La NASA registra una "protuberancia" enorme en la superficie del Sol


La NASA registra una “protuberancia” enorme en la superficie del Sol

nasa-protuberancia-sol


La NASA ha captado una protuberancia solar enorme estallando en la superficie del Sol. La protuberancia fue registrada por el satélite Observatorio de Dinámica Solar (SDO) el 25 de octubre. Se extendió aproximadamente 128,747 kilómetros. La agencia espacial señaló que tenía “diez veces el diámetro de la Tierra”, que es de apenas 12,714 kilómetros.

Una protuberancia solar es un fenómeno que, en gran medida, no ha sido explicado; los científicos no saben con exactitud cómo y por qué se forman. Se ha visto que estallan en la superficie del Sol hacia la corona, el aura de plasma que rodea a nuestra estrella. Están atadas a la fotosfera, que es la capa exterior del Sol y la parte que irradia luz y calor.

“Nuestro satélite Observatorio de Dinámica Solar observó cómo una protuberancia solar se elevó en la superficie del Sol, giró, luego se alargó y se desprendió del Sol”, dijo la NASA en una declaración. “Las protuberancias son nubes relativamente frías de material solar [llamado plasma] que están atadas a la superficie del Sol por fuerzas magnéticas”.

Las imágenes del SDO incluyen una imagen de la Tierra para mostrar la gran escala de la protuberancia.

El material en el bucle es plasma. El plasma es un gas caliente hecho de hidrógeno y helio con carga eléctrica que se mueve a lo largo de los campos magnéticos generados por la estrella. Cuando una estructura en el Sol se vuelve inestable, se libera plasma, estallando hacia fuera. Normalmente, una protuberancia solar se formará en el transcurso de un día. Sin embargo, hay casos en los que persisten y pueden durar en la corona varios meses.

¿Fuego en el océano? La NASA detecta “anomalía térmica” en medio del Atlántico

Si se separa, una protuberancia solar puede resultar en una eyección en la corona, en la que el gas caliente es expulsado hacia el sistema solar.

Las protuberancias solares tienden a extenderse decenas de miles de kilómetros hacia el espacio. Sin embargo, las erupciones más grandes pueden ser mucho más largas. Según Universe Today, una protuberancia registrada en agosto de 2012 tenía 804,672 kilómetros de largo.

Aun cuando los humanos han estudiado el Sol por miles de años, todavía hay muchos aspectos de él que no entendemos. Por ejemplo, en realidad no sabemos por qué la corona es mucho más caliente que la superficie del Sol, y no sabemos por qué se forman las manchas solares.

Para tratar de resolver algunas de estas preguntas, la NASA lanzó la Sonda Solar Parker, una nave espacial que “tocará el Sol”. En octubre, la agencia espacial, confirmó que la sonda se había convertido en el objeto de manufactura humana más cercano al Sol, después de viajar hasta colocarse a 43 millones de kilómetros de la superficie solar. En su punto más cercano, la nave espacial estará a solo 6 millones de kilómetros del Sol.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.