Telegram: La nueva plataforma favorita de los extremistas de derecha


De 8chan a Telegram: La nueva plataforma de mensajes favorita de los extremistas de derecha

telegram-plataforma-extremistas-derecha


Telegram, una aplicación de mensajes encriptados, ha rebasado a WhatsApp, Twitter y otros servicios de mensajes para remplazar a 8chan como el lugar de reunión en línea predilecto de los extremistas religiosos y de derecha, según un experto del Proyecto Contra el Extremismo.

El investigador Joshua Fischer-Birch dijo a The Hill el miércoles que 65 canales de extremistas blancos visibles públicamente en Telegram han visto un incremento en sus usuarios durante el último mes, y cada canal ha recibido a cientos de miembros nuevos. En promedio, cada canal creció en 256 miembros, o 43 por ciento.

Este aumento de usuarios se da tras la desaparición del sitio web 8chan en agosto. El sitio estaba estructurado como una colección de foros de discusión, un formato que resultó atractivo para los extremistas homicidas. En 2019, una serie de manuscritos de supremacistas blancos apareció en el sitio inmediatamente antes de tiroteos masivos. Tras la aparición de un manifiesto atribuido al tirador acusado en el tiroteo de El Paso, Texas, 8chan perdió su registrador de nombre de dominio y alojamiento web, eliminándolo efectivamente de internet.

En septiembre, el dueño de 8chan, James Watkins, dijo que la compañía trabajaba para volver a estar en línea en una entrevista con The Washington Post, y dijo al Comité de Seguridad Nacional del Congreso que no retiraría las publicaciones llenas de odio de su plataforma.

Lee más: Mata al mensajero: Rusia quiere limitar el acceso a internet bloqueando Telegram

Ante la ausencia de 8chan, Telegram ha ganado popularidad entre los grupos radicales debido a lo laxo de sus regulaciones y características de chat protegido.

Como 8chan, Telegram se ha negado a vigilar su contenido, despreciando un cambio general hacia aplicar estándares en las redes sociales después de la campaña de interferencia rusa durante la elección presidencial estadounidense de 2016. Según una encuesta reciente de Morning Consult, 59 por ciento de los usuarios estadounidenses de redes sociales apoya la idea de que el gobierno participe en moderar las plataformas.

El fundador de Telegram, Pavel Durov, dijo a Mashable que se le ocurrió la idea para la aplicación en 2013, después de volver a Rusia tras una “campaña de difamación” del gobierno en su contra. Su regreso coincidió con la llegada de Edward Snowden a Rusia en busca de asilo tras huir de la persecución del gobierno estadounidense por distribuir documentos clasificados. Seis años después, Telegram tiene una historia de proteger los mensajes privados de sus usuarios, y permitiendo que se comparta ampliamente contenido controvertido de manera subrepticia.

Una investigación de Vice News sobre la evolución de Telegram hasta convertirse en la plataforma de mensajes favorita de los nacionalistas blancos descubrió que más de 100 de los 150 canales públicos de extrema derecha de Telegram fueron creados en los primeros ocho meses de 2019. Vice encontró que 22 de estos canales fueron creados en un período de un mes inmediatamente después de los tiroteos en Christchurch, Nueva Zelanda, cuando un tirador a la caza de musulmanes hirió fatalmente a 51 asistentes de una mezquita durante las oraciones vespertinas del viernes.

Entérate: “Hitler hubiera amado las redes sociales”: El presidente de Disney alerta sobre posturas extremistas en internet

El reportaje de Vice no calculó la cantidad de canales de chat privados en la plataforma, los cuales son invisibles al público.

El aumento reciente en canales extremistas no solo es alarmante por su velocidad, sino también por el grado de extremismo y violencia que promueven los canales. Vice halló que algunos de los canales se suscriben a una filosofía radical llamada aceleracionismo, una ideología terrorista que la Liga Antidifamación llama como “un término que los supremacistas blancos le han asignado a su deseo de acelerar el colapso de la sociedad como la conocemos”.

De acuerdo a los términos de servicio de la aplicación de mensajería, Telegram les pide a los usuarios que acepten no “promover la violencia en canales, bots, etc., de Telegram visibles públicamente”, sin mencionar un código de conducta en los canales privados.

La escalada reciente de nacionalistas blancos en Telegram se da después de que otras facciones extremistas acudieron a la aplicación en busca de una plataforma más segura e indulgente. Los combatientes de Estado Islámico (o ISIS) y sus partidarios fueron uno de dichos grupos.

Un ejemplo de cómo los terroristas usan la plataforma, subrayada por el Proyecto Contra el Extremismo, recuerda una publicación de 2016 de un usuario de ISIS en Telegram. “Navidad, Hanukah y Día de Año Nuevo es muy pronto Insha Allah[.] Así que preparemos un regalo para los sucios cerdos/monos”. Después de la publicación, un ataque terrorista en Berlín mató a 12 personas e hirió a 48. ISIS reclamó la responsabilidad.

Te puede interesar: Rusia censura cómic de Deadpool por promover el extremismo nazi

Según un informe de 2017 del Proyecto Contra el Terrorismo, Telegram permitió conscientemente que ISIS y otros grupos terroristas y extremistas religiosos usen su plataforma de mensajes a pesar de la evidencia creciente de su papel en numerosos ataques terroristas.

Aun cuando Telegram se ha comprometido a tomar acciones duras en contra de las cuentas públicas de ISIS, incluida la creación de un canal @ISISwatch en el que los usuarios pueden reportar actividad sospechosa del Estado Islámico, no ha hecho nada con respecto a su característica de mensajes privados, la fuente principal de comunicación de ISIS.

El sitio web de la compañía declara: “Aun cuando sí bloqueamos bots y canales terroristas (p.e. relacionados con ISIS), no bloquearemos a alguien que exprese pacíficamente opiniones alternativas”.

La falta de regulación de los canales privados atrae a los grupos terroristas, los cuales usan Telegram para mandar mensajes a reclutas, difundir propaganda, recaudar fondos y orquestar ataques violentos. La plataforma de chat seguro de la aplicación puede albergar hasta 5,000 miembros, y sus grupos públicos pueden albergar hasta 200,000 participantes.

Con respecto al contenido ilegal que no es de ISIS, una sección de Preguntas Frecuentes en el sitio web de la compañía declara: “Todos los chats y grupos de chat de Telegram son privados entre sus participantes. No procesamos solicitud alguna relacionada con ellos”.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.