León no es como lo pintan | Newsweek México


 

En la campaña que circula en medios para posicionar a Mr. Políglota (Ricardo Anaya @RicardoAnayaC), se dice que el Partido Acción Nacional (@Accionnacional) gobierna a las mejores ciudades para vivir en el país. Entre ellas, menciona a #León, bajo el argumento de que en ellas se tiene crecimiento económico y bienestar.

La campaña del #PAN está sustentada en la lógica de Goebels, en el sentido de asumir que una mentira repetida miles de veces “se convierte en verdad”. Mencionar esta idea es relevante, porque no hay nada más alejado de la verdad que decir que León es una de las mejores ciudades en materia de bienestar en el país.

¿Qué es cierto de la propaganda gubernamental respecto del municipio que hasta ahora mal gobierna Héctor López Santillana (@hlsantillana)?

  1. Que es una ciudad con un alto nivel de empleabilidad
  2. Que es una ciudad con una #infraestructura económica relevante (#carreteras, parques industriales, capacidad #logística, etcétera)
  3. Que es una ciudad en donde hay un crecimiento económico anual por arriba de 5%

Pero ¿eso es suficiente para sostener que se trata de una de las mejores ciudades para vivir en el país? Para sostenerlo o confrontarlo es necesario recurrir a datos que describan los niveles de bienestar y las particularidades del crecimiento económico, el cual hasta un estudiante de los primeros semestres de la licenciatura en economía sabría que no puede ser tomado como sinónimo de desarrollo.

  1. Rezago educativo

No puede hablarse de bienestar si no se tiene acceso universal a una educación de calidad. En ese sentido, lo primero que debe destacarse es que, según los datos del Índice de Marginación, construido por el #CONAPO (@conapo_mx), con datos de la Encuesta Intercensal, elaborada por el #INEGI (@inegi_informa), en 2015 había un porcentaje de 3.92% personas mayores de 15 años que vivían en condiciones de analfabetismo en este municipio.

¿Ese dato es bajo o alto? Depende de con qué municipio se compare. En la entidad es el indicador más bajo, y solo se compara con el que tiene la capital del estado, en donde el porcentaje es de 3.94%, o incluso con el de Celaya, el cual se ubica en 4.04%.

Sin embargo, en estos casos ha habido alternancia y, de hecho, en 2015 el gobierno municipal lo tenía el PRI (@PRI_Nacional), y ahora en la capital del estado también lo hace ese partido; aunque finalmente ese indicador no es atribuible a un gobierno de extracción de un partido político determinado, sino que se asocia al modelo general de desarrollo social del país.

Por otro lado, si la comparación se hace con otra ciudad, fuera del estado, como por ejemplo #Aguascalientes, lo que se tiene es que allá, en la misma fecha, el analfabetismo era de 2.06%, es decir, prácticamente de la mitad del que se registra en León. En Tijuana y Mexicali, en Baja California, los indicadores son de 1.69% y 1.55%, respectivamente, y en La Paz, Baja California Sur, es de 1.86%.

Asimismo, en Saltillo, Coahuila, es de 1.59%; en la ciudad de Chihuahua es de 0.9%; en la delegación Benito Juárez, Ciudad de México, es de 0.67%; en la Ciudad de Durango, de 1.57%; en Guadalajara, de 1.73%; en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, de 1.1%; en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, de 1.1%; y hasta en San Sebastián Tula, Oaxaca, el porcentaje es de 1.4%.

Así, en la objetividad de los datos, lo que se tiene es que, en las ciudades con mayor nivel de industrialización o desarrollo turístico del país, el analfabetismo es menor del 2% de la población de 15 años. Por ello el dato de León se antoja, si no mediocre, sí alejado de lo que se ha conseguido en otros lugares, y por supuesto, dista mucho de ser ejemplar a nivel nacional.

En resumen, en el listado nacional, de acuerdo con los datos del #CONAPO, en el año 2015 había 409 municipios en el país con un mejor indicador relativo al analfabetismo respecto del registrado en León.

Sin primaria terminada

Otro de los indicadores relevantes de la marginación en el país es el porcentaje de personas mayores de 15 años sin primaria terminada. En #León, en el año 2015, el indicador fue de 13.73%. En ese dato, León compite con los municipios de San Francisco Tetlanocan, Tlaxcala; con Jesús María, Aguascalientes; y con Santa Cruz Quilehtla, Tlaxcala, en donde se registra exactamente el mismo porcentaje.

Muy lejos está #León de parecerse a los 15 municipios o delegaciones políticas en la Ciudad de México en donde se ha logrado tener indicadores por debajo de 6 por ciento. Es importante destacar que hay 285 municipios que tienen mejor desempeño que #León en este indicador.

Sin #agua entubada

Uno de los datos que en mayor medida se presume en #León es el relativo al 4.21% de sus habitantes que en 2015 carecían de agua entubada en sus viviendas. Pareciera un muy buen indicador, y de hecho lo es. Sin embargo, hay más de 400 municipios que tienen mejores datos que León en todo el país, incluidos varios de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, en donde, además, el servicio es gratuito y no como en León, que es el municipio con las tarifas más altas del país.

Amontonados

Otro indicador de marginación social es el relativo al hacinamiento de la población en viviendas. En #León 22.84% de los ocupantes de las viviendas de la demarcación viven en esta condición; sin embargo, existen en el país 259 #municipios que tienen un mejor desempeño. Para dimensionar este tipo de problemas basta decir que, aun siendo un indicador relativamente positivo, implicaba que en el año 2015 hubiera más de 360 mil personas en esa condición.

Salarios de miseria

De poco sirve ser una entidad y un #municipio con un alto #DesarrolloEconómico si los empleos que se generan son de mala calidad. En ese sentido, es importante destacar que, en el año 2015, 26.4% de la población ocupada de León percibía ingresos de hasta dos salarios mínimos mensuales (es decir, una de cada cuatro personas con empleo).

En ese indicador hay 130 municipios que tuvieron mejor desempeño durante 2015, y no hay nada, estructuralmente hablando, que permita pensar que se han tenido mejoras sustantivas de aquel año a la fecha.

Para dimensionar las diferencias, basta observar que, en el municipio de Corregidora, en #Querétaro, el porcentaje registrado en la misma fecha fue de 12.86%; en el municipio de #Querétaro fue de 18.89%; y en El Marqués, de 22.36 por ciento. Es decir, en nuestro estado vecino existen mejores empleos que los generados en León, pero también que, en Celaya o Irapuato, y debe recordarse que en 2015 en Querétaro el gobierno estatal lo ostentaba el PRI.

Lo anterior quiere decir, otra vez, que estas cuestiones estructurales no dependen necesariamente del partido en el gobierno local en turno, sino de otro tipo de factores que nada o muy poco tienen que ver con lo que el o los municipios hacen o dejan de hacer en el modelo de gobierno actual, porque lo que sí es un hecho es que las cosas podrían ser muy distintas con otra visión del desarrollo y, por lo tanto, con otro tipo de políticas.

 

El mundo de los pobres

En 2015, 31.5% de la población de León se consideró en condiciones de #pobreza. Respecto del año 2010 hubo una reducción de 5.5%, es decir, un promedio de 1 punto porcentual por año, lo cual, por supuesto, no se corresponde con el presumido ritmo de crecimiento de alrededor de 5% anual del #PIB.

Lo anterior significa, sin lugar a duda, que el modelo de generación de riqueza propicia una cada vez mayor concentración del ingreso, y que no se tienen las capacidades para generar el llamado “quiebre” de las condiciones estructurales de reproducción de la pobreza.

 

Muy lejos del #bienestar

De acuerdo con el #CONEVAL, para que pueda considerarse que una persona vive en “condiciones adecuadas de bienestar” (cuyos umbrales aun debemos discutir), se necesita que cumpla simultáneamente con dos condiciones: 1) ser “no pobre” y 2) ser “no vulnerable” por carencia social.

En León, únicamente 25.6% de la población cumplía con esas características en el año 2015, y lo peor fue que entre los años 2010 y 2015 el indicador prácticamente no se movió, pues en 2010 fue de 25.9%; es decir: los datos oficiales permiten aseverar que andar diciendo que en León se han incrementado los niveles de bienestar constituye una mentira monumental.

 

Gente con #hambre

Lo que es urgente en León es que el presidente municipal, Héctor López Santillana, reconozca las dramáticas condiciones en que viven decenas de miles de personas en su municipio.

En efecto, los datos del #CONEVAL indican que 29% de la población en León vive en condiciones de vulnerabilidad por carencia de acceso a la alimentación; es decir, se trata de personas que no tienen los recursos suficientes para satisfacer adecuadamente sus necesidades alimentarias en el día a día. Por si fuera poco, para este indicador hay más de 1,600 municipios en el país que registran un mejor dato que el consignado para el de León.

 

UN LEÓN “ENJAULADO”
EL #MUNICIPIO DE #LEÓN SE ENCUENTRA ATRAPADO EN VISIONES ANACRÓNICAS Y POCO EFECTIVAS DE #DESARROLLO. SE HA FAVORECIDO A UNOS CUÁNTOS EN LA ASIGNACIÓN DE LOS RECURSOS PÚBLICOS, PRIVANDO A MUCHOS DE #OPORTUNIDADES PARA PARTICIPAR EQUITATIVAMENTE DE LAS TAREAS Y LOS BENEFICIOS SOCIALES.

 

 

LENTO AVANCE
LA REDUCCIÓN DE LA #POBREZA EN #GUANAJUATO NO SE CORRESPONDE CON EL RITMO DE CRECIMIENTO ANUAL DEL #PIB. SE HA PRIVILEGIADO UN MODELO DE BENEFICIO PARA UNA MINORÍA PRIVILEGIADA, Y SE MANTIENE SEGREGADO A AMPLIOS SECTORES DE LA #POBLACIÓN

 

 

 

 

Comentarios finales

Los gobiernos leoneses han hecho de la frivolidad y la indolencia social un estilo para administrar. De hecho, se trata de un ejemplo paradigmático en el país de cómo las presidencias municipales se han convertido en meras oficialías de partes de los grandes intereses instalados en sus ámbitos territoriales. También se han transformado en simples oficinas gerenciales al servicio de quienes más tienen, dejando en el olvido y a su suerte a sus poblaciones.

A propósito del concepto de bienestar, en este primer análisis no se incluyen los datos de violencia, siniestralidad urbana y mortalidad evitable; es decir, los decesos por enfermedades fácilmente prevenibles y curables, los cuales terminan de revelar el nivel de fractura social que existe en prácticamente todos los municipios de la entidad.

La población tiene ante sí estos datos, y con ello, una herramienta más para valorar su voto en las próximas elecciones. Se trata no sólo de un asunto de “simpatías” o “apreciaciones personales”, sino de datos emitidos por organismos oficiales. Héctor López Santillana (@hlsantillana) tiene mucho qué explicarles a sus habitantes; ellos tienen la última palabra.

 

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.