Now Reading:
Este crustáceo evolucionó y ya no necesita machos para reproducirse
Full Article 3 minutes read

Este crustáceo evolucionó y ya no necesita machos para reproducirse

crustáceo cangrejo

La mayoría de las especies de cangrejos se reproducen de la misma manera que los humanos: a través del sexo. Pero una especie de cangrejo de río que evolucionó a partir del comercio de mascotas puede hacer algo único: clonarse a sí misma, y esta capacidad ha llevado a las poblaciones de este crustáceo a desovar sin control.

Para un estudio publicado hoy en la revista Nature Ecology and Evolution, los investigadores secuenciaron los genomas de 11 cangrejos marmóreos, tanto silvestres como de tiendas de mascotas. Encontraron que los genomas en los 11 animales eran casi idénticos, lo que significa que no se reproducen sexualmente, y que son oficialmente una especie diferente a su madre norteamericana, la Procambarus fallax.

“Aquí tenemos un evento evolutivo que ha sucedido hace muy poco tiempo”, dijo a Newsweek Frank Lyko, jefe de divisiones de epigenética del Centro Alemán de Investigación del Cáncer. “Ciertamente habrá algunos cambios, cambios genéticos con el tiempo, que lo harán más normal. En este momento específico de la evolución, es único”, continuó.

Lyko explicó que la formación de una nueva especie generalmente lleva la evolución por miles de años o más. Sin embargo, hace solo unas décadas, las especies de cangrejos norteamericanos entraron en el mercado de las mascotas y surgió de ellas una especie diferente y excepcional.

P. fallax llegó a Alemania como mascota, se vendió en internet y en tiendas y acuarios. Pero en algún momento entre 1990 y 1995, los animales evolucionaron en una nueva especie. La nueva especie tenía un color marmoleado, y la gente notó por primera vez que era diferente de la especie original porque solo había un sexo.

“La gente se preguntaba: ‘Son solo mujeres, ¿dónde están los hombres?'”, dijo Lyko.

Resulta que el cangrejo jaspeado solo existe en forma femenina, reproduciendo clones de sí mismos dos o tres veces al año en un proceso llamado partenogénesis.

Debido a que engendran tan rápido y fácil, este crustáceo es fácil de criar (clonar) en cautiverio. Eso lo hizo ideal para las personas que venden estos animales como mascotas, pero se convirtió en un problema para las personas que solo quieren uno en su acuario.

“Los pones en tu acuario y un año después tienes cientos de ellos”, explicó Lyko. Ningún padre es requerido.

Entonces, ¿qué vas a hacer? Puedes matar a los demás, venderlos o soltarlos en las vías fluviales cercanas. Si los animales alguna vez fueron tus mascotas, podrías inclinarte a liberar los extras, que a su vez pueden crear miles más en cuestión de tiempo.

Así es como la especie se volvió invasiva para Alemania y Madagascar, donde también fueron mascotas populares. Los científicos concluyeron que ahora hay millones de criaturas únicas pero imparables que se arrastran por Madagascar y se multiplican constantemente.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.