Now Reading:
Arrastran rastros de Ags. suspensiones desde 2013
Full Article 4 minutes read

Arrastran rastros de Ags. suspensiones desde 2013

Únicamente los rastros municipales de Aguascalientes y Asientos no han sido suspendidos o clausurados temporalmente por el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA) del año 2013 a la fecha, según el documento “Evaluación de Riesgos de Rastros Municipales” de la Dirección de Regulación Sanitaria.

Actualmente el estado cuenta con seis rastros: Cosío, Rincón de Romos, Asientos, Aguascalientes, Jesús María y Calvillo.

De 2013 a 2015 se suspendieron las labores de los rastros de Cosío y Calvillo al menos una vez al año por no garantizar el cumplimiento de las normas mínimas de sanidad.

En 2016 no hubo suspensiones de actividades en rastros municipales y para finales de 2017 se clausuraron de manera temporal los de Jesús María y Rincón de Romos.

En el primero de los casos se suspendieron las actividades del rastro tras presentar condiciones críticas de insalubridad y contaminación de los productos cárnicos derivados de la matanza de porcino, además de detectar fauna nociva en las instalaciones.

En Rincón de Romos la suspensión se dio por realizar el sacrificio de los animales a nivel de suelo, por no contar con un mecanismo definido para el manejo adecuado de las vísceras, la sangre y los despojos que se vierten directamente en el drenaje municipal sin algún tipo de tratamiento.

No obstante, de acuerdo al informe del ISSEA el nivel de cumplimiento de las disposiciones sanitarias en general sigue siendo bajo, pues en abril de 2017 el rastro de Asientos era el de mayor avance con un 50%, seguido de Calvillo con un 41% y Jesús María con un 23%.

Entrevistado al respecto, el director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, reconoció que durante la anterior administración estatal se presentaron pocas clausuras de rastros a pesar de que en su momento hubo algunos de ellos que no alcanzaron ni el 10% de cumplimiento de las disposiciones, como en el caso de Rincón de Romos o Aguascalientes en 2015 y 2014.

“Yo creo que los criterios al aplicar medidas de seguridad varían un poco, en el caso de nosotros hemos tratado de ser muy puntuales en el cumplimiento de lo que establece la ley con las suspensiones, como debe de ser, y hay esa información que pasó en la administración pasada que, para mi punto de vista muy particular, debieron también haberse suspendido”.

Sin embargo, el funcionario estatal también refirió que la clausura de rastros municipales puede provocar la proliferación de rastros clandestinos, y con ello, la falta de control en el origen de los productos cárnicos que son expendidos en los puntos de venta.

“No es fácil cerrar un rastro porque bien que mal lo tienes controlado en un punto y cuando lo cierras se generan muchos problemas porque donde quiera sacrifican, la gente no le da mucha importancia, se incrementa el sacrificio traspatio, entonces el problema se nos agranda”.

Añadió que después de la evaluación a los rastros del año pasado, se acordó con las autoridades municipales de los rastros clausurados la mejora de algunos aspectos en materia de infraestructura y capacitación del personal que labora en esos espacios.

“Luego a veces se adolece en este aspecto porque el tipo de personas que se contratan para esta actividad deja un poco qué desear en ese sentido, entonces estamos coordinándonos para brindarles la capacitación necesaria para el manejo, el traslado, la disposición y todo lo que sea en el proceso del sacrificio para que obviamente tengan la capacitación correspondiente, pero eso es voluntad, nosotros les decimos que tenemos las puertas abiertas pero si ellos no lo demandan nosotros no los vamos a forzar a que reciban la capacitación”, dijo.

En el caso de Jesús María, la autoridad municipal optó por cambiar al administrador del rastro para designar a un médico veterinario, además de contemplar la posibilidad de construir un nuevo rastro municipal si la gestión de recursos lo permite.

El de Rincón de Romos es el que presenta un mayor rezago en infraestructura por la falta de recursos, aunque la autoridad municipal se dijo comprometida en ir mejorando las condiciones que se tienen actualmente.

Finalmente, Octavio Jiménez Macías, aseveró que ya se está planeando la próxima evaluación de rastros municipales que se aplicará a finales de febrero y durante marzo, para que en abril ya se tengan los resultados actualizados sobre las condiciones de infraestructura, equipamiento y personal de dichos espacios.

Ingresa las palabras claves y pulsa enter.