Hombre muere intoxicado tras añadir una alta dosis de "suplemento dietético" a su licuado


Hombre muere intoxicado tras añadir una alta dosis de “suplemento dietético” a su licuado



Después que su hijo de 21 años muriera por consumir un exceso de cafeína en un batido proteico, un padre se ha manifestado con la esperanza de evitar que otros corran la misma suerte.

El día de Año Nuevo de 2018, Lachlan Foote murió en su casa de la ciudad australiana de Blackheath, Nueva Gales del Sur, justo un día antes de cumplir 22 años.

En una publicación Facebook, Nigel Foote escribió que, después de festejar el cambio de calendario en la población vecina de Katoomba, su hijo Lachlan regresó a casa en las primeras horas del día de Año Nuevo y se preparó un batido con proteína en polvo.

Suplementos alimenticios para deportistas

En un mensaje Facebook que compartió con sus amigos a las 2:07 a.m., Lachlan comentó que su polvo de proteína tenía un sabor “medio amargo” y añadió: “Creo que mi proteína en polvo está estropeada”. 

“Nos vemos por la mañana”, se despidió el muchacho de 21, quien trabajaba en el parque de atracciones turísticas local, Scenic World.

Poco después, Lachlan perdió el conocimiento en el baño del hogar familiar.

“Lachlan no vio llegar la luz del día”, escribió Nigel. “Lo encontramos en el suelo del baño, muerto y ya frío”.

La semana pasada, un médico forense dictaminó que había fallecido por intoxicación con cafeína, y Nigel aclaró que solo hallaron una pequeña cantidad de alcohol en su sistema.

“Resulta que Lachlan volvió a casa después de celebrar la víspera de Año Nuevo con sus amigos, se preparó un batido de proteína y, sin darse cuenta, agregó demasiada cafeína en polvo: una cucharadita es letal”, señaló el padre.

El polvo anhidro de cafeína es muy popular entre las comunidades dirigidas a la pérdida de peso y al acondicionamiento físico, pues se cree que esta sustancia mejora el rendimiento. El término “anhidro” se refiere a que la cafeína está deshidratada, por lo que su concentración es mucho mayor que la cafeína que aportan productos como el café. Nigel precisó que la cucharadita de polvo que utilizó Lachlan equivalía a 25 o 50 tazas de café.

El sitio WebMD informa que, por solo 10 dólares, cualquiera puede comprar alrededor de 100,000 miligramos (mg) de cafeína en polvo, cantidad que equivale a 1,000 latas de Red Bull. Sin embargo, nadie debe consumir más de 600 mg diarios de cafeína en un mismo día, por lo que cabe señalar que un café Starbucks grande (16 onzas o 473 mililitros) contiene alrededor de 330 mg de cafeína.

El padre explicó que no se sabe de dónde fue que Lachlan obtuvo el polvo, ya que sus estados de cuenta bancarios y su historial de búsquedas Internet no aportaron pistas. La familia cree que tal vez consiguió la cafeína anhidra con algún amigo o colega, así que es probable que el joven de 21 años no tuviera oportunidad de leer la etiqueta de advertencia y enterarse de lo peligroso que podía ser el producto.

“Además, su desconocimiento queda demostrado por el hecho de que guardaba el polvo de cafeína en la alacena de nuestra cocina, donde cualquiera de nosotros pudo haberlo confundido con harina o azúcar. Lachlan jamás lo habría almacenado allí a sabiendas de que era un peligro para la familia”, enfatizó el padre.

Nigel prosiguió: “Nos preocupa que otros jóvenes de su círculo de conocidos puedan haber comprado o compartido ese lote de polvo de cafeína pura y que, igual que Lachlan, no sean conscientes del riesgo… De allí que haya decidido escribir este post”.

Nigel añadió que le parecía “escandaloso” que el gobierno australiano no haya prohibido la cafeína en polvo.

“Es increíble que alguien pueda conseguir tan fácilmente algo así de peligroso. Por favor, adviertan a sus amigos, hablen con sus hijos… y tal vez sea conveniente que revisen las alacenas de sus cocinas… el polvo de cafeína pura se parece a cualquier otro polvo blanco… pero una cucharadita bien colmada los matará”.

En un homenaje a su hijo, Nigel escribió: “Era un muchacho muy inteligente e imaginativo”.

En 2018, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una declaración advirtiendo que “los productos que contienen cafeína pura o altamente concentrada son una amenaza importante para la salud pública y han contribuido a la muerte de al menos dos personas en Estados Unidos”. Así mismo, la dependencia gubernamental publicó directrices para los fabricantes que comercializan productos de cafeína pura o altamente concentrada como suplementos dietéticos, las cuales, sin embargo, no eran jurídicamente vinculantes.

“En estos productos de cafeína altamente concentrada, la diferencia entre una cantidad segura y una dosis tóxica o mortal es muy pequeña”, previno la FDA. “Es muy difícil o casi imposible cuantificar con precisión la cantidad segura de estos productos utilizando implementos de cocina para medir volúmenes”.

La dependencia informa que el polvo de cafeína pura puede ocasionar un aumento peligroso de la frecuencia cardiaca, así como convulsiones y hasta la muerte, además de que puede agravar enfermedades preexistentes. Las personas intoxicadas sufren de vómitos y diarrea, y también pueden manifestar un estado de estupor y desorientación.

En entrevista con Newsweek, Aisling Pigott, dietista titulada y portavoz de la Asociación Dietética Británica, comentó: “Diversas investigaciones en el tema de la cafeína demuestran que basta una cantidad equivalente a una taza de café fuerte para mejorar el rendimiento deportivo. Muchos polvos de cafeína son potencialmente dañinos, ya que contienen niveles muy superiores al necesario para propiciar el rendimiento”.

Estos sustitutos del azúcar son los mejores para perder peso y controlar la diabetes

“La dosis segura para mejorar el rendimiento es de alrededor de cien miligramos antes de hacer ejercicio. Eso es el equivalente a dos tazas de té o a una taza de café fuerte. Cualquier cantidad mayor a doscientos miligramos provocará efectos secundarios que pueden afectar la salud”.

Al preguntarle si hay otros suplementos dirigidos al acondicionamiento físico que las personas deban evitar, Pigott advirtió: “Si prometen el sol, la luna y las estrellas, es muy probable que estén exagerando. Si no conoces los ingredientes, no lo uses. Si no te hace falta, no lo uses”.

“Tenemos la idea de que todos necesitamos tomar suplementos para mejorar nuestra salud y nuestra condición física”, prosiguió Pigott. “Pero la realidad es que el noventa y cinco por ciento de quienes hacemos ejercicio por razones de salud solo necesitamos una dieta saludable y balanceada, combinada con alimentos de calidad y buenos hábitos alimentarios”.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.