Solo 20 minutos en la naturaleza bastan para reducir la hormona que provoca el estrés


Sentarse 20 minutos diarios en la naturaleza reduce los niveles de la hormona que provoca el estrés

sentarse-naturaleza-hormona-estres


Tres científicas afirman que la sensación de tener contacto con la naturaleza, por lo menos durante 20 minutos al día, puede reducir nuestros niveles de cortisol, la hormona del estrés.

Las autoras de un estudio publicado el 4 de abril en la revista Frontiers in Psychology querían averiguar si era posible reducir los niveles de las sustancias químicas asociadas con el estrés mientras experimentamos la naturaleza, lo que describen como una “pastilla de naturaleza”.

Como parte de su estudio de ocho semanas, las investigadoras reclutaron a 36 urbanitas e indicaron que, tres veces por semana, debían pasar un mínimo de 10 minutos en algún espacio al aire libre que les causara la sensación de interactuar con la naturaleza. El equipo dio a los participantes la libertad de elegir la hora y el lugar para hacerlo. Así mismo, a lo largo de su investigación, las científicas tomaron cuatro muestras de saliva de los sujetos de estudio antes y después de experimentar la naturaleza.

El requisito fue que los participantes se abstuvieran de cualquier actividad que pudiera causar estrés mientras tomaban las pastillas de naturaleza; por ejemplo, no hacerlo de noche y tampoco ejercitarse, usar sus teléfonos celulares, conversar o leer.

Abandonar Facebook por un tiempo ayuda a disminuir el estrés, confirma estudio

Al analizar la saliva de los participantes, las investigadoras descubrieron que, después de la experiencia con la naturaleza, los niveles de cortisol arrojaban una reducción promedio de 21.3 por ciento.

Este efecto fue más acentuado cuando los periodos al aire libre tenían una duración de entre 20 y 30 minutos. Sin embargo, después de ese tiempo, la experiencia conducía a un beneficio menor. Por otra parte, parece que la actividad no marcó alguna diferencia en los niveles de cortisol.

Las investigadoras hicieron el hallazgo adicional de que la enzima alfa-amilasa se reducía 28.1 por ciento en los individuos con menos actividad; es decir, en quienes permanecían sentados o bien, combinaban sentarse con caminar un poco.

Programas como Mood Walks (en Canadá) y Nature Sacred (en Estados Unidos) están promoviendo los beneficios de interactuar con la naturaleza, en tanto que la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) ha hecho la recomendación de pasar algún tiempo al aire libre para aliviar el estrés y la ansiedad.

Las investigadoras confían en que su estudio contribuirá a la atención médica permitiendo hacer prescripciones precisas de estas pastillas de naturaleza como medida preventiva y terapia para trastornos mentales.

Las vacaciones de Putin: contacto con la naturaleza en Siberia

La Dra. MaryCarol R. Hunter, autora principal del estudio y profesora asociada de la Escuela de Medio Ambiente y Sostenibilidad, en la Universidad de Michigan, comentó: “Aunque sabíamos que pasar tiempo en la naturaleza reduce el estrés, hasta ahora no se habían aclarado aspectos como el tiempo y la frecuencia requeridos, y tampoco el tipo de experiencia que más nos beneficia”.

“Nuestro estudio demuestra que, para obtener el mayor beneficio en términos de una reducción eficaz de los niveles de cortisol, la hormona del estrés, es conveniente pasar entre 20 y 30 minutos sentados o caminando en algún sitio que nos brinde la sensación de la naturaleza”.

Al permitir que los participantes eligieran el momento y el lugar para tomar una pastilla de naturaleza, el equipo pudo identificar el tiempo idóneo que debemos pasar al aire libre y la mejor manera de introducir ese espacio en la vida moderna, agregó Hunter.

“Los profesionales de la salud podrían utilizar nuestros resultados como una norma basada en evidencias en cuanto a lo que debe incluir la formulación de una pastilla de naturaleza”, concluyó.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.