El ejército libanés encontró más toneladas de amonio explosivo en puerto de Beirut | Newsweek México


El ejército libanés encontró más toneladas de amonio explosivo en puerto de Beirut



El ejército libanés descubrió varias toneladas más de nitrato de amonio altamente explosivo en el puerto de Beirut, el epicentro de la devastadora explosión del mes pasado provocada por ese compuesto.

Las Fuerzas Armadas libanesas anunciaron el jueves que el regimiento de ingeniería descubrió 4.35 toneladas métricas, equivalentes a 4.8 toneladas, de nitrato de amonio en una inspección de cuatro contenedores realizada en la entrada 9, a petición de las autoridades aduanales de Beirut. Las unidades militares “trabajan para manejar” el asunto, se indica en una declaración.

Se piensa que más de 2,900 toneladas de nitrato de amonio ardieron durante el incendio ocurrido el 4 de agosto, causando una enorme explosión que abarcó a toda la capital de Líbano y provocó la muerte de al menos 190 personas, dejando lesionadas a miles más y provocando miles de millones de dólares en daños materiales, que han dejado sin hogar a cientos de miles de personas.

Te puede interesar: La ONU alerta por los residuos tóxicos generados por la explosión en Beirut

La sustancia fue transportada a Líbano en noviembre de 2013 cuando el buque de carga de bandera moldava MV Rhosus ancló en Beirut por problemas de mantenimiento. Al final, el barco quedó abandonado y las autoridades libanesas dejaron su carga en el almacén 12 del puerto, donde se piensa que se originó la explosión.

Además de las preocupaciones humanitarias y económicas causadas por la explosión, que complican aún más la crisis financiera que ya existía en Líbano, la tragedia ha provocado nuevos llamados a la agitación política. Las protestas han vuelto las calles de Beirut y han provocado la renuncia del Primer Ministro Hassan Diab.

Su sucesor, Mustapha Adib, prometió este lunes “sanar a nuestra nación y recuperar la esperanza de nuestro pueblo en un mejor mañana”. 

Visitas importantes

Este último descubrimiento se produce en medio de la llegada en masa de trabajadores internacionales de ayuda y de una serie de visitas de alto perfil de funcionarios de todo el mundo. El presidente francés Emmanuel Macron visitó el país dos veces en el último mes, concluyendo el martes su visita más reciente, tras reunirse con varios líderes libaneses.

Otras visitas importantes fueron las de los representantes de las naciones rivales Irán y Estados Unidos. El Ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javid Zarif prometió el apoyo de su país el mes pasado, mientras que los funcionarios estadounidenses ofrecieron su colaboración para investigar las causas de la explosión, pero retuvieron paquetes de ayuda a gran escala hasta que se promulguen ciertas reformas políticas.

Ismail Haniyeh y Ziyad al-Nakhalah, líderes de los movimientos islamistas suníes Hamas y Movimiento Yihadista Islámico también visitaron la ciudad para hablar sobre la unificación de su postura contra Israel, con el que Líbano comparte una frontera en disputa. En ella opera el movimiento musulmán chiíta libanés Hezbolá, que ha sido acusado por Israel de tratar de infiltrarse y atacar a lo largo de la frontera.

Entérate: Primer ministro de Líbano anuncia la dimisión del gobierno a una semana de la explosión en Beirut

Macron se reunió con representantes de Hezbolá en su última visita, la cual coincidió con el centenario del establecimiento de Líbano bajo el gobierno francés. El mandatario galo ha buscado unir al gobierno sectario y frecuentemente estancado de ese país para realizar cambios importantes, aunque no ha surgido todavía ningún compromiso de este proceso.

Los partidos de todo el espectro político del Líbano han pedido respuestas y rendición de cuentas por la explosión de agosto. Los jueces han emitido 25 órdenes de aprehensión en relación con el hecho, pero en ninguna de ellas se ha vinculado a los líderes de alto nivel con la explosión.

En la primera presentación ante los tribunales en relación con el caso, Diab se presentó este jueves ante un juez para dar testimonio sobre su conocimiento previo del almacenamiento de nitrato de amonio, de cuyos peligros se le informó presuntamente a él y al presidente libanés Michel Aoun apenas dos semanas antes de la explosión.

Esta es una historia en desarrollo. Se añadirá más información conforme esté disponible.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

 

 

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.