¿El árbol de Navidad es tóxico para gatos y perros? Lo que debes saber para la seguridad de tu mascota | Newsweek México


¿El árbol de Navidad es tóxico para gatos y perros? Lo que debes saber para la seguridad de tu mascota

LOS ÁRBOLES de Navidad, sean naturales o artificiales, pueden ser un peligro para los hogares con mascotas. A continuación, veremos los peligros a los que debes estar atento y cómo mantener seguros a tus gatos y perros cuando estén cerca de estos árboles festivos. 

LOS ÁRBOLES DE NAVIDAD PUEDEN SER TÓXICOS

Ten cuidado con las agujas que se desprenden de los árboles de Navidad, las cuales “no son digeribles y pueden ser levemente tóxicas según el tamaño de tu perro y de cuántas haya ingerido”, señala Hartz, una empresa de cuidado de mascotas.

“Los aceites del abeto pueden irritar la boca y el estómago de tu perro y hacer que vomite o babee en exceso. Las agujas de los árboles también pueden obstruir o perforar el tracto gastrointestinal”, añade la empresa.

Debes extremar tus precauciones con los árboles de Navidad artificiales, ya que estos se vuelven más frágiles con el paso del tiempo. “Los trozos pequeños de plástico o aluminio pueden romperse y provocar un bloqueo intestinal o irritación en la boca si tu perro las ingiere”, señala Hartz.

También lee: ¡No le des las sobras de comida a tu mascota, la perjudicarás!

Blue Cross for Pets, la organización sin fines de lucro del Reino Unido, advierte: “Existe un riesgo muy pequeño de que las agujas afiladas de los pinos provoquen un daño intestinal si se ingieren, o pueden introducirse en los ojos o en los oídos, pero los casos son extremadamente infrecuentes. Si esto te preocupa y deseas tener un árbol de Navidad natural, puedes considerar la posibilidad de adquirir una variedad que no desprenda agujas.

“Los aceites producidos por algunos árboles de Navidad también son levemente tóxicos si se consumen y provocan una irritación menor en la boca y el estómago de las mascotas”, añade la organización.

Algunas plantas de temporada que se encuentran en los hogares durante la época navideña también pueden ser peligrosas para las mascotas.

La Asociación Médica Veterinaria de Estados Unidos (AVMA, por sus siglas en inglés) indica: “La amarilis, el muérdago, el álamo balsámico, el pino, el cedro y el acebo son algunas de las plantas de temporada más comunes que pueden ser peligrosas e incluso venenosas para las mascotas que deciden ingerirlas. Las flores de nochebuena también pueden ser problemáticas”.

EL AGUA PARA LOS ÁRBOLES PUEDE SER PELIGROSA

El agua para los árboles de Navidad puede ser peligrosa para tus mascotas, ya que suele estar tratada con conservadores, pesticidas, fertilizantes u otros agentes, entre ellos, la aspirina.

La AVMA advierte: “Los aditivos para el agua de los árboles de Navidad puede ser peligrosa para tus mascotas. No añadas aspirina, azúcar o cualquier otra cosa al agua para tu árbol si tienes mascotas en casa”.

El Centro Nacional Capital de Sustancias Venenosas señala: “Las cantidades [de agua para árboles] que suelen consumir los niños, gatos y perros no son venenosas. Podría producirse algún malestar estomacal, e incluso vómito, pero no cabría esperar ningún problema grave.

Sin embargo, algunos conservadores hechos en casa “contienen blanqueador y vinagre o jugo de limón; esta combinación puede formar un gas venenoso llamado cloro”, añade el Centro Nacional Capital de Sustancias Venenosas.

No te pierdas: Mascotas y COVID-19: ¿cómo cuidarlas en plena pandemia?

La ASPCA advierte: “El agua estancada para los árboles es un caldo de cultivo para las bacterias, y tu mascota puede terminar con náusea o diarrea si la bebe”.

Blue Cross for Pets señala: “También debes tener precaución al usar fertilizantes o aditivos para tu árbol, si este se encuentra en una maceta, ya que muchos de ellos son tóxicos para los gatos y pueden filtrarse a los bebederos”.

Utiliza una base cubierta para el agua de tu árbol de Navidad y fija este último a una estructura para evitar que caiga y que el agua se derrame en el piso, donde puede ser consumida por tus mascotas.

TEN CUIDADO CON LAS DECORACIONES

Las decoraciones, como el oropel, los adornos y las luces navideñas también constituyen un riesgo para tus mascotas.

La AVMA advierte: “El oropel y otras decoraciones navideñas también pueden parecer apetitosos para tus mascotas. Su consumo puede provocarles bloqueos intestinales que en ocasiones podrían requerir una cirugía. Los adornos o decoraciones que pueden romperse podrían provocar lesiones.

“Los ornamentos rotos pueden causar heridas, y la ingestión de adornos puede provocar bloqueos intestinales e incluso toxicidad. Mantén fuera del alcance de tus mascotas cualesquier ornamentos hechos en casa, particularmente aquellos elaborados con masa y sal, o con otros materiales comestibles”, añade la AVMA.

Te interesa: Árbol de Navidad natural y artificial… ¿cuál afecta menos al medioambiente?

Las series de luces navideñas pueden ser peligrosas si tu perro o gato muerde los cables eléctricos y las luces, debido al riesgo de quemaduras en la boca y de choques eléctricos. “Las mordeduras a los cables eléctricos también pueden provocar edema pulmonar (fluido en los pulmones) que puede ser fatal”, advierte Hartz.

Todos los cables eléctricos de las luces navideñas se deben pegar firmemente con cinta a los muros o al piso. Se deben vigilar periódicamente los cables para detectar marcas de mordeduras u otras perforaciones en caso de que tu mascota pudiera haber consumido alguna parte del cableado.

Blue Cross for Pets aconseja: “Asegúrate de cubrir con tubos de plástico o de cartón cualesquier cables descubiertos que vayan hacia el árbol, y de apagar las luces desde la red de suministro cuando no estés cerca para vigilar a tu gato. Las luces LED de baterías también son una buena opción”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.