ONU confirma "origen iraní" de armas en ataques de 2019 en Arabia Saudí | Newsweek México


ONU confirma “origen iraní” de armas en ataques de 2019 en Arabia Saudí



Misiles de crucero y drones utilizados en cuatro ataques que tuvieron lugar en 2019 en Arabia Saudí “son de origen iraní” y con elementos exportados por Irán o producidos en ese país, afirma un informe del secretario general de la ONU entregado el jueves al Consejo de Seguridad.

Divulgado este viernes a la AFP, este texto sobre la aplicación de la resolución 2231 de 2015, que avalaba el acuerdo nuclear de las mayores potencias con Teherán, da cuenta en detalle del análisis de los restos de misiles y drones empleados en los ataques a instalaciones petroleras saudíes en Afif (mayo de 2019), Abqaiq y Khurays (septiembre de 2019), y al aeropuerto internacional Abha (junio y agosto de 2019).

“El secretariado estima que los misiles de crucero y/o algunos de sus elementos utilizados en los cuatro ataques son de origen iraní”, indica el informe de Antonio Guterres.

Lee más: Las 5 claves sobre los ataques a plantas petroleras en Arabia Saudita

Señala también que los drones o algunos de sus elementos empleados en los dos bombardeos a instalaciones petroleras  “son de origen iraní”.

Los ataques contra las refinerías saudíes pusieron en cuestión el papel de Arabia Saudí como pilar de la estabilidad en los mercados energéticos globales y expusieron las vulnerabilidades del sistema de defensa del reino a pesar de los miles de millones invertidos en armamento militar.

Los ataques

En mayo de 2019, la planta de procesamiento de crudo de Afif fue atacada con misiles y con drones, sufriendo graves daños. Los rebeldes yemeníes huthis, que combaten contra las fuerzas de la coalición que lidera Arabia Saudí en la guerra de Yemen, reivindicaron la responsabilidad por ese ataque. Sin embargo, cuando se constató el planeamiento y la sofisticación del ataque, las sospechas recayeron sobre los iraníes, que respaldan a los huthis.

Los ataques de septiembre contra los sitios petroleros de la empresa saudí Aramco llevaron a que la producción de crudo del país asiático se redujera por un tiempo en 50%.

A fines de septiembre, Francia, Alemania y el Reino Unido se sumaron a Estados Unidos y acusaron a Teherán de ser “responsable” de estos ataques.

Irán lo negó y en su informe Guterres menciona varias alegaciones de la república islámica en ese sentido.

Entérate: La guerra de precios del petróleo, la medida de Arabia Saudita que hundió los mercados del mundo

El informe destaca igualmente que armas incautadas por Estados Unidos en Yemen, probablemente destinadas a los rebeles hutíes, el 25 de noviembre de 2019 y el 9 de febrero de 2020 “son de origen iraní” o tienen características similares a las producidas en Irán.

Algunas piezas “pudieron haber sido transferidas de manera incompatible con la resolución 2231”, señaló Guterres, y detalló que algunas de ellas son idénticas o similares a otras halladas en los ataques contra Arabia Saudí de 2019.

El informe de la ONU llega cuando el Gobierno de Estados Unidos aboga por renovar el embargo de armas de Naciones Unidas contra Irán, que terminará este año como parte del acuerdo nuclear de 2015, que fue abandonado por Washington por decisión de Donald Trump.

China y Rusia ya han adelantado que no apoyarán que se renueve el embargo. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y otros altos cargos norteamericanos ya han advertido de que Estados Unidos podría reimponer todas las sanciones de la ONU contra Teherán si el embargo acaba expirando.

Con información de AFP y Europa Press.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.