Muere el futbolista Diego Armando Maradona | Newsweek México


Muere el futbolista Diego Armando Maradona



El famoso futbolista argentino, Diego Armando Maradona murió a los 60 años, por un paro cardíaco.

Hace unas semanas Maradona fue sometido a una operación para retirarle un coágulo la cabeza, producto posiblemente de un golpe, además de presentar un cuadro de anemia y deshidratación. El 11 de noviembre fue dado de alta.

La leyenda del fútbol argentino fue intervenido tras sufrir malestares, mareos y síntomas preocupantes. Fue llevado a una nueva casa en el distrito de Tigre, al norte de Buenos Aires, para estar más cerca de sus hijas y otros familiares.

El también DT del equipo Gimnasia La Plata había permanecido confinado debido a la pandemia de coronavirus hasta que reapareció en público muy desmejorado y con dificultades para caminar y hablar.

Entérate: Maradona será operado de un hematoma en la cabeza

Duelo nacional

El gobierno de Alberto Fernández decretó duelo nacional de tres días a partir de este miércoles tras la muerte de la leyenda del fútbol argentino Diego Maradona, a los 60 años de un paro cardíaco, informó la Presidencia en un comunicado.

“Con motivo del fallecimiento de Diego Armando Maradona, el Presidente de la Nación decretará tres días de duelo nacional a partir del día de la fecha”, señaló el parte.

De acuerdo con Newsweek Argentina, los restos mortales de Diego Maradona serán velados en la Casa Rosada, confirmaron hoy fuentes oficiales.

Al conocerse la noticia, y en declaraciones a distintos medios de comunicación, el presidente Alberto Fernández había afirmado que ponía a disposición de la familia todos los recursos necesarios para la despedida del exfutbolista.

“Están abiertas todas las puertas del Estado”; lo que la familia pida, Diego merece tenerlo«, sostuvo Fernández.

Fernández definió a Maradona como un «hombre único», que permanecerá “imborrable en la memoria colectiva” y cuya figura representaba a “Argentina en el mundo”.

Su vida

Diego Maradona, el niño de un barrio pobre de Buenos Aires que se convirtió en legendario futbolista murió este 25 de noviembre de 2020.

El pasado 30 de octubre, el hombre contradictorio y arbitrario, desafiante e ingenioso, machista, amigo leal y enemigo temible, cumplió 60 años.

Nacido en 1960, vivió su infancia en Villa Fiorito, un barrio muy pobre de la periferia de la capital argentina donde comenzó a destacarse por sus maravillas con la pelota.

Foto: – / AFP

Casi dos décadas después, se consagró como estrella universal del fútbol, cuando con la cinta de capitán de la selección argentina alzó la copa del Mundial de México 1986. Fue allí donde anotó sus goles más famosos: el polémico de la ‘mano de Dios’ y el mejor de la historia de los mundiales, ambos frente a Inglaterra en cuartos de final (2-1).

En Argentina, Maradona despertó devoción y pasiones al punto de crearse la Iglesia Maradoniana, que lo considera su dios.

“Quisiera ver al Diego para siempre, gambeteando (haciendo regates) toda la eternidad”, entonaba la banda roquera Ratones Paranoicos, en una de las decenas de canciones que inspiró el Diez.

Con la casaca albiceleste, lloró de bronca al recibir la medalla de subcampeón en el Mundial de Italia 1990. Jugó otras dos copas del mundo: España 1982 y Estados Unidos 1994, cuando pronunció su frase “me cortaron las piernas”, luego de darle positivo un control de dopaje, por efedrina, en pleno renacer futbolístico. Le costó una suspensión de 15 meses, la segunda de su vida.

Más tarde, como entrenador, quiso transmitir su mística a la Albiceleste. Condujo a la selección entre 2008 y 2010 hasta el mundial de Sudáfrica, con Lionel Messi en la cancha, pero su suerte se selló con una dura derrota 4-0 que le propinó Alemania en cuartos de final.

En total disputó 676 partidos y anotó 345 goles en sus 21 años de carrera, entre la selección argentina y los clubes.

Lee: Llega Maradona a Sinaloa y se prepara para encuentro con sus nuevos jugadores

Más que un jugador

Maradona fue más que ese jugador “con el guante blanco en el pie, del lado del corazón”, como lo describió el roquero Andrés Calamaro.

Indomable, confrontó con el poder del fútbol mundial, desafió al establishment, se abrazó con líderes de la izquierda latinoamericana, tuvo una amistad con Fidel Castro, se tatuó al Che Guevara, lo invitaron jeques árabes y es ídolo de figuras legendarias del deporte universal.

Ennel año 2000, tuvo una crisis cardíaca por sobredosis en el balneario uruguayo de Punta del Este. Vendría un largo tratamiento con idas y vueltas a La Habana, lejos de las cámaras.

Con 100 kilos de peso, otra crisis cardíaca y respiratoria lo sorprendió en 2004 en Buenos Aires y lo puso al borde de la muerte.

Foto: JORGE DURAN / AFP

Se recuperó. Se operó el estómago para adelgazar 50 kilos hasta que volvió un año después como exitoso animador de televisión. En 2007, excesos en el consumo de alcohol forzaron dos internaciones con hepatitis tóxica. Fue llevado a un hospital psiquiátrico. Volvió a salir.

A las canchas, regresó como DT, rol que ya había probado, sin éxito, en Mandiyú (1994) y Racing (1995). Tras conducir la selección, estuvo al frente del Al Wasl (2011-2012) de los Emiratos Árabes, luego de Al Fujairah (2017-2018) y siguió a México en los Dorados de Sinaloa (2018).

Operado de las rodillas y con bastón, asumió en 2019 en su país la conducción de un alicaído Gimnasia y Esgrima La Plata.

Con información de AFP.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.