Educación a distancia: Posibilidades y retos | Newsweek en español


Educación a distancia: Posibilidades y retos



Los adelantos tecnológicos de las últimas décadas han abierto la posibilidad de acercar mucha información a una gran parte de la población. Entre las nuevas posibilidades que ofrece vivir en este nuevo “mundo digital”, se encuentra la oportunidad de estudiar a distancia.

El acceso de una mayor proporción de personas a los adelantos tecnológicos en el campo de la comunicación y la información podría ser una posibilidad para garantizar la educación de miles de jaliscienses y elevar el nivel de escolaridad.

En cuanto al grado educativo, existen grandes áreas de oportunidad. En 2015, de acuerdo con la Encuesta Intercensal del Inegi, el Grado Promedio de Escolaridad (GPE) en Jalisco fue de 9.2 años, es decir, el equivalente a la secundaria y un poco más (cifra similar al promedio nacional).

El gran reto de la educación

En el año 2000, de acuerdo con el XII Censo General de Población y Vivienda, se registró que el GPE en nuestro estado fue de 7.5 años; hacia 2005, el Segundo Conteo de Población y Vivienda lo situó en 8.2 años, mientras que, el Censo de Población y Vivienda de 2010 registró que, en el transcurso de cinco años, el GPE apenas tuvo un incremento equivalente a siete meses, ya que fue de 8.8 para ese año.

Como ya se mencionó, de acuerdo con la estimación más reciente (2015), el GPE en el estado actualmente es de 9.2 años; sin embargo, Jalisco tiene municipios que distan por mucho de tener el nivel estatal; por ejemplo, Chiapas es el estado que tiene el GPE más bajo en todo el país, con 7.3 años, y en 57 municipios jaliscienses esa cifra es igual o inferior.

En total, 60 municipios jaliscienses cuentan con un GPE que oscila entre los 7.4 y los nueve años, mientras que solo en ocho municipios esta cifra es superior a la secundaria concluida (nueve años).

Por otro lado, en cuanto al incremento del GPE, entre 2000 y 2015 fue inferior a dos años en 92 de los 126 municipios con los que cuenta Jalisco.

Con la excepción de Tlajomulco de Zúñiga, donde el GPE incrementó tres años desde el 2000, en el resto de los municipios jaliscienses, durante ese mismo periodo, incrementó únicamente entre dos y dos años y medio.

Este conjunto de cifras da como resultado que únicamente 21% de la población que tiene más de 15 años aprobara por lo menos un grado del nivel medio superior, mientras que solo 19% aprobó alguno del nivel superior.

En cuanto a la asistencia escolar, de acuerdo con Inegi, en 2015, en todo Jalisco, más de 221 mil niños y adolescentes de entre tres y 14 años no asistían a la escuela (el equivalente al 13% de la población en ese rango de edad).

Esa cifra se muestra más grave para la asistencia al nivel medio superior. De acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación en México (INEE), la edad idónea para cursar la educación media superior se encuentra entre los 15 y los 17 años.

 

En Jalisco, 30% de los jóvenes que se encuentran en ese rango de edad no asisten a la escuela, es decir, cerca de 128 mil jóvenes.

En cuanto a la asistencia al nivel superior, del total de quienes tienen entre 18 y 27 años, se reporta que solo asisten a la escuela el 22 por ciento.

De acuerdo con la ANUIES la matrícula total de la educación superior en Jalisco para el ciclo 2017-2018 ascendió a 255 mil 630 estudiantes.

Si tomamos en cuenta que, en nuestro estado, el 90% de los alumnos de educación universitaria tienen entre 18 y 28 años, únicamente 17 de cada 100 habitantes en ese rango de edad estudian en alguna institución de nivel superior.

 

Desde estas cifras se configura el reto en materia educativa al que se tendrá que enfrentar la nueva administración pública.

Estudiar a distancia

Una manera atender el saldo pendiente que se tiene en educación es mediante la promoción de la educación a distancia.

Si bien la mayoría de la educación a distancia se ha encaminado en gran parte a la educación universitaria, así como a la impartición de cursos especializados que se encuentran disponibles en distintas plataformas dedicadas a ello, en la educación básica, las telesecundarias combinan la educación a distancia y la escolarizada.

Las telesecundarias se crearon a finales de los años 60 con el objetivo de incrementar la cobertura educativa en ese nivel, especialmente en las zonas rurales. Esta modalidad utilizó como herramienta didáctica programas educativos televisados a los cuales da seguimiento la figura docente que se encuentra al frente del grupo.

 

En Jalisco, de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), durante el siglo escolar 2017-2018 se registraron 641 telesecundarias, en las cuales estudian 38 mil 471 alumnos, el 9% de la matrícula total de la educación secundaria del estado.

Los municipios con mayor número de telesecundarias en Jalisco son Lagos de Moreno y Tomatlán, los que cuentan con 26 y 17, respectivamente.

En el nivel medio superior, solo 4.6% de un total de 333 mil 127 alumnos que en el ciclo escolar pasado estaban inscritos en este nivel realizaban sus estudios en la modalidad no escolarizada.

 

En ese sentido, la educación en línea presenta múltiples ventajas para quienes tengan acceso a estudiar en esta modalidad.

Comparado con el modelo de educación escolarizada, la educación a distancia no se ciñe a un área geográfica determinada, sin embargo, requiere de una cultura autodidacta del estudiante, ya que el proceso de transformar la información en conocimiento se lleva de manera autónoma.

 

Asimismo, el desarrollo de esta modalidad representa una oportunidad para quienes se encuentran en localidades alejadas de los grandes centros educativos y para las personas con discapacidad. En ese sentido, se abre también una puerta para la inclusión educativa.

En cuanto a la educación universitaria, es importante destacar que, si bien los datos disponibles sobre la matrícula distinguen entre la modalidad escolarizada y no escolarizada, no posible es asumir que la totalidad de los sistemas no escolarizados se basan en un sistema totalmente digital y que se llevan totalmente a distancia.

Una de las causas de este problema es la falta de reconocimiento de términos como “en línea”, “a distancia”, “educación digital” o similares en los estatutos de los organismos públicos. Prueba de ello es que, en el artículo 46 de la Ley General de Educación únicamente se reconocen tres modalidades: escolarizada, no escolarizada y mixta.

En ese sentido, aún no se cuenta con un sistema de información que otorgue más detalles sobre la educación digital, sin embargo, las características de la educación no escolarizada otorgan un panorama general sobre la educación superior a distancia.

Del total de la oferta educativa de nivel superior en Jalisco, únicamente 12% no es escolarizada. Durante el ciclo escolar de 2017-2018 estudiaban en este sistema 28 mil 579 alumnos inscritos en 59 instituciones educativas.

El 83% de estos alumnos se concentra únicamente en tres municipios: Guadalajara, donde está el 48%; Zapopan, con 22%, y Tlaquepaque, con 13% de los alumnos que estudian una carrera universitaria en el sistema abierto.

El resto de los universitarios que estudian bajo esta modalidad se concentra en solo 13 municipios.

El 55% de quienes estudian en algún sistema universitario no escolarizado de Jalisco tienen más de 25 años Destaca que, a diferencia del sistema escolarizado, 55% de los alumnos que estudian en algún sistema universitario no escolarizado tienen más de 25 años.

La institución con más alumnos inscritos en alguno de sus sistemas no escolarizados fue la Universidad de Guadalajara, con 3 mil 533 alumnos.

Con estudios superiores, pero sin título

Según la ANUIES, durante el ciclo 2017-2018, en Jalisco se titularon 29 mil 043 alumnos, y de ellos, únicamente 2,319 habían cursado sus estudios universitarios en algún sistema no escolarizado, es decir, el 9 por ciento.

En este contexto, la Universidad América Latina (UAL) ocupó el primer lugar entre las instituciones con mayor cantidad de alumnos titulados en un sistema no escolarizado, con 329 estudiantes titulados.

 

Le sigue la Universidad de Guadalajara, en la que (aunque cuenta con la matrícula más grande de Jalisco, escolarizada y no escolarizada) solo 2% del total de los títulos de nivel superior que esta institución otorgó corresponden a quienes estudiaron en un sistema no escolarizado, es decir, únicamente 318 títulos durante el ciclo escolar 2017-2018.

La Universidad de Valle de Atemajac registró 241 titulados durante el pasado ciclo escolar, con lo cual ocupa el tercer lugar en Jalisco en cuanto la finalización de los estudios superiores bajo esta modalidad.

En su mayoría, los egresados de este sistema se concentraron únicamente en cinco municipios de nuestro estado: 1,163 en Guadalajara (50% del total); en Zapopan se encuentra el 24%; Tlaquepaque tiene el 12%, y 9% están en Puerto Vallarta.

Otro punto que es necesario tomar en cuenta para lograr un incremento en la educación a distancia es el acceso al internet de calidad, ambos son inseparables, por lo que no se debe de soslayar que, en nuestro estado, de acuerdo con datos del IFT, 91 municipios tienen menos de 10 accesos a internet de banda ancha fija por cada 100 habitantes.

Además, quien estudie a distancia requiere de un dispositivo electrónico mediante el cual se pueda conectarse a la red.

Está en manos de la regulación gubernamental la observancia de la calidad de los programas educativos, de cualquier nivel, que se impartan a distancia, a fin de evitar que, ante un incremento en la cobertura educativa, se sacrifique la calidad.

En ese sentido, la educación a distancia representa actualmente un gran desafío en términos de la implementación y el desarrollo de tecnologías que lleven educación digital de calidad a todos los rincones del estado.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.