carreteras, parques”.

El próximo titular de Comunicaciones y Transportes destaca que, en la preservación e impulso de la infraestructura y potencial con que cuenta el país, el portuario y de la marina mercante es una veta que había sido descuidada, pero que recobrará impulso en esta nueva administración.

–¿Qué plan tiene para el sector portuario y de la marina mercante?

—Mire, ese es un tema que se está analizando con mucho cuidado porque es un sector con mucho potencial. Tenemos un potencial extraordinario: 11,000 kilómetros de litorales, 116 puertos, pero el sector se abandonó por completo. Tenemos escuelas náuticas y no barcos, no tenemos cabotaje, y tenemos que lograr que haya cabotaje, tenemos que impulsar que haya carreteras marinas.

“Precisamente —indica— la meta es reorganizar bien la administración portuaria, hacer eficientes los puertos, la restauración de la industria náutica, mayor actividad en los astilleros para que se construyan los barcos que necesitamos. Tenemos toda esta posibilidad porque tenemos un enorme potencial en nuestras costas, y ahora mismo estamos revisando varios proyectos para hacer resurgir el sector náutico”.

LICITACIONES CON TRANSPARENCIA

Otro de los temas a los que alude el ingeniero Jiménez Espriú se refiere al “contratismo irresponsable”, como él lo define. El mismo no es exclusivo de la SCT sino de todo el sector público. Y es por ello que indica que, de manera horizontal, el gabinete trabaja en el diseño y aplicación del uso de tecnología para hacer más eficientes los procesos de contratación.

También se plantea la posible modificación de la ley de obra pública por considerarla “muy engorrosa, barroca y llena de recovecos” y —enfatiza— “que lo único que hace es encarecer la corrupción”.

El próximo gobierno federal analiza hacer modificaciones a la Ley de Obra Pública para simplificar los procedimientos, en esquemas similares a los anunciados recientemente por López Obrador para el sector hacendario, en el que se pondera el “régimen de confianza”.

Jiménez Espriú explica que, además, la SCT hará uso de un solo padrón de proveedores, en el cual se verificará que cada una de las empresas allí enlistadas sean formales y con capacidad técnica real, comprobada y comprobable. “Se acabaron los contratistas favoritos del sexenio”, indica.

El futuro secretario dice que en el gabinete se busca aplicar mecanismos en los cuales se detecten posibles irregularidades en tiempo real, en lo que él define como mecanismos para “controlar el contratismo irresponsable”.

“Vamos a aplicar todos los métodos posibles, la tecnología, para estar al pendiente de todo lo que está pasando, que no nos enteremos de que hubo una irregularidad cuando la Auditoría Superior de la Federación diga ‘hace cuatro años pasó esto, o hace dos años’, sino que nos enteremos cuando esté pasando. Vamos a establecer mecanismos en los que el secretario, los subsecretarios correspondientes, los jefes de las unidades, estén enterados de lo que esté pasando en el área de sus responsabilidades permanentemente”.

Y reitera lo que ha sido un mensaje principal en sus pronunciamientos públicos recientes:

“No va a haber contratistas favoritos del sexenio. Se acabó esa práctica. No va a haber retratos hablados en las bases de licitación, las licitaciones serán transparentes. Tenemos que establecer un compromiso con los contratistas de que la corrupción debe cortarse por los dos lados: que no haya ni corruptos ni corruptores, ni extorsionadores ni víctimas, y que haya un mecanismo que nos permita detectar las posibles malas prácticas para aplicar las medidas correspondientes.

“Estamos diciendo que cero corrupción y cero impunidad. Cuando se establece una regla siempre hay alguien que la rompe, y el día que encontremos que alguien cae de alguna manera, la que sea, no habrá de ninguna manera clemencia; o sea, para el que encontremos en un acto de corrupción, no habrá impunidad”, asegura.

DE CORRUPCIÓN A CONSTRUCCIÓN

Para esta cruzada contra la corrupción que se plantea, el próximo responsable de la SCT observa que “será necesario que los ciudadanos nos alerten cuando haya algo irregular”.

Al respecto comenta que las cámaras del sector “también tienen mucho interés en que se cambie el concepto de eso que se llama industria de la corrupción en vez de industria de la construcción”.

—La secretaría que le toca encabezar es una de las más importantes y estratégicas, este sexenio manejó recursos por más de 600,000 millones de pesos. ¿Qué haría usted con ese dinero?

—¿Sabe qué? Necesitamos invertirlo bien para provocar que haya cuando menos otro tanto del sector privado, porque México es la economía número 15 del mundo, pero estamos calificados en el lugar número 56 de los 137 países que califican los organismos internacionales en cuanto a infraestructura. Por eso, con proyectos como el de la reactivación e impulso al Istmo de Tehuantepec, el Tren Maya y otros proyectos esperamos ser más competitivos en infraestructura, porque eso es el motor de desarrollo para los demás sectores. Y para ello hacer rendir el presupuesto y un uso adecuado es fundamental. ¿Qué haré yo con ese presupuesto? Ya verán lo que vamos a poder hacer: infraestructura, mantener los caminos, reactivar los puertos…

Javier Jiménez Espriú es el hombre mayor del gabinete lopezobradorista. El año pasado, la Academia Mexicana de Ingeniería, a la que pertenece desde hace décadas, le rindió un homenaje por su trayectoria y aportes.

Es, además, un apasionado de las artes. Hace 40 años fundó la Orquesta Sinfónica de Minería, la Academia de Música de la misma institución, y también la Sala Nezahualcóyotl así como la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, la más antigua y de mayor tradición en el país.

Lo mismo ha sido funcionario público que del sector privado. Y a partir de diciembre le tocará encabezar una de las secretarías clave para México.

—¿Qué le espera como reto profesional y personal? —se le pregunta.

—Mire, empiezo por el personal porque tengo 81 años. Voy a romper un Record Guinness, voy a ser el miembro del gabinete más viejo de la historia de México —dice bromeando.

“El reto personal es culminar una carrera profesional poniendo cosas que mucha gente ha dicho que no se puede, y demostrar que la ingeniería mexicana está al mejor nivel del mundo; también que se puede estar en la función pública y hacer la cosas bien y con una absoluta honestidad, y que México tiene el talento suficiente para ser construido por sus propios hijos. Esto no quiere decir que yo me niegue a que venga otra gente a participar, pero tenemos la capacidad y el talento suficiente.

“Ese sería mi reto dentro de los años que me toque estar en la secretaría porque, como le dije al licenciado López Obrador, y en términos de beisbol: ‘Yo entro como pitcher abridor y ya que tenga el juego ganado me manda como embajador’. Me respondió: ‘¡No! Usted me dura las nueve entradas’. Pero eso ya no depende de uno, depende de muchas cosas, y cuando se tienen 81 años se debe tener el bullpen con pitchers calentando.

“Lo que vamos a demostrar es que la administración pública puede ser tan eficiente como la administración privada eficiente, porque no es cierto que la administración privada sea siempre eficiente. Vamos a demostrar que la administración pública se puede llevar con honradez”.

—¿Cuál será su aporte como secretario de Estado?

—Vamos a reingenierizar la SCT. Todos mis colaboradores, los subsecretarios, son ingenieros. El último ingeniero que fue secretario de Comunicaciones y Transportes fue Daniel Díaz Díaz, que terminó en 1988.

IMAGEN: ARTEMIO GUERRA BAZ / CUARTOSCURO

—¿Por qué es necesario reingenierizar la SCT?

—Porque se perdió la ingeniería. Antes en la SCT se hacía todo: el diseño de puentes, de carreteras, se vigilaba su desarrollo y mantenimiento. Por ejemplo, de esta secretaría surgieron las especialidades de vías terrestres que hay en muchas universidades del país. Era un organismo en donde se formaban los ingenieros. Ese será ahora el planteamiento, por ejemplo, el coordinador general de Puertos y Marina Mercante [Héctor López] es una persona que conoce todo. Me dijo: ‘Fíjate que normalmente lo que hacen es visitar los puertos, yo no voy a hacer eso porque yo los conozco todos, participé en su creación’. Esa será la diferencia.

“En algunos momentos lúcidos de nuestra historia se dio impulso a esta secretaría: se construyeron carreteras, presas, caminos, institutos de ingeniería, laboratorios. Y es que debe haber ingenieros haciendo ingeniería. Yo tengo un profundo respeto por otros profesionales, pero lo planteo así: a mí me gusta mucho la música, organicé una orquesta que está cumpliendo 40 años, y me di cuenta en ese momento, allí confirmé que para que una orquesta toque bien, el primer violín tiene que ser un violinista, y el primer arpista, un arpista, el de los timbales, un timbalista; no podemos poner a un plomero a tocar el arpa porque no va a poder ni afinar las cuerdas. Entonces, zapatero a tus zapatos, así vamos a ingenierizar este sector.

“Estoy invitando a ingenieros que tienen la experiencia y tendrán dos obligaciones: hacer su trabajo y volver a formar cuadros de profesionales de la ingeniería en la secretaría para que se pongan la camiseta y hagan su trabajo con convicción”.

FIDEICOMISO MAESTRO NO ESTÁ EXENTO DE REVISIÓN POR ÓRGANOS DE CONTROL: SCT

Aquí la misiva completa que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes envió  a la redacción de Newsweek en Español:

“En torno a la nota publicada en las páginas 16 a la 21 de la revista fechada el 2 de septiembre, referida al Fideicomiso Gubernamental de la Autopista México-Puebla, me permito precisar lo siguiente:

“La modificación del título de concesión de la Autopista México-Puebla se realizó con base en los artículos 6 a 13 de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, en beneficio del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), organismo que a través de su Comité Técnico solicitó dicha modificación.

“En ningún caso, con esa operación, el Fideicomiso de referencia está exento de revisión por parte de los órganos de control, de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), tal como lo requirió la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la autorización.

“Cabe reiterar que el Fideicomiso Maestro tiene la obligación de proporcionar a la SCT y a cualquier otra entidad gubernamental así como a la ASF la información que se requiera para el adecuado ejercicio de sus atribuciones, incluida la relativa a la fiscalización de su operación.

“Es importante mencionar que tanto la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como el FONADIN, en el ámbito de sus respectivas atribuciones y obligaciones, son las instancias encargadas de la toma de decisiones y seguimiento puntual de la operación financiera derivada de la cesión de derechos de cobro.

“Señora Directora, le solicito la publicación de la presente aclaración en beneficio de la precisión de la información y sus lectores.

CORDIALMENTE

EL DIRECTOR GENERAL

MTRO. RODOLFO GONZÁLEZ FERNÁNDEZ”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.