Alcibíades García, de normalista a figura política | Newsweek México


Alcibíades García, de normalista a figura política



Como ex profesor e hijo de un maestro rural, dice que quiere fortalecer a los niños y darles educación de calidad. En 2014 presentó la ley anti-bullying en BC y fue aprobada.

Son tantas las memorias del político Alcibíades García Lizardi, que decidió escribir un libro para contar cómo conoció en su juventud al ex presidente Adolfo López Mateos, y qué aprendió al trabajar con otros mandatarios, como José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari. 

Alcibíades nació en Mexicali, en 1941, y primero estudió en la Benemérita Escuela Normal Urbana Federal Fronteriza para ser profesor como su padre.

Ahí descubrió que quería ser un líder y saltó a la política después de estudiar Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Su carrera inició con cargos administrativos en gobiernos priístas, hasta que en 1999 cofundó Convergencia por la Democracia en Baja California, hoy Movimiento Ciudadano, la fuerza política que lo abandera en la contienda por la gubernatura del estado.

Alcibíades no fue la primera opción de su partido, sino Alejandro Mungaray Lagarda, economista y ex rector de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Sin embargo, el académico rechazó la invitación tres días antes de que venciera el plazo del Instituto Estatal Electoral (IEEBC) para solicitar su registro.

Alcibíades, que es dirigente del partido naranja en esta entidad, entró como reemplazo y Mungaray anunció más tarde que apoyará a la candidata de Morena, Marina del Pilar Ávila Olmeda. 

La siguiente entrevista se hizo el mismo día en que Movimiento Ciudadano, a nivel nacional, aprobó y anunció el perfil de Alcibíades como candidato a gobernador de Baja California. El texto fue editado por motivo de espacio.

—¿Cómo fue su infancia?

Maravillosa, un niño de condición muy humilde pero intensamente feliz con padres ejemplares. Soy el tercero de una familia de siete. Nací en el Valle de Mexicali hace muchos años, cuando no había vías de comunicación, ni electricidad. Mi padre era maestro rural en la época del General Lázaro Cárdenas, llegó a Mexicali en el año 39 y aquí se asentó.

 —¿Me podría compartir una anécdota que la haya marcado en su infancia?

 —Un hecho que a los 14 años marcó mi vida es que con mis propios recursos me compré mi primer automóvil. Mi pasión son los autos desde niño. Con los ahorros de la renta de mi bicicleta y el apoyo de mis clientes de boleada y limpieza de calzado me compré un Chevrolet 1940 convertible, color guinda. A partir de ese vehículo empecé a comprar más y llegué a ser vendedor de autos usados.

 —¿En qué momento saltó a la política?

 —Estudié en la Escuela Normal Federal Fronteriza. Ahí me convertí en presidente de la sociedad de alumnos y un día me enteré que iba a venir el presidente de México, Adolfo López Mateos. Quería verlo para decirle que la escuela no tenía baños, campo deportivo, biblioteca, ventanas, puertas. Ayúdenos, aquí están las nuevas generaciones de maestros de México y de Baja California, eso quería decirle. Armé la agenda y detuve al presidente. Le puse un cerco de puros niños de la primaria Salvador Jiménez Gómez, voy y le golpeo la puerta, me abre y me subo. Ese es el liderazgo, atrévanse a hacer grandes. Rompí la agenda del presidente y ahí vamos para la escuela, que estaba a 400 metros. Un pequeño recorrido bastó para que el presidente me dijera van a tener su escuela el próximo año.

 —¿Cuál es el que político más lo ha influyó?

 — López Mateos cumplió su palabra y me dejó una huella, con la ayuda del gobernador Eligio Esquivel Méndez construí la única pista autódromo que ha habido en Mexicali qué se llamó Adolfo López Mateos, en la Colonia Zaragoza.

—¿Por qué deben votar los electores por usted?

—Tenemos amargas experiencias del PAN, PRI y PRD, sería absurdo volver a votar por los mismos, por eso no estamos en la coalición. Querían ellos que estuviéramos, inclusive querían que nosotros encabezáramos la coalición, pero dije no, vamos solos con los ciudadanos y en el caso de Morena no encuentro algo que le favorezca. Tenemos basureros clandestinos, problemas de contaminación ambiental, problemas con la industria maquiladora, con los pescadores de San Felipe, con lo de Constellation Brands, que debió quedarse…

—¿Cuál sería su primera acción de gobierno en caso de ganar la gubernatura?

—Armar un buen equipo de trabajo… Voy a armar una agenda de respuestas, de acuerdo a los planteamientos que me hagan los diferentes sectores de la sociedad. Vamos haciéndolo sin promesas.

—¿Tiene propuestas para la niñez?

—Ser hijo de maestro significa tener un conocimiento claro de lo que representan los niños niñas y adolescentes. Hay que fortalecer a los niños y darles educación de calidad, hay que apoyar a los maestros con mayor capacitación, mayor actualización. A través de la cultura y del deporte. Más allá de la mente sana y el cuerpo sano, integración. Fui justamente el creador de la ley anti bullying en la cámara de diputados en la legislatura 21, porque es un tema de actualidad el hecho de que un niño lastime la dignidad de otro.

—¿Algo que desee agregar?

—Lo que acabo de platicar en esta entrevista está escrito en mi libro con mayor detalle. Soy fundador de Movimiento Ciudadano, antes Convergencia. Han sido 25 años de lucha contra del sistema político mexicano y eso nos ha costado sangre sudor y lágrimas.

Se les hace muy fácil a las candidaturas ciudadanas llegar aquí a decir quiero ser candidato, sin embargo cuando llegan y les abrimos la puerta es el cuento del sapo. Si tu casa es chica no dejes entrar al sapo, porque se hincha. Se quieren apoderar de una situación como ésta.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.