“Esperamos encontrar un caos”: Bonilla | Newsweek México


“Esperamos encontrar un caos”: Bonilla



El siguiente gobernador de Baja California tomará protesta el primero de noviembre, pero la transición de gobierno entre Francisco Vega de Lamadrid y Jaime Bonilla Valdez ya comenzó. Bonilla será el décimo quinto mandatario en la entidad, y advierte que ante 30 años de gobiernos emanados del PAN, encontrará caos y resistencia en el gobierno saliente.

La transición de gobiernos ya comenzó en Baja California y Jaime Bonilla Valdez, como gobernador electo, dice que recibirá un estado en quiebra.

El aún gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, presentó en junio las bases de una licitación para refinanciar la deuda pública del estado por 8 mil 433 millones de pesos, aunque ésta no procedió. 

Implicaba la creación y aumento de varios impuestos, y Bonilla Valdez advirtió que su gobierno dudaría de negociar con las instituciones financieras participantes. 

Solamente una hizo llegar su propuesta y la convocatoria se declaró desierta.

Sin un plan para sanear las finanzas, la entidad vería pérdidas superiores a los 160 millones de pesos, según la actual administración estatal en un comunicado, pero el equipo del gobierno entrante lo calificó de un intento por complicar su arranque.

En medio de esto, Bonilla y Vega tuvieron una primera reunión a puerta cerrada. 

Lo financiero es solo uno de los retos pendientes. 

La inseguridad es otro. Según datos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, los homicidios con violencia han incrementado cada año desde 2013. 

El año pasado, la entidad cerró con 3 mil 190 de estos delitos y a mayo del año presente van mil 186.

La educación es otro sector afectado. A la Universidad Autónoma de Baja California se le deben más de mil 099 millones de pesos, lo cual pone en riesgo el funcionamiento de la institución.

“Lo que tengo que buscar es que no se reduzca la matrícula de la UABC”, comentó Bonilla a Newsweek Baja California. Días antes de la entrevista, se reunió con Daniel Octavio Valdez Delgadillo, rector de la universidad.

En junio pasado, la Coalición Juntos Haremos Historia en Baja California (Morena-PVEM-PT-Transformemos) rompió con 30 años de administraciones panistas, llevándose también el resto de los cargos de elección popular: 17 diputaciones y 5 alcaldías.

Los contrapesos son base para la democracia, pero Bonilla, quien por años se ha rodeado de ex priístas y algunos formarán parte de su gabinete, opinó que la victoria de la coalición encabezada por Morena es muestra del cambio que buscan los electores.

Esta entrevista fue editada para facilitar su lectura, pero conserva la integridad de sus respuestas.

¿Qué actitud es la que usted espera del gabinete que va a salir?

—Hay resistencia del señor gobernador. Después de saber los resultados no se dignó en felicitarme y mucho menos ofrecer asistencia para la transición. A los dos días me habló para decirme que no había tenido tiempo. Aproveché para decirle que si era posible empezáramos con la transición cuanto antes y me dijo que él quería respetar el protocolo y que no estaba de acuerdo en hacer ninguna transición mientras no recibiera mi constancia de mayoría.

¿Cómo se imagina que será esa dinámica?

—Pues de mucha resistencia. Los mismos funcionarios van a querer resistir y no entregar el estado hasta el último minuto para tratar de resolver pendientes que tienen, me imagino. Eso es parte de no reconocer el triunfo de nosotros.

¿Qué respuesta espera encontrar sobre los adeudos? 

—Es público y notorio que el estado está en quiebra. Las instituciones no tienen recursos, los burócratas no tienen salario. Creo que a los únicos que se les paga es a los diputados del PAN. Esperamos encontrar un caos. Estamos viendo nada más la punta de un iceberg pero sabemos que vamos a encontrar muchas anomalías y desvíos. Desviar dinero o robartelo es contra la ley, creo que vamos a encontrar muchos desvíos.

Personas encargadas del nuevo gabinete:

—El equipo de transición ya está armado y lo va a encabezar Amador Rodríguez Lozano junto con Mario Escobedo Carignan y Guillermo Ruiz en el aspecto jurídico. De ahí se distribuye en una serie de expertos de los temas y de las secretarías. Es un equipo como de 80 personas, entre contadores, abogados, administradores, financieros que forman el equipo encabezado por estas tres personas.

—¿Y trae un presupuesto?

—Sí, son como 3 millones de pesos, aunque lo más probable es que no nos alcance y tengamos que hacerlo con recursos propios.

¿Primeras acciones con las que iniciaría su gobierno?

—Tenemos trazadas nuestras prioridades por municipios. Lo financiero va a ser lo primordial para empezar. Nos vamos a encontrar con algunas emergencias entrando como los aguinaldos, jubilaciones, una de las acciones primordiales.

A Cetis y Cobach les redujeron los recursos por parte de la federación y 11 mil jóvenes en el próximo ciclo escolar se quedarían sin espacio de la matrícula que sale de las secundarias a las preparatorias. ¿Ya visualizó cómo atender esta situación?

—La educación se va a federalizar, el gobierno federal se hará cargo de todo lo que es educación en Baja California incluyendo Cobach y las diferentes instituciones educativas. No quiere decir que vamos a esperar a que pase eso. Va a haber recursos, vamos a pagarle a los maestros, vamos a organizar las finanzas del ISSSTECALI, que han sido una pila de agua bendita, todo mundo mete mano. Han violado la Ley Orgánica sobre qué hacer con los dineros y todo lo que son instituciones educativas se les va a pagar lo atrasado. Se van a dar las plazas que están pendientes creo que son como 1,000 maestros que están pendientes.

Insinúa usted que esto lo hará sin ayuda del gobierno federal porque ellos ya dieron el recurso y este se desvió, ¿cómo lo piensa hacer?

—Es con el apoyo, lo que digo yo es que el gobierno federal no debe dinero. Voy a buscar la manera de facilitarles los recursos aunque sea un adelanto, pero ese dinero ya lo usó el gobierno del estado. Estamos pensando que el Centro de Gobierno del Estado que está aquí en el Río está sobrado. Para nosotros es un “elefante blanco” que se usa para algunas gestiones y pagos que en su mayoría podemos integrar al Palacio Municipal y dejar ese edificio como un campus para UABC.

Nos ha hablado de muchos proyectos que seguramente serán complicados de lograr en 2 años y siete meses, usted sigue buscando la ampliación de su gubernatura…

—Tengo mis derechos políticos y vamos a agotarlos hasta la últimas instancias.

¿A qué instancias tendría que recurrir y si hay algún antecedente que le haga pensar que será posible alcanzarlo?

—Bueno, mis abogados son los que manejan ese tema. Lo que sí sé es que tenemos la opción de ir a la suprema por mis derechos constitucionales y vamos a ver si funcionan y si no, vamos a trabajar igual de manera intensa si son 10 meses o si son 2 años o si son 6 años. Los proyectos se van a empezar.

Algunas personas ven que pudiera ser contraproducente ver a Morena ocupando las 5 alcaldías y 17 diputaciones, ¿cómo identificar cuándo es suficiente para que exista un contrapeso?

—Esa es una pregunta que no me corresponde a mí contestar, le corresponde a la ciudadanía. El pueblo quiere que las cosas cambien y nosotros lo vamos a cambiar. Que vamos a tener detractores, pues claro. Si ganamos con el 50% quiere decir que el 50% piensa diferente.

—¿A quiénes va a proponer para la Procuraduría de Justicia y para la seguridad pública?

—Tengo otros ya definidos mira, se hicieron invitaciones y algunas ya están aceptadas y es donde estamos en libertad de mencionarlas, hay otras que no porque en el caso de la seguridad y de la procuración, se tienen que correr muchas placas. No es tan fácil nombrar gente.

¿Pero hay un perfil?

—Sí, de mucho trabajo, determinación y personas que no tengan ninguna liga con la corrupción. Va a ser de mucha fuerza, disciplina y respeto a los derechos humanos. No vamos a permitir que se abuse en ningún momento, la gente nos lo expresó en la campaña, y tan fue así que rechazaron al policía, que tanto se decía que va a ganar, la gente no quiere que bajo ninguna circunstancia se abuse de los derechos de las personas.

Usted comentaba durante su campaña que iba a donar su sueldo, ¿qué va a pasar también con la Casa de Gobierno? Comentaba que no piensa estar sólo en Mexicali, sino en todo el estado.

—La casa en Mexicali se convierte en una casa de estudiantes. Es una instalación para los jóvenes que vienen de afuera a estudiar y que no tengan que pagar renta. No es la única residencia. Hay residencias que han usufructuado los delegados federales. Aunque son del gobierno federal, se buscará que se donen al gobierno del estado para que se donen a estudiantes.

—¿Cómo será el manejo de la información de gobierno en su canal de PSN?

—Objetiva. Este canal nunca ha comprado, ni le han pagado un minuto de publicidad ningún gobierno. Será y seguirán siendo los medios de difusión míos un servicio a la sociedad. Jamás voy a venderle, ni le voy a comprar como gobernador, publicidad a mis medios. Es más, a muy pocos medios porque no tenemos presupuesto. 

—¿PSN va a ser canal oficial de gobierno? 

—Yo en lo particular no tengo intención. A lo mejor en algún momento se decide hacer un canal oficial. No lo tengo dentro de mis prioridades. En el caso de mi medio, es el único que realmente ha sido consistente en difundir el proyecto que inició López Obrador por años.

¿No va a tener la primicia?

—No, porque va a ser muy fácil que me incriminen eso después. Si hay una situación se le tiene que decir a todos.

En el capítulo de seguridad. Cada vez hay más grupos que manifiestan que no se sienten tranquilos. 

—La gente se queja porque tiene razón. Yo pienso desaparecer la policía estatal, crear otra policía y cuando digo “desaparecer la policía” no quiere decir que le vamos a cambiar el nombre. Quiero una verdadera coordinación con el gobierno federal. Y no vamos a resolver el problema de violencia con violencia, la tenemos que tratar con inteligencia y con organización.

¿Qué va a pasar con los elementos de la Policía Estatal Preventiva ya que desaparezca? 

—Bueno, algunos de ellos van a tener que someterse, porque tampoco podemos decir que todos son malos, sería someterse a una serie de escrutinios, evaluaciones y exámenes para que puedan calificar para quedarse en la policía.

El tema de la impunidad ha sido un factor.

—Ya no hay impunidad tolerada. 

¿Cómo lo garantiza?

—Porque primero al que se sorprenda, ¡se va! Y tanta gente cree en nosotros, que la gente votó por el presidente municipal de Morena y no por el policía. Mucha gente dice “Ay, porque es Morena”. ¡No! Los candidatos tienen mucho que ver.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.