Grupo Gigante: una enorme labor en materia de salud y educación


Grupo Gigante: una enorme labor en materia de salud y educación



La Fundación de este grupo empresarial también destaca por sus acciones de ayuda en desastres naturales
y sus esfuerzos en el cuidado del medioambiente.

Cientos de cirugías para niños con labio y paladar hendido, apoyo a los tres institutos de salud más importantes del país, reconstrucción de casas dañadas por los sismos de 2017, entrega gratuita de anteojos y paquetes de útiles escolares a estudiantes y becas a alumnos para que sigan sus estudios son solo algunas de las acciones de la Fundación Gigante por las cuales este año recibió, por decimoprimera ocasión, el Distintivo de Empresa Socialmente Responsable.

Además de estas acciones, la mira de Grupo Gigante está puesta en la sustentabilidad y muchos de sus objetivos apuntan en esa dirección; por ejemplo, tiene previsto que para 2020 más de 85 por ciento de su consumo de energía provenga de energías limpias.

En entrevista, Sergio Montero Querejeta, Director Corporativo de Grupo Gigante, reitera que esta empresa mexicana mantiene sus compromisos de responsabilidad social, sus prácticas y medidas anticorrupción, y su apoyo incondicional para todos sus colaboradores y empleados.

—¿Qué significa para grupo Gigante un año más de ser reconocidos como empresa socialmente responsable?

—Sigue siendo una oportunidad, una ratificación de nuestro compromiso y un reto adicional de que hoy, como nunca, las empresas serias en nuestro país deben tener una convicción absoluta y compromiso total hacia el tema de responsabilidad social. Hoy ya se manejan conceptos mucho más amplios y se habla de sustentabilidad y toda la parte de lo que entendíamos como responsabilidad social, ahora le debemos sumar la parte de gobierno corporativo, los compromisos que se tienen hacia adentro y hacia afuera para tener las mejores prácticas posibles, el compromiso hacia los empleados y de cara a lo que está ocurriendo con el cambio de nuevo gobierno a nivel federal.

—¿Cuáles son los motivos por los que Grupo Gigante ha apoyado durante muchos años diversas causas sociales?

—Todo esto viene de una convicción de principio desde nuestra fundación. El fundador de Grupo Gigante, don Ángel Losada Gómez, era un hombre muy convencido del altruismo; hoy eso ha evolucionado en muchos otros conceptos, pero no solo con el ánimo de ayudar a quien más lo necesita, sino con una convicción de agradecimiento y de reconocimiento a la gente y a la sociedad a la que nos debíamos.

“Esa visión de don Ángel permeó hacia su familia y luego hacia toda la organización, de tal manera que ese esfuerzo se institucionalizó y se creó Fundación Gigante. Estamos por lanzar una iniciativa muy importante a nivel de todo el Grupo que tiene que ver con un proyecto de energía, de tal manera que haremos esfuerzos de inversión y concientización muy importantes para identificar las mejores tecnologías y poder llevar todas estas opciones a nuestras tiendas a efecto de consumir la menor cantidad de energía posible, no solo con el beneficio económico del ahorro por la energía, sino por una conciencia de proteger el medioambiente.

 

Foto: Carlo Echegoyen

—De todas las acciones que hace Grupo Gigante, ¿cuáles les genera más orgullo?

—Es difícil. Tendríamos que decir, en el ámbito de la salud, el estar vinculado y ayudando a las tres grandes instituciones de este país, como son el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, el Instituto Nacional de Ciencias y Nutrición “Salvador Zubirán” y el Instituto Nacional de Cancerología. En lo que mueves fibras sensibles es en el tema de la alianza con Operación Smile para ayudar a niños con labio y paladar hendido, hemos visto cómo puede uno cambiarle la vida a un niño o incluso salvar vidas en el caso directo de los institutos. Este país requiere del esfuerzo de los empresarios y de todos los mexicanos para apoyar esfuerzos que tengan que ver con la educación en nuestro país.

“Hoy, por ejemplo, nos sentimos muy orgullosos del esfuerzo que se hizo en materia de desastres naturales con motivo de los sismos de 2017. La idea aquí fue crear conciencia de lo que había pasado inmediatamente después del sismo, coordinar un esfuerzo de diagnóstico, porque queríamos saber si nuestra gente, alguno de los casi 28,000 empleados en todo el país, particularmente los que viven y trabajan en la zona de mayor impacto de los sismos, habían sido afectados; se hizo un diagnóstico para ver cómo les podíamos ayudar. Después hicimos una campaña de colecta de donativos, las empresas del grupo se sumaron y duplicaron otro tanto del dinero que se recaudó, también la Fundación destinó recursos adicionales y lograron alianzas muy concretas con el fideicomiso Fuerza México y otras instituciones para construir 163 casas y entregarselas a la gente en las comunidades que más se vieron afectadas en el área de Morelos fundamentalmente.

—¿Todas estas acciones se ven como gasto o como inversión?

—Sin duda alguna, lo vemos como inversión. Somos uno de los grupos que tenemos a nivel Consejo de Admninistración una política de responsabilidad social en la cual las empresas del grupo que generan utilidades hacen una contribución como donativo del 1 por ciento de manera permanente.

—¿Qué importancia tienen las acciones de carácter social que emprende Grupo Gigante, hay condiciones para que se mantengan estos esfuerzos?

—En primer lugar, me parece que, ocurra lo que ocurra, nos encontremos donde nos encontremos, esta es una necesidad, las necesidades que tiene la gente en México que se ve beneficiada con estos programas, ahí van a estar y el gobierno ni en seis años ni en muchos años no las va a resolver. Desafortunadamente los requerimientos de México y de la gente que más lo necesita crecen, entonces evidentemente lo que hay que hacer es sumarse inteligentemente a las iniciativas que este gobierno o cualquier otro haga en materia de ayuda a la gente que más lo necesita, porque los recursos presupuestales de un gobierno a escala federal, estatal o municipal no son suficientes, ni nunca serán suficientes.

“En cuanto al nuevo gobierno, están haciendo un esfuerzo y tienen una enorme conciencia de tratar de atacar los grandes problemas de carencias en México, de manera que el sector empresarial debe estar muy pendiente y subirse, en la medida que se pueda, siempre y cuando estén dentro del marco de nuestros propios programas que venimos desarrollando para hacer un esfuerzo en conjunto que permita resolver estos enormes problemas”.

 

Foto: Carlo Echegoyen

—Además de educación y salud, ¿en qué otros rubros es necesaria la participación de empresas socialmente responsables?

—Sin duda alguna, la otra parte que ya decíamos, que es la de desastres naturales: tenemos que tener recursos disponibles para dar ayuda de manera inmediata. ¿Qué otras cosas deben hacer las empresas? Pues mira, además de educación y salud, que son dos rubros fundamentales, importantísimos, yo diría que en la parte cultural; ya lo mencionaba, en temas de medioambiente es algo de lo que estamos muy conscientes, en la parte inmobiliaria en las empresas tratamos de producir o de reciclar cartón, tenemos iniciativas de ahorros de energía.

—¿Qué proyectos tiene la Fundación en puerta hacia el futuro?

—Yo lo veo en dos grandes actividades, la primera es involucrar más a nuestros empleados en lo que estamos haciendo, me parece que tenemos un gran reto de comunicación hacia dentro de nuestras empresas para que los empleados conozcan lo que se hace y se sientan orgullosos, y hacia afuera, sin duda alguna seguir apoyando cada vez con más cautela, con mayor precisión. También debemos estar cerca del gobierno o identificando programas e iniciativas del gobierno que, ajustándose a nuestros propios programas, podamos apoyar.  

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.