Activistas nicaragüenses piden apoyo en Francia; EU condena la represión


La crisis en Nicaragua hace eco: Activistas piden apoyo desde Francia; EU condena la violencia y represión



La crisis política que vive Nicaragua resonó este lunes en Francia y Estados Unidos, dos días después de que el gobierno de Daniel Ortega reprimió a decenas de personas que pretendían manifestarse en Managua.

Tres opositoras nicaragüenses pidieron desde Francia apoyo de los gobiernos europeos para frenar las “violaciones a los derechos humanos” cometidos por el gobierno de Ortega.

“Necesitamos que el mundo escuche el clamor de Nicaragua, necesitamos que nos ayuden a buscar una solución lo más rápido posible”, urgió la líder campesina Francisca Ramírez en una entrevista con la AFP en París.

Ramírez, junto a la abogada ambientalista Mónica López Baltodano y la opositora feminista María Teresa Blandón, realizan una gira por Europa en la que buscan alertar sobre la grave situación que vive su país.

Por su parte, el portavoz de la diplomacia estadounidense, Robert PalladinoEstados Unidos condenó “la continua violencia y represión” del gobierno nicaragüense, y reiteró su apoyo a la alianza opositora en su búsqueda de una salida pacífica a la crisis política desatada hace casi un año.

Policía de Nicaragua reprime y arresta a más de un centenar que marchaba en contra de Ortega

“Llamamos al régimen de Ortega a poner en libertad de inmediato y sin condiciones a todas las personas detenidas arbitrariamente; respetar la libertad de reunión y expresión de los nicaragüenses; y comprometerse con realizar reformas electorales y celebrar elecciones anticipadas libres y justas”, dijo Palladino.

El funcionario advirtió que el gobierno de Donald Trump seguirá buscando hacer rendir cuentas a quienes cometen abusos de los derechos humanos.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, cuyos esfuerzos “a favor de la democracia” en Nicaragua fueron destacados la semana pasada por Todd Robinson, principal asesor sobre Centroamérica en el Departamento de Estado, también exigió la liberación de los detenidos en las manifestaciones.

“No se puede avanzar hacia una negociación creíble si al momento de sentarse a la mesa se reprimen protestas legítimas”, tuiteó el sábado.

Los opositores a Ortega suspendieron este lunes el diálogo con el gobierno en respuesta a la violencia del fin de semana, que dejó más de un centenar de detenidos, incluidos dos delegados de la oposición a la mesa de negociaciones.

Nicaragua se encuentra sumida en una crisis política desde la represión en abril de protestas contra el gobierno del sandinista Daniel Ortega, en el poder desde 2007, que ha dejado 325 muertos, más de 700 presos y miles de exiliados, según grupos humanitarios.

Con información de AFP

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.