Los adultos también pueden contagiarse de sarampión y con más complicaciones que los menores de edad


Los adultos también pueden contagiarse de sarampión y con más complicaciones que los menores de edad

Sarampión


La mayor parte de la conversación sobre el sarampión se ha centrado en los niños, en la vacunación infantil, y en la propagación del virus en las escuelas y otros lugares que frecuentan los niños. Sin embargo, los niños no son los únicos susceptibles a este virus potencialmente mortal. Es más, los adultos se cuentan entre los individuos con mayor riesgo de complicaciones asociadas con el virus del sarampión.

Cualquier persona está en riesgo de contraer la enfermedad a menos que esté vacunada o haya tenido sarampión en algún momento de su vida y esto se haya confirmado mediante una prueba de laboratorio.

Cómo la religión y la ciencia basura provocaron el mayor brote de sarampión en EU en décadas

En entrevista con Newsweek, la Dra. Melissa Stockwell, investigadora pediátrica del Centro Médico de la Universidad de Columbia, explicó: “No hay duda de que los adultos pueden contagiarse de sarampión. Y, de hecho, aunque las manifestaciones clínicas son semejantes a las de los niños, los adultos tienen un riesgo más alto de desarrollar un cuadro grave y presentar complicaciones”. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en 2017 se registraron 110,000 muertes relacionadas con el sarampión en todo el mundo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) señalan que los niños menores de cinco años y los adultos mayores de 20 corren más riesgo de presentar complicaciones por el sarampión.

Una de las más comunes en los adultos es la neumonía, una infección de los pulmones o vías respiratorias. Aunque también hay adultos más vulnerables que otros, y algunos pueden desarrollar complicaciones más graves, como encefalitis -inflamación del cerebro-, diarrea y vómitos.

“Los adultos mayores de 20 años, las mujeres embarazadas, y las personas con sistemas inmunológicos debilitados tienen un riesgo mayor de desarrollar un cuadro grave de sarampión y presentar complicaciones”, prosiguió Stockwell. A decir del Servicio Nacional de Salud de Estados Unidos, las mujeres que contraen sarampión durante el embarazo pueden sufrir abortos espontáneos, muerte fetal o iniciar el trabajo de parto de manera prematura.

Condado de NY se declara en emergencia por sarampión; prohíbe que menores no vacunados salgan a la calle

En lo que va del presente año, los CDC han registrado 465 casos confirmados de sarampión. Muchos de ellos fueron detectados en Brooklyn, un distrito de la Ciudad de Nueva York [Manhattan], donde un brote ha asolado el barrio de Williamsburg.

El martes 9 de abril, el comisionado de salud de la ciudad emitió una orden que fija una multa de mil dólares para los residentes de Brooklyn que no puedan comprobar su inmunidad o demostrar que han recibido la vacuna.

“Si ya tuviste sarampión, no puedes volver a contagiarte. Pero no hay que perder de vista que el sarampión puede ser grave y mortal, por lo que es preferible aplicarte la vacuna que contraer la enfermedad”, agregó Stockwell.

El comisionado de salud añadió que ha notificado al Departamento de Salud sobre algunos residentes de Brooklyn que organizan lo que llaman “fiestas de sarampión”, en las que exponen a sus hijos al virus de manera deliberada.

Nueva York declara emergencia sanitaria por sarampión; habrá vacunación obligatoria en algunas zonas

El objetivo es hacer que los menores se contagien de sarampión en un ambiente controlado, en vez de vacunarlos.

Sin embargo, funcionarios de salud y médicos previenen contra esas reuniones, señalando que las vacunas han demostrado ser seguras, en tanto que exponer a los niños a un virus potencialmente peligroso -y que podría transmitirse accidentalmente a otras personas – es una idea terrible.

Los CDC hacen énfasis en que el virus del sarampión es en extremo contagioso, y que el contacto directo con individuos infectados ocasiona la enfermedad hasta en 90% de las personas que no tienen inmunidad o no han sido vacunadas.

Stockwell advirtió que quienes se han contagiado de sarampión permanecen asintomáticos durante un par de semanas después a la exposición, y puede ser que algunos no desarrollan el sarpullido que caracteriza la enfermedad. No obstante, si esas personas han adquirido el virus, pueden diseminarlo aun cuando no tengan el sarpullido.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.