Trump y Putin hablan del futuro de su relación en su primera cumbre bilateral


Trump y Putin se elogian, buscan salvar su relación y dejan de lado la injerencia rusa en las elecciones

Trump


La injerencia rusa en las elecciones de Estados Unidos, una posible cooperación energética y reiniciar las complejas relaciones entre ambas potencias, marcaron la primera cumbre bilateral entre los mandatarios Donald Trump y Vladimir Putin, este lunes en Helsinki.

Ambos mandatarios salieron de su reunión en Helsinki expresando su deseo de cooperar en los desafíos globales, después de conversaciones sobre una serie de temas que incluyó desde Siria, Ucrania y China hasta la imposición de  aranceles y el tamaño de sus arsenales nucleares.

Putin consideró que su encuentro con Trump se dio en un ambiente sincero y de trabajo, y que fueron bastante “exitosas y útiles”, pese a las discrepancias que cada uno tiene sobre ciertos temas, en defensa de los intereses de sus respectivos países.

Uno de los temas ásperos entre ambos mandatarios era la injerencia rusa en las elecciones de EE.UU.

Donald Trump se negó a criticar este lunes a su homólogo ruso, por las supuestas intromisiones electorales, y más bien destacó el “contundente” rechazo que hizo su homólogo de cualquier interferencia en la política de su país.

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos creen que Putin ordenó a los piratas informáticos (hackers) y propagandistas intervenir en la elección presidencial de 2016 para ayudar a Trump a ganar, pero el lunes el presidente estadounidense parecía estar del lado del ruso.

“Yo tengo una gran confianza en mi gente de inteligencia, pero les voy a decir que el presidente Putin fue extremadamente fuerte y contundente en su negativa hoy y lo que hizo fue una oferta increíble”, dijo Trump.

Así se refirió a la propuesta de Putin en Helsinki de que se le permita a Washington interrogar a los 12 agentes de inteligencia rusa acusados de piratear los correos electrónicos de la aspirante demócrata Hillary Clinton a la elección presidencial que ganó Trump.

“Tenemos un acuerdo entre Estados Unidos y Rusia que data de 1999 sobre la ayuda en los casos criminales y este acuerdo sigue en vigencia. En este marco, (la Fiscalía estadounidense) puede enviar una solicitud para realizar el interrogatorio a estas personas que son sospechosas”, declaró Putin en una conferencia de prensa conjunta.

Tanto Trump como Putin se empeñaron en resaltar los puntos positivos.

“Nuestra relación nunca ha sido peor de lo que es ahora. Sin embargo, eso cambió hace aproximadamente cuatro horas. Realmente lo creo”, dijo Trump, y prometió que la cumbre era “sólo el comienzo”. “Muy, muy buen comienzo”, remarcó.

Putin agregó: “Es obvio para todo el mundo que las relaciones bilaterales atraviesan un periodo difícil. Sin embargo, no hay razones objetivas para estas dificultades y el actual clima de tensión”, afirmó.

Tras celebrar “la atmósfera franca” de la cumbre, el líder ruso consideró las conversaciones como “muy exitosas y útiles”.

Cooperación en materia energética

El presidente ruso Vladimir Putin propuso este lunes a su homólogo estadounidense Donald Trump trabajar juntos en la regulación de los mercados del petróleo y gas de esquisto.

“Podríamos trabajar de manera constructiva para regular a los mercados internacionales, porque no nos interesa una baja extrema de los precios”, declaró Putin al referirse al petróleo y gas de esquisto, en una conferencia de prensa conjunta con Trump tras una reunión histórica en Helsinki.

Entre los principales países con mayores yacimientos de petróleo y gas de esquisto (no convencional) figuran Argentina, Rusia, Estados Unidos y China.

Al rescate de la relación

El encuentro sólo con sus respectivos traductores duró más de dos horas en un salón del palacio presidencial de la capital finlandesa, que tiene una larga tradición como sede de cumbres Este-Oeste.

Antes de esta reunión, Trump había expresado ante Putin su esperanza en lograr una relación “extraordinaria”.

“Me complace enormemente que nos encontremos”, “ha llegado el momento de hablar sobre nuestras relaciones de fondo”, dijo Putin.

Este es el tercer encuentro Trump-Putin, pero la primera cumbre bilateral entre ambos, pues las dos reuniones anteriores se dieron en citas multilaterales.

En un tuit publicado previo a la reunión, Trump señaló que las relaciones con Rusia nunca han estado peor gracias a años de estupidez y tontería estadounidense, a lo que el gobierno ruso respondió también en Twitter “estamos de acuerdo”.

La contrincante demócrata de Trump en las pasadas elecciones presidenciales, Hillary Clinton, también en Twitter había preguntado sí el actual jefe de la Casa Blanca sabía para que equipo jugaba, en referencia a su presunto rechazo a criticar a Rusia.

Mientras tanto, en Moscú el vocero presidencial Dmitry Peskov coincidió en que las relaciones entre ambos países se encuentran en mal estado, y subrayó que su país no había iniciado esa situación.

En Washington disgustó a muchos la decisión de Trump de sentarse a solas con Putin, preocupados por lo que podría negociar con el exjefe de espías de la KGB, después de haberse codeado con líderes autocráticos de China y Corea del Norte.

De hecho, algunos críticos en su país querían la suspensión de la cumbre de Helsinki, después que el viernes fueran acusados formalmente por Mueller los 12 agentes rusos tras una larga investigación sobre la supuesta piratería de correos electrónicos demócratas en un intento por llevar a Trump al poder.

Con información de AFP y Notimex.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.